Suez Environnement y Deinove investigan convertir residuos urbanos en etanol a través de las bacterias deinococos


186


La compañia francesa Deinove, especializada en tecnologías limpias que diseña y desarrolla una nueva generación de procesos industriales basados en la explotación de las bacterias deinococos, y Suez Environnement han firmado un contrato de colaboración de I+D como primer paso de un proyecto para explorar el posible desarrollo de una actividad industrial de transformación de residuos urbanos orgánicos en etanol por la acción de las bacterias deinococos.

 

Hasta ahora, estos residuos orgánicos se recuperan esencialmente por compostaje y metanización. La abundante disponibilidad de esta fuente de carbono, su coste, y su composición propicia al crecimiento de microorganismos, convierten a dichos residuos en candidatos realistas para ser recuperados de manera innovadora en el marco de la producción de moléculas de interés industrial, incluso en los mercados de las materias primas.

 

 

“En estos momentos en los que la humanidad se enfrenta al agotamiento de los combustibles fósiles y a la necesidad de desarrollar soluciones alternativas con una mejor huella de carbono, utilizar los residuos urbanos como materia prima es una de las soluciones de futuro más prometedoras”, declara Thierry Mallet, director de Innovación y Rendimiento Industrial de Suez Environnement. “Mediante nuestra colaboración con DEINOVE, pretendemos promover la creación de una filial industrial francesa avanzada que permita responder a estos desafíos”.

 

 

 

El programa de I+D tiene como objetivo definir las condiciones óptimas para producir etanol a escala

 

Deinove lleva colaborando seis meses con Suez Environnement, que pone a su disposición diversas fuentes de residuos procedentes de sus unidades de explotación. Los resultados de esta fase de investigación aguas arriba han confirmado que los sustratos suministrados se pueden transformar en moléculas de interés, en este caso, de etanol, por las bacterias de tipo deinococos.

 

En consecuencia, los socios han decidido poner en marcha un programa conjunto de investigación de dos años que, en su primera fase, se centrará en la optimización de las principales etapas de desarrollo del proceso:

 

  • Selección de los sustratos proporcionados por Suez Environnement y de las condiciones de pretratamiento;
  • Selección de una cepa de deinococos adaptada a estos sustratos;
  • Definición de las condiciones de producción fermentativa para lograr una tasa de producción de etanol satisfactoria en fermentadores de 20 L.El objetivo final es implementar en una planta de Suez Environnement una unidad de demostración de escala preindustrial que permita cualificar las condiciones de industrialización de esta nueva actividad.


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.