Galicia incrementa un 3% la tasa de reciclaje de envases con respecto al año pasado


179


La colaboración ciudadana en la separación de residuos prosigue su línea ascendente en Galicia, redundando en la consecución de mayores tasas de reciclado en la comunidad gallega. De hecho, las cantidades de envases ligeros (envases de plástico, latas y briks) procedentes de la recogida selectiva del contenedor amarillo, y recepcionadas en la planta de clasificación de Sogama se han incrementado, durante los primeros siete meses del 2013, y respecto al mismo período del año anterior, en un 3 por ciento, pasando de las 11.852 procesadas en el 2012 a las 12.205.

 

Esto no hace más que evidenciar la mayor preocupación de la ciudadanía por su contribución a la recuperación de desechos y, por supuesto, el impacto positivo de las diferentes campañas de concienciación puestas en marcha durante los últimos años por el Gobierno de la Xunta de cara a que Galicia se aproxime, con paso firme, a las tasas medias de reciclado a nivel estatal y europeo.

 

Con ello, no solo estaremos en condiciones de alcanzar mayores beneficios ambientales, que también, sino económicos, ya que no debemos olvidar que los ayuntamientos reciben ingresos por los residuos que consiguen remitir a la industria recicladora, lo que les permitirá pagar menos a Sogama por la gestión y tratamiento de la basura en masa.

 

Pero, además de verse incrementadas las cantidades de envases ligeros recepcionadas en el complejo medioambiental de Cerceda, en el marco de las caracterizaciones realizadas durante el primer cuatrimestre del 2013, la calidad de la bolsa amarilla ha mejorado en 1,47 puntos, bajando del 29,66 por ciento de materiales incorrectamente depositados en el contenedor amarillo durante el año 2011, al 28,19 por ciento durante el año 2012.

 

“Separemos ben, reciclaremos mellor” refuerza la información y concienciación ciudadana

 

El objetivo de la Consellería de Medio Ambiente es continuar avanzando en estas cifras, de ahí la importancia de las actividades de información, concienciación y sensibilización social en la materia, y que en estos momentos tienen su máximo exponente en la campaña “Separemos ben, reciclaremos mellor”, que promueve conjuntamente con Sogama, Ecoembes y los Sistemas Integrados de Gestión de Pilas.

 

Iniciada a mediados del pasado mes de julio, se encuentra circulando de forma itinerante por numerosos concellos gallegos, previendo visitar en un año los más de 160 que así lo han solicitado.

 

A través de un aula móvil, monitores cualificados explican, a pie de calle y a todos los transeúntes interesados, las claves para colaborar en el sistema, especificando los residuos a depositar en los distintos contenedores habilitados en las vías públicas y solventando las dudas que al respecto éstos puedan presentar.

 

No obstante, está comprobado que el recipiente de color amarillo, uno de los que generan mayor confusión entre la población y que se destina a albergar envases de plástico, latas y briks, es fuente de errores para muchos ciudadanos al identificarlo con todo tipo de plásticos y no únicamente con los envases y envoltorios. Estas y otras cuestiones son clarificadas en el marco de esta iniciativa educativa, con un marcado carácter pedagógico, abordando las cuestiones que, a lo largo de estos años y fruto de la experiencia, se han evidenciado como más problemáticas, siendo susceptibles de modificación.

 

También se exponen las razones de la colocación de las trampillas (boca superior por la que deben introducirse los envases ligeros), obedeciendo a la necesidad de evitar el depósito de impropios y, en general, materiales de gran volumen que, en todo caso, vendrían a entorpecer el proceso de recuperación de residuos.

 

Asimismo, se clarifican las ratios de ubicación de los recipientes amarillos, lógicamente más distanciados de las viviendas en el ámbito rural debido a la mayor dispersión de la población, requiriendo, por tanto, de un mayor compromiso ciudadano en el correcto uso de los mismos.

 

“Precisamos tiempo”

 

Tal y como aseguran muchos expertos en la materia, no es que en Galicia hagamos una peor recogida selectiva que en otras comunidades españolas y Estados comunitarios, sino que hemos tardado más en incorporarnos al sistema y “necesitamos tiempo”; un tiempo que debe ser aprovechado al máximo para caminar al ritmo de Europa y alcanzar las tasas de reciclado de las que presumen los países más desarrollados y comprometidos con el medio ambiente.



RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.