Incidencia de los materiales impropios sobre la calidad del compost producido en las plantas de Cataluña



11/04/2018
Archivado en: Residuos , Nº 197 Marzo - Abril 2017

La calidad del compost producido en las plantas de tratamiento biológico está influenciada por diversos factores. Entre estos se incluyen la cantidad y composición de los impropios existentes en la fracción orgánica de los residuos municipales (FORM) recogida selectivamente, así como diversas características de las propias plantas (p.e. el tipo de tratamiento utilizado o la duración de los procesos de descomposición y maduración). La aplicabilidad del compost como abono orgánico en actividades como la agricultura y jardinería necesita cumplir con criterios de calidad específicos (p.e. bajo contenido de metales pesados en el compost), de acuerdo con lo especificado en el Real Decreto 506/2013, de 28 de junio, sobre productos fertilizantes.

Este artículo resume el estudio “Análisis de la incidencia de los impropios de la FORM sobre la calidad del compost de las plantas de compostaje de Cataluña”.1 Este estudio se centró en el diagnóstico del efecto de los impropios y de otras variables (p.e. tipo de tecnología de descomposición de las plantas, duración de la producción, etc.) en la calidad del compost producido, que fue caracterizada a partir de diversas variables (p.e. presencia de metales pesados, conductividad eléctrica, test de autocalentamiento, etc.). Es decir, no únicamente demostrar que la presencia de impropios afecta la calidad del compost, hecho sobre el cual existen numerosos estudios, sino también valorar en qué grado y qué tipo de impropios presenta mayor efecto contaminante y sobre qué parámetros se refleja. Para ese fin, se procedió a un análisis basado en la estadística descriptiva univariante y bivariante y en el desarrollo de modelos de regresión múltiple. Se utilizó la base de datos de la Agència de Residus de Catalunya (ARC) referente a las caracterizaciones trimestrales de la FORM recogida selectivamente, incluyendo información sobre la presencia y composición de los impropios, así como las analíticas de compost producido durante el periodo 2010-2014. Esta base de datos exhaustiva es única y ya fue analizada en estudios previos. Por ejemplo, Puig Ventosa et al. (2013) se centró en el estudio de la relación entre el nivel de impropios existente en la FORM y los factores socio-económicos y tipología de los servicios de recogida de los municipios de Cataluña.

Los siguientes apartados del presente artículo se estructuran de la siguiente forma: en el segundo apartado se caracterizan las plantas de tratamiento biológico consideradas en el análisis; en el tercer apartado se presenta las caracterizaciones de la FORM; el cuarto apartado incide sobre la calidad del compost producido en las plantas consideradas; y el quinto apartado presenta las conclusiones.

Las plantas de tratamiento biológico

Este artículo se centra en el análisis de 21 plantas de tratamiento biológico de Cataluña (Figura 1).2 Estas plantas realizan el tratamiento de la FORM recogida selectivamente según el proceso de compostaje o de digestión anaeróbica con posterior compostaje. La capacidad de tratamiento, medida en toneladas (t) de FORM tratadas al año, toma un promedio de 18.857 t/año, representando los Ecoparcs de Barcelona y de Montcada i Reixac la capacidad máxima (90.000 t/año) y la planta de Boadella i les Escaules la mínima (100 t/año)3. El tipo de gestión de las plantas varía de forma casi equitativa entre privadas y públicas (Tabla 1). 

Las plantas analizadas presentaron una duración media del proceso de descomposición y maduración de la FORM de 79,8 días. El diámetro de paso del tromel de pretratamiento es de 80 mm en todas las plantas, mientras que el del tromel de refinado varía entre 10 y 16 mm (Tabla 2). 

Características de la fracción orgánica de los residuos municipales (FORM) recogida selectivamente

Según los datos presentados en la Tabla 3, se trataron, en promedio anual, 364.661 t entre 2010 y 2014 en las 21 plantas analizadas. Las salidas de compost alcanzaron un promedio anual de 40.109 t, representando el 11% de la FORM tratada, un valor inferior al esperado teniendo en cuenta las mermas normales en un proceso de compostaje, y provocado por las pérdidas de materia orgánica en el rechazo generado en el pretratamiento. En relación al rechazo, este representó, en promedio, el 40% de la FORM tratada. Se estima que por cada 2,9 t de rechazo, 1 t se refiere a impropios, correspondiendo la diferencia a material orgánico perdido. La proporción de los impropios con respecto a la FORM tratada alcanzó un promedio de 13,9%.4

Un análisis más detallado sobre la presencia de los impropios al nivel de planta indica que la mayoría de las plantas recibió la FORM con un contenido en impropios entre el 0 y el 15% durante el periodo analizado. Los valores oscilaron entre un mínimo de 0,2% en 2010 y un máximo de 26,08% en 2012. En los últimos tres años del análisis se observó un incremento en el número de plantas con un nivel promedio de impropios superior a 15% (Figura 2).

En relación a la composición de los impropios, el plástico, las bolsas de plástico y el papel fueron los tres materiales más predominantes con porcentajes de 3,18%, 1,52% y 1,47% de la FORM, respectivamente. En el lado opuesto, los metales no férricos, impropios especiales y voluminosos tuvieron menor presencia en la FORM con 0,2%, 0,11% y 0,04% del total, respectivamente (Figura 3).


Puede descargar aquí el artículo completo.

Tags: .

5731

RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.