Galicia mejorará el tratamiento de residuos con un plan de gestión específico de residuos industriales


478

27/10/2015

La Consellería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio contará en 2016 con un presupuesto de 254 millones de euros, un 6,64 por ciento más que en este ejercicio, lo que sitúa su crecimiento por encima del incremento medio de las cuentas de la Xunta. El departamento se marca tres líneas de trabajo fundamentales para el próximo año: la apuesta por las infraestructuras hidráulicas, la mejora en la gestión de residuos, y el desarrollo ordenado y sostenible de Galicia.

Así lo expuso la responsable de este departamento autonómico, Beatriz Mato, durante su comparecencia en el Parlamento de Galicia, donde explicó que estas cuentas fueron diseñadas “estableciendo prioridades y reforzando actuaciones imprescindibles para que Galicia siga siendo verde y azul”.

Para conseguirlo, el saneamiento de las aguas cobra una especial relevancia, en tanto supone “garantizar el presente y futuro de nuestra tierra”. Con el fin de avanzar en este cometido, la pasada semana se aprobó el nuevo Plan Hidrológico para la demarcación Galicia-Costa, con un presupuesto total de 655 millones de euros hasta 2021, de los que la Xunta aportará 423 millones.

Este esfuerzo presupuestario ya se refleja en los presupuestos del próximo año. Así, Augas de Galicia contará con un presupuesto inicial superior a los 100 millones de euros, un 16,7 por ciento más que este año. De este total, 54 millones se destinarán para obras hidráulicas, de los que 39 atardecer para nuevas infraestructuras. En este apartado tendrá especial importancia el saneamiento de las rías, con 24,6 millones de euros, un 146 por ciento de incremento con respecto a 2015. En concreto, las nuevas actuaciones se centrarán en las rías de O Burgo (optimización de la red de saneamiento en O Temple y A Pasaxe, o construcción del tanque de tormentas de Santa Cruz); en la red de Boiro en la ría de Arousa; en el saneamiento de la ensenada de A Malata en la ría de Ferrol; en la mejora de la EDAR de Viveiro y en la red de Celeiro; o en el Plan de saneamiento local de la ría de Pontevedra.

También se invertirán 15 millones de euros para finalizar obras de saneamiento actualmente en ejecución, como la EDAR de Vigo, la EDAR de Ribeira, o los colectores interceptores de Ferrol y Narón. Además, se incluye presupuesto para las depuradoras de Negreira, Malpica y Gandarío.

 

Gestión de residuos

Además del saneamiento, Mato marcó como uno de los principales objetivos la mejora en la gestión de residuos. Actualmente, Galicia cuenta con un “ambicioso” Plan de gestión de residuos urbanos 2010-2020. Gracias a esta hoja de ruta, ya se han conseguido importantes avances como la reducción de un 11 por ciento de la generación de residuos per cápita, o la merma en 11 puntos en el depósito en escombrera. Sin embargo, “no es suficiente”, por lo que en 2016 se destinarán 2,8 millones para seguir avanzando en la ejecución de este Plan, así como también se seguirá trabajando en el Programa de eliminación de puntos de vertido incontrolado. Al amparo del mismo, se han eliminado 411 puntos, de los que el 70 por ciento fueron erradicados este año. La previsión es eliminar 160 nuevos puntos de vertido incontrolados en 2016, gracias a un presupuesto de 1,3 millones de euros.

En este área, una de las grandes novedades será la puesta en marcha de un nuevo Plan de Gestión de Residuos Industriales de Galicia. Esta estrategia será complementaria a la de residuos urbanos, que vendrá acompañada de un “importante esfuerzo” en materia de prevención y reciclaje de los residuos industriales, una actuación en la que se invertirán un total de 3 millones de euros.

En la gestión de residuos, Sogama es un “instrumento fundamental”. Con el fin de ofrecer un mayor y mejor servicio a los ayuntamientos, se seguirá impulsando su crecimiento. El próximo año se comenzará a construir una nueva planta de compostaje en las instalaciones de la escombrera de Areosa, en la que se invertirán en total 3 millones de euros. Además, se iniciará la construcción de una nueva instalación de recuperación de envases procedentes de la basura en masa y se remodelará la actual planta de reciclaje, tratamiento y elaboración de combustible. Esta actuación, que tendrá una inversión total de 30 millones de euros, va a permitir un incremento de más del 36 por ciento de la capacidad de tratamiento del complejo. “O, dicho de otra forma, supondrá que podamos tratar todos los residuos domésticos que llegan a Sogama y reducir en más de un 30 por ciento el envío de residuo a la escombrera, así que sólo se desviará aquella parte de la basura que no pueda ser reempleada, reciclada o valorizada”, subrayó Mato.

 

Ordenación del territorio

La ordenación del territorio será otra de las prioridades. En este aspecto, la nueva Ley del Suelo será fundamental. Actualmente, está en trámite parlamentario, un proceso en el que se buscará conseguir el “máximo consenso”, tal y como hasta lo de ahora, habiéndose incorporado el 80 por ciento de los alegatos presentados. El texto recoge un triple objetivo: ordenación territorial, desarrollo rural y protección del paisaje. Además, marca una apuesta relevante: que no haya ningún ayuntamiento gallego sin PGOM. De hecho, para avanzar en el cumplimiento de esta premisa, se invertirán 3,1 millones de euros en ayudas para completar los planeamientos de los ayuntamientos, un 22,6 por ciento más que este año.

En lo que se refiere a esta materia, también se seguirá trabajando en el desarrollo del Atlas de los Paisajes de Galicia, un proyecto fundamental para la ordenación, mejora y restauración de los elementos que componen el territorio.

 

Conservación de la naturaleza

La lucha contra el cambio climático y la conservación de la naturaleza serán también líneas de trabajo fundamentales en 2016. Así, el presupuesto destinado al cambio climático ascenderá a 6,36 millones de euros, un 32,5 por ciento más que este año.

Por su parte, la Dirección General de Conservación de la Naturaleza también aumentará su financiación en un 26,5 por ciento. Entre sus principales actuaciones, se incluye el fomento de la protección del Parque Nacional de las Islas Atlánticas y de los otros seis parques naturales de Galicia, con 1,5 millones de euros; la reducción de amenazas en la Red Natura 2000, cuyo presupuesto se multiplica por cuatro; o actuaciones de preservación en lugares de especial importancia como la laguna y arenal de Valdoviño o la playa de las Catedrales.

En definitiva, remató Mato, las cuentas para 2016 buscan conseguir “una Galicia con una mejor ordenación, que apostará por el desarrollo del rural; con unas aguas saneadas y de calidad; con una gestión de los residuos que respondan a la regla de las tres erres (reducción, reciclaje y reutilización); con una lucha efectiva contra lo cambio climático; y con la máxima protección del patrimonio natural y la biodiversidad”.



RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.