MAGRAMA y Junta de Castilla y León analizan el estado de las actuaciones por valor de 1000 millones de euros del Plan Nacional de Calidad de las Aguas


182


El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA) y la Junta de Castilla y León han analizado en Valladolid el estado de ejecución de las actuaciones previstas en el Plan Nacional de Calidad de las Aguas (2007-2015).

 

La Comisión Mixta de seguimiento del Plan, que ha estado presidida por La directora general del Agua del Ministerio, Liana Ardiles, y el consejero de Fomento de la Junta de Castilla y León, Antonio Silván ha acordado, además, priorizar las actuaciones de depuración situadas en las localidades mayores de 2.000 habitantes/equivalentes y en las zonas sensibles.

 

Ardiles y Silván han destacado “la importancia de la colaboración y el trabajo conjunto entre las Administraciones para lograr sacar adelante proyectos que conllevan un importante beneficio para los ciudadanos, como es, en este caso, resolver los problemas de depuración en las localidades de Castilla y León”.   En el encuentro, al que también ha asistido el presidente de la Confederación Hidrográfica del Duero del MAGRAMA, José Valín —entre otros representantes del Ministerio y de la Junta—, se ha valorado el avance que ha conseguido en este último año el Plan de Calidad que tiene como objetivo seguir avanzando para conseguir que todos los municipios depuren adecuadamente sus aguas residuales, tal como establece la Directiva Europea.  

 

MÁS DE MIL MILLONES DE EUROS DE INVERSIÓN

 

El protocolo del Plan Nacional de Calidad de las Aguas, firmado en 2010, contempla para Castilla y León una cifra global de inversión que supera los 1.000 millones de euros, de los que el Gobierno central está aportando más de 340 millones y la Junta de Castilla y León más de 700 millones.

 

 

La directora general del Agua, en este punto, ha detallado que el MAGRAMA ya ejecuta obras por valor de más de 250 millones de euros de los 340 millones comprometidos: “Tenemos obras en ejecución por un importe de 95 millones de euros, hemos licitado obras ya por valor de 74 millones de euros, y se encuentran en trámite para su próxima ejecución obras por un importe de otros 95 millones de euros”, ha explicado Ardiles.

 

 

En la actualidad, el Ministerio está ejecutando en Castilla y León 20 obras de depuración contempladas en el Plan, a las que a corto plazo se sumarán otras 15 actuaciones una vez que concluyan los procesos de licitación ya iniciados.

 

En el último año se ha dado un gran impulso al desarrollo del Plan Nacional de Calidad de las Aguas en Castilla y León. Por parte del Ministerio, entre otras actuaciones, se han adjudicado las obras de construcción y explotación de la depuradora de Burgos (41,4 millones de euros), las obras de ampliación y explotación de la depuradora de Segovia (21,3 millones de euros), se han invertido más de 10 millones de euros en la adjudicación de las obras de mejora y ampliación de las depuradoras de Salamanca y Palencia, así como en la construcción del emisario de la Fuente Espina en Aranda de Duero y se han licitado obras como la construcción de la nueva EDAR de Soria.

 

INVERSIÓN DE LA JUNTA

 

Silván, por su parte, ha destacado la ejecución, por parte de la Junta, de actuaciones en materia de depuración de aguas, en diversas fases, por un importe global de más de 190 millones de euros.

 

El Gobierno regional destinará 50 millones de euros este año a actuaciones en materia de depuración. Destacan, entre otras, el abastecimiento mancomunado a Medina de Rioseco y comarca, la EDAR de León y colector de Valverde de la Virgen, EDAR de Ávila, nueva EDAR en Olmedo, El Espinar, el Polígono de El Bayo y Cabañas Raras, la EDAR de Melgar, de Sotillo y La Adrada, el colector de Zaratán, y la EDAR de Onzonilla y Riego de la Vega.

 

La depuración de los Espacios Naturales se considera como valor especialmente protegible y permite ayudar a pequeños municipios que no disponen de medios suficientes. Se han ejecutado las infraestructuras de Sierra de Gredos, Picos de Europa, Hoces del Río Duratón, Cañón del Río Lobos, La Fuentona, Sabinar de Calatañazor y Lago de Sanabria con una inversión superior a 20 millones de euros.

 

En estos momentos está en ejecución la obra de depuración de Las Batuecas con un coste superior a 3 millones de euros y están redactados los proyectos de Ojo Guareña, Sierra de la Demanda, Valle de San Emiliano, Hoces de Vegacervera, Las Médulas, Riberas de Castronuño, Montaña Palentina y los Arribes del Duero con una inversión superior a 60 millones de euros. Las actuaciones previstas en el marco del Protocolo entre ambas Administraciones se están ejecutando en cinco cuencas hidrográficas. La cuenca del Duero absorbe el 85% de la inversión (cerca de 900 millones de euros), la cuenca del Tajo un 8% del total (84 millones); la del Ebro el 4% (más de 44 millones); en el Miño-Sil un 3% (30 millones) y, finalmente, 1,7 millones de euros en la cuenca del Cantábrico.

 

PRIORIDAD DEL MAGRAMA CON APOYO DE CC.AA. Y AYUNTAMIENTOS

 

Una de las prioridades del MAGRAMA es garantizar el ciclo integral del agua, coordinando las actuaciones de abastecimiento, saneamiento, depuración y reutilización como la mejor fórmula para garantizar a los usuarios el agua en cantidad y calidad suficientes.

 

Para ello, según Ardiles,  es  fundamental, como ocurre en Castilla y León, contar con el respaldo de las Comunidades Autónomas y, sobre todo, de los Ayuntamientos, la administración competente en el saneamiento y la depuración de sus municipios.



RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.