Las emisiones de GEI asociadas a la gestión de residuos municipales bajan más de un 7% en un año en Cataluña


220

04/11/2014

El secretario de Medio Ambiente y Sostenibilidad de la Generalitat de Catalunya, Josep Enric Llebot, ha presentado recientemente el estudio "Huella de carbono de la gestión y tratamiento de los residuos municipales de Cataluña 2012-2013", la principal conclusión es que esta huella en Catalunya se ha reducido un 10% en el último año. Esta reducción de gases de efecto invernadero es el equivalente a la de haber retirado de las carreteras de nuestro país unos 79.000 turismos durante el 2013.

 

En total, en 2013 la huella ha sido de unas 710.500 toneladas de CO2 equivalente, o, lo que es lo mismo, de 94 kg CO2 eq por habitante, considerando las emisiones generadas (1,4 Mt CO2 eq) y las evitadas (730.000 t CO2 eq). En el año 2012, la huella rozaba las 790.000 t CO2 eq. Este descenso se debe, fundamentalmente, a la disminución en la generación de residuos, la mejora cualitativa y cuantitativa del tratamiento de la fracción resto en plantas ya la reducción de los residuos que van directamente a depósito controlado, ha explicado Josep Enric Llebot.

 

Según Llebot, los resultados del estudio refuerzan la idea de que una correcta gestión de los residuos municipales, de acuerdo con la jerarquía de gestión (prevención, reutilización, valorización material, otras valorizaciones y finalmente eliminación), y teniendo en cuenta los múltiples efectos positivos sobre la economía (visión cíclica y generación de puestos de trabajo), contribuye a una menor emisión de gases de efecto invernadero (GEI), y puede suponer un ahorro de emisiones para otros ámbitos. También ha destacado que esta es una herramienta útil para la planificación de residuos en que la Agencia de Residuos de Cataluña (ARC) está inmersa (el Programa General de Gestión de Residuos y Recursos 2013-2020) "ya que introduce por primera vez el efecto que una gestión sostenible de los residuos puede suponer hacia el factor cambio climático, poniendo objetivos de reducción de gases de efecto invernadero y hacer el seguimiento ".

 

El estudio, elaborado por Inédit en colaboración con la Agencia de Residuos de Catalunya (ARC) y la Oficina Catalana del Cambio Climático (OCCC), ha utilizado una herramienta de cálculo desarrollada por el grupo de investigación SosteniPrA (Universidad Autónoma de Barcelona), que permite calcular la huella de carbono de la gestión de residuos municipales y es útil como soporte para una toma de decisiones con criterios ambientales en la gestión de residuos.

 

 

La huella de carbono por comarcas (2013)

 

Las comarcas que alcanzan altos valores de recogida selectiva y tratan previamente la fracción resto antes de su disposición final presentan una huella de carbono menor, ante las comarcas que tienen unos índices de recogida selectiva bajos y/o no tratan previamente la fracción resto sino que la destinan directamente a vertedero.

 

 

Nueva herramienta de consulta de las estadísticas

 

La ARC también ha desarrollado una nueva herramienta consultable en su web que permite consultar los datos estadísticos de residuos municipales, tanto a nivel municipal como comarcal. El director de la agencia, Josep Maria Tost, ha presentado esta herramienta que permite seleccionar municipios o comarcas concretas y fracciones de residuos específicas de diferentes años. También permite la realización de gráficos de generación y recogida selectiva para municipios, tipología de residuos, así como gráficos de recogida selectiva bruta y recogida selectiva de las fracciones ordinarias (FORM, vidrio, papel y cartón y envases).

 

 

El reciclaje real de los residuos municipales: El AT

 

En el marco del proyecto europeo R4R, Regions for Recyling, donde ha participado la ARC, se ha desarrollado un nuevo indicador llamado Destino reciclaje (AT) con el objetivo de evaluar la cantidad de residuos municipales que llegan realmente a las plantas de reciclaje. Según los datos de 2013, el AT de Cataluña ha sido del 32,45%, es decir, que una tercera parte de los materiales de los residuos domésticos realmente es la que se recicla. El resto se reutiliza directamente, se valoriza energéticamente o bien se destina a disposición final. El AT incluye tanto la recogida selectiva de residuos como las salidas de las plantas de selección y las salidas de las plantas de tratamiento de residuos destinadas a reciclaje.

 

El año 2013 en Cataluña el 83,9% de del AT total se separó en origen, el 8,4% provenía de plantas de selección y el 7,7% de plantas de tratamiento de residuos. Estos datos evidencian la importancia de hacer una buena separación de los residuos en los hogares.

 

Las regiones participantes en este proyecto además de Cataluña son Flandes (Países Bajos), Île-de-France (Francia), Limerick (Irlanda), y Estiria (Austria). Estas regiones consideran que el AT es un buen indicador de que se podría adoptar a nivel europeo para comparar los resultados de reciclaje.



RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.