El barrio de Coronación de Vitoria da un paso más hacia la realidad de Ciudades Inteligentes de Carbono Cero



11/11/2021
Archivado en: Energía , Nº 233 Especial Bioenergía 2021

Las ciudades desempeñan un papel fundamental en la lucha contra el cambio climático, ya que sus niveles de consumo de energía y emisiones de CO2 contaminantes son especialmente elevadas y preocupantes. Aunque las ciudades ocupan solo el 3% de la superficie terrestre, representan entre un 60% y un 80% del consumo de energía, y el 75% de las emisiones de carbono. En este sentido, la necesidad de lograr que las ciudades y los asentamientos humanos sean inclusivos, seguros, resilientes y sostenibles es uno de los objetivos (ODS 11) marcados por Naciones Unidas en la Agenda 2030 para evitar pérdidas humanas, sociales y económicas. Lo cierto es que la densidad urbana permite más alternativas de vivienda energéticamente eficiente, transporte ecológico y prestación de servicios, lo que supone un abanico de posibilidades en constante evolución. Para materializarlo, es necesario explorar las posibilidades sostenibles cambiando la forma en la que las ciudades se planifican, financian, construyen y gestionan.

Con esta visión nace el proyecto SmartEnCity, mediante el cual 35 socios de seis países están trabajando juntos para que las Ciudades Inteligentes de Carbono Cero sean una realidad en Europa. A través del programa de investigación e innovación Horizonte 2020 de la Unión Europea, en el que se encuentra incluido, recibe la financiación necesaria para desarrollar estrategias de reducción de la demanda de energía y maximización del suministro de energía renovable con potencial como para reproducirse globalmente. De esta manera, están creando ciudades inteligentes con cero emisiones de carbono que sean más sostenibles e inclusivas, mejoren la calidad de vida de los ciudadanos, creen empleo y riqueza y ofrezcan igualdad de oportunidades de crecimiento.

Gracias a SmartEnCity y su búsqueda de la transformación de las ciudades hacia entornos urbanos sostenibles, inteligentes y eficientes, los países europeos se convierten en pioneros y referentes en el camino de potenciar sus recursos y economías. El concepto se está definiendo, planificando y aplicando en tres demostradores, entre los que se encuentra la ciudad española de Vitoria-Gasteiz (junto a Tartu, en Estonia, y Sondeborg, en Dinamarca). En ella, están llevando a cabo el proyecto mediante la rehabilitación energética de un número importante de viviendas, edificios públicos, calles y plazas del barrio de Coronación, tratándose de una magnífica oportunidad para la sostenibilidad de Vitoria y la mejora de la calidad de vida de sus vecinos.

Los socios de SmartEnCity han querido poner las miras aspiracionales reuniendo en el distrito español los principales desafíos en términos de modernización e implementación del concepto de ciudad inteligente. Tanto es así, que los promotores del proyecto identificaron en el barrio de Coronación, situado en el núcleo urbano de la ciudad, una zona de mayor prioridad dentro del inventario por su vulnerabilidad desde el punto de vista social y en habitabilidad, accesibilidad y eficiencia energética. La densidad de población es elevada (5% del total de población en Vitoria-Gasteiz), su edad media cada vez se incrementa más y se reconoce, además, como una zona de baja capacidad de ingresos, factores que hacen de Coronación un barrio que reúne las características idóneas para desarrollar este tipo de proyectos al verse beneficiado en mayor medida.

El barrio de Coronación ha sido el lugar elegido por el proyecto SmartEnCity para la instalación de una red de calor con biomasa que mejorará la eficiencia energética en 300 viviendas.

Desde 2016 y hasta mediados de 2021, los profesionales involucrados están ejerciendo las actividades de transformación del barrio en tres ejes: rehabilitación energética de las viviendas, renovación de espacios públicos e instalación de un sistema central de calefacción y agua caliente alimentado por biomasa para sustituir las calderas de gas y gasóleo. Las obras de rehabilitación incluyen el aislamiento térmico de fachadas y cubiertas, la instalación de dobles ventanas, donde han sido  necesarias y la conexión interior a la red de calor en las 300 viviendas que han participado en el proyecto, ayudando a las familias correspondientes a mejorar su eficiencia y economía. Además, para hacer el barrio más atractivo, están renovando centros deportivos, eclesiásticos y cívicos, calles y plazas. Por otro lado, se están esforzando para instalar en Coronación una infraestructura de energía renovable mediante la instalación de biomasa. Gracias a las calderas que están desarrollando, se reduce el consumo energético, se evita las emisiones de CO2 y se promueve el uso de fuentes de energía renovables y la reducción de la dependencia energética exterior con los combustibles fósiles. Además, se ponen en valor los recursos propios con el uso de biomasa forestal procedente de explotaciones sostenibles de bosques cercanos a Vitoria.

La creación de la red de calor de biomasa está impulsada por cuatro instituciones: Giroa-Veolia, referente mundial en la gestión optimizada de recursos; VISESA, EVE y el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz. Giroa-Veolia, en su compromiso por el desarrollo de las energías renovables, contribuye, junto al resto de entidades, al cumplimiento de las directrices europeas en materia de eficiencia energética y sostenibilidad.

La biomasa se está convirtiendo, cada vez más, en una alternativa energética en España. En los últimos diez años, la evolución de este tipo de combustible ha experimentado un crecimiento más que destacable. Según el Observatorio de la Biomasa, impulsado por la Asociación Española de Valorización Energética de la Biomasa (AVEBIOM), las instalaciones que utilizaban biomasa como fuente de energía en 2020 ascendían a casi 420.000. En 2010, esta cifra apenas superaba las 40.000 instalaciones.   

Una de las razones que pueden justificar este gran auge de las instalaciones de biomasa es la necesidad de buscar fuentes alternativas a los combustibles fósiles gracias, en gran medida, a la mayor concienciación existente no solo entre la población, sino también entre organizaciones y la Administración. En este sentido, la biomasa es una energía limpia cuyo precio final en el mercado ha ido disminuyendo con el paso de los años. A pesar de los beneficios que sin duda ofrece la biomasa y de su mayor popularización, sigue siendo una energía alternativa que genera desconocimiento entre los usuarios finales de nuestro país. Su fácil obtención, producción y su precio estable a lo largo del año la convierten en una buena opción para proyectos de eficiencia energética a largo plazo y estas ventajas son las que deben darse a conocer para continuar fomentando su uso frente a otras fuentes. Estas nuevas formas de consumo son las que permiten favorecer el desarrollo de zonas urbanas más eficaces y sostenibles, convirtiéndose en apuesta segura para la transformación de barrios como Coronación.

La red de calor con biomasa permite reducir el consumo energético, evitar emisiones de CO2 y promover el uso de fuentes de energía renovables para reducir la dependencia energética exterior con los combustibles fósiles.

De esta manera, de las cifras totales de instalaciones de biomasa en España, en la provincia de Álava se encuentran más de 5.000, donde Giroa-Veolia ha querido operar y aumentar su evolución a través del proyecto SmartEnCity. Las actuaciones previstas en Coronación permitirán reducir la demanda energética del barrio y sustituir el uso de energías fósiles por renovables, así como mejorar la habitabilidad de las viviendas y sus condiciones de confort. Los vecinos, además de participar de forma activa en la definición del proyecto, ahorrarán en su factura de calefacción y agua caliente. De hecho, el consumo realizado por cada vecino de Coronación, así como cualquier incidencia, se controla por una red de comunicación de fibra óptica, hasta el puesto de control remoto de Giroa- Veolia llamado Hubgrade, donde se procesa y se analiza las 24 horas del día los siete días de la semana.

El funcionamiento de la operativa consta de una sala de calderas en la que la compañía está trabajando para distribuir el agua caliente a las subcentrales de los edificios que se reparte a los módulos instalados en cada vivienda. La red, de la que ya han podido disfrutar los primeros edificios mientras se avanza con la fase final del despliegue, distribuye, con energía renovable, agua caliente sanitaria y calefacción a todos los bloques de viviendas y edificios privados conectados a la infraestructura. Para hacer efectivo el suministro de agua y calefacción de la nueva red, las calderas individuales de las viviendas adheridas al proyecto están siendo sustituidas por los nuevos intercambiadores de calor. Esta actuación, que se está llevando a cabo en los tramos ya terminados, avanzará a medida que vayan concluyendo las obras en las calles adyacentes.

Cada vecino de Coronación puede monitorizar su consumo y gestionar el servicio a través de una red de comunicación de fibra óptica que se conecta con Hubgrade, el centro de control de Giroa-Veolia.

El caso de Vitoria pone de manifiesto que otra forma de consumo energético es posible y beneficioso, no solo en términos medioambientales, sino también económicos, permitiendo divisar un horizonte cercano en el que las ciudades inteligentes sean una realidad. Con ellas, se busca no solo la reducción de la demanda energética, sino disponer de edificios e instalaciones más eficaces y responsables con el medio ambiente. El uso de la biomasa como fuente de energía principal también ayudará a aumentar el conocimiento sobre las energías alternativas, un factor clave para concienciar a la población de que ya existen energías limpias viables para reducir, en un futuro próximo, nuestra dependencia de los combustibles fósiles y contaminantes.  

En Veolia se analizan de manera pormenorizada cada una de las necesidades de los proyectos para dar siempre la solución óptima, sostenible y eficaz posible. De esta manera, las obras que se están realizando en el barrio de Coronación bajo el paraguas de SmartEnCity representan el esfuerzo de la compañía por ofrecer la mejor solución y dar respuesta al compromiso adquirido con la sociedad y con el medio ambiente. Gracias a este compromiso, se ha conseguido ofrecer un modelo sostenible, además de reducir el coste energético de las viviendas y dotar a los usuarios de herramientas de control del gasto y gestión del confort energético en sus viviendas.


Puedes descargar el artículo completo en PDF aquí.

Tags: Veolia.

1043

RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO