La Cátedra Iberdrola-USAL celebra la primera de una serie de jornadas relacionadas con sus proyectos de investigación


190

17/12/2014

Una jornada de la Cátedra Iberdrola-Universidad de Salamanca ha analizado el campo de la investigación científica en torno al tratamiento de emisiones de CO2, que incluye la captura, reutilización y disminución de este gas de efecto invernadero. La idea es mostrar a científicos, centros tecnológicos, empresas y a la sociedad en general este ámbito del conocimiento a partir de un proyecto de investigación que se desarrolla en Salamanca.

 

En el marco de las actividades de la Cátedra Iberdrola-USAL destaca en la actualidad el proyecto de I+D SIGMA, que pretende eliminar las emisiones de CO2 de las industrias y cuyos resultados “son excelentes desde el punto de vista científico”, ha afirmado en declaraciones a DiCYT Francisco Martín Labajos, director de la Cátedra, que recuerda que el proyecto consiste en la ionización de los gases por láser y su separación mediante espectrometría de masas. En la iniciativa están involucrados el Centro de Láseres Pulsados (CLPU) y el Servicio de Espectrometría de Masas de la Plataforma NUCLEUS de la Universidad de Salamanca y el objetivo último es evitar la emisión de gases relacionados con el cambio climático.

 

A partir del proyecto SIGMA, “queremos ofrecer una visión general sobre el marco legal y las distintas tecnologías que existen en investigación para el tratamiento de CO2, además del proyecto como caso de éxito”, comenta el director. Asimismo, en sintonía con los objetivos de la cátedra, se presentan las convocatorias de ayudas para proyectos de investigación en el ámbito de tratamientos de emisiones.

 

El proyecto SIGMA ya fue presentado el año pasado, pero no ha dejado de perfeccionarse. César Raposo, responsable del Servicio de Espectrometría de Masas, explica que “es el primer proyecto de este tipo en el que se trata de ionizar los compuestos y a continuación separarlos a presión atmosférica”, es decir, en condiciones similares a las que habría en industrias o centrales térmicas susceptibles de instalar un sistema de este tipo para evitar emitir CO2 a la atmósfera. Si los datos siguen siendo positivos, podría llegar a aplicarse de forma práctica.

 

 

Buscar sinergias

 

Este evento es el primero de una serie de jornadas que se van a programar a lo largo de dos años. El objetivo es exponer las líneas de investigación relacionadas con la Cátedra Iberdrola-USAL de una forma amplia y abierta a la sociedad, así como “buscar nuevas sinergias entre grupos de investigación de la universidad e Iberdrola”, apunta Martín Labajos.

 

También se pretende divulgar la ciencia a toda la sociedad. “Hay un gran número de técnicos municipales relacionados con medio ambiente, investigadores de grupos variados y algunos estudiantes. Se trata de presentar el estado de la investigación en tratamiento de emisiones de CO2 a cualquier persona interesada”, señala.



RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.