Investigadores de la UPV y la UdG mejoran el aislamiento acústico de las placas convencionales con residuos de poda de naranjo


158

11/02/2015

Un equipo de investigadores del campus de Gandia de la Universitat Politècnica de València (UPV) y la Universitat de Girona (UdG) ha logrado desarrollar, a escala de laboratorio y a partir de restos de poda de los naranjos, placas que mejoran el aislamiento acústico de las convencionales de yeso hasta en un 150%.

 

Para obtener esta nueva placa aislante, se somete la materia prima procedente de la poda clásica del naranjo a un proceso de triturado, incorporando polipropileno, un plástico muy utilizado en juguetes y piezas de automóviles, entre otros productos.

 

 

Hasta 5 o 6 dB(A) más de aislamiento

 

Jesús Alba, científico de la UPV, explica la investigación, cuyos resultados aparecen publicados en revista Construction and Building Materials (Construcción y Materiales de Edificación): "Las placas obtenidas ofrecen un potencial de aislamiento acústico de unos 29 dB(A) (decibelo A, indicador del riesgo auditivo) y las convencionales de yeso laminado suelen estar en 27 dB(A)".

 

 

 

"Esos dos dB(A) de diferencia son importantes", prosigue Alba, "porque supondría mejorar la eficiencia acústica de las placas -respecto a las de yeso- un 50%. Y si utilizamos un material de solución doble, es decir, que incorpore dos placas y una lana absorbente entre ambas a modo de sándwich, la mejora es de unos 5 o 6 dB(A), lo que significa que aislaría más del doble que el sistema convencional".

 

 

 

 

Posible sustituto de materiales más agresivos con el medio ambiente

 

Tal y como indica el investigador de la UPV, estas placas responden a los objetivos del programa de investigación europea Horizonte 2020, "que apuesta por el uso de nuevos materiales de materia prima natural o reciclada. Podrían sustituir a materiales utilizados actualmente que son más agresivos con el medio ambiente".

 

Todo ello, al margen de la mejora en cuanto a rendimiento probada por el equipo conjunto UPV-UdG, que ha analizado las propiedades mecánicas del nuevo material, comparándolas con las de materiales compuestos convencionales.

 

"Las propiedades mecánicas son mejores que las de yeso, lo que se traduce en que, con una placa del mismo espesor, el aislamiento acústico es mayor. O, por otro lado, podemos reducir espesores para obtener los mismos aislamientos", apunta Jesús Alba.

 

 

Permitiría rentabilizar económicamente los restos de poda

 

Además, otras de las ventajas de este nuevo material es que permitiría sacar rendimiento a un subproducto agrícola como son los restos de poda de naranjo, con el consiguiente beneficio económico para el sector.



RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.