10,2 millones de euros por el contrato de operación y mantenimiento de la depuradora de Os Praceres

Se encuentra en Pontevedra y comprende los próximos 2 años


178

La Xunta de Galicia continúa el servicio que garantiza la depuración de aguas residuales de los municipios de Marín, Poio y Pontevedra, teniendo en cuenta que Pontevedra es la única gran ciudad en la que el Ayuntamiento no gestiona la depuradora municipal

Dados los elevados costes energéticos del sistema de tratamiento, el nuevo contrato excluye la gestión energética, que será asumida por la Xunta a través de un mecanismo centralizado, con el objetivo de reducir el impacto de la factura eléctrica.

Las empresas interesadas tienen hasta el 7 de marzo para presentar sus ofertas.

Desde este otoño, la Xunta viene operando en fase de pruebas las obras de mejora de la depuradora de Os Praceres, en la que está invirtiendo 16,5 millones de euros y que se complementan con el nuevo emisario submarino, que se está ejecutando con una inversión de 12 millones de euros.

La mejora de la depuradora y la construcción del nuevo emisario submarino forman parte del Plan de Saneamiento Local elaborado por la Xunta y en diálogo con los ayuntamientos y marisqueros de la ría, que prevé una inversión global de 47 M €

La Consejería de Infraestructuras y Movilidad, a través de Aguas de Galicia, ha licitado por 10.192.193 euros el contrato de explotación y mantenimiento de la depuradora de Os Praceres y sus instalaciones asociadas, en Pontevedra, para la los próximos 2 años.

La plataforma Contratos Públicos de Galicia publica la licitación de este contrato, a la que las empresas interesadas pueden presentar sus ofertas hasta el 7 de marzo.

El contrato licitado cubre la gestión y conservación de las actuales instalaciones de Os Placeres, que recibe y trata las aguas residuales de los municipios de Pontevedra, Marín y Poio, por un plazo de ejecución de 24 meses. El mismo contrato también prevé la posibilidad de prórroga por un período máximo de 36 meses. Esto eleva el valor estimado de este contrato a algo más de 24 millones de euros, teniendo en cuenta el importe correspondiente a las ampliaciones contractuales y también las variaciones al alza previstas para las cantidades de reactivos a dosificar y residuos a tratar.

En la planta de tratamiento de agua de Praceres, el proceso de tratamiento consiste en un desbaste grueso y fino, desengrase-desengrase, tratamiento fisicoquímico primario con decantación lamelar, tratamiento biológico con tecnología MBBR, decantación de lastre, desinfección UV y bombeo emisario.

El tratamiento de fangos tiene dos líneas: la línea de fangos primaria compuesta por espesador estático, digestor anaeróbico y silo de fangos, y la línea de listones secundaria formada por tambores de espesamiento y deshidratación centrífuga.

Dados los elevados costes energéticos del sistema de tratamiento, el nuevo contrato de explotación excluye la gestión energética, que será asumida por la Junta a través de un mecanismo centralizado, con el objetivo de reducir el impacto de la factura eléctrica.

Cabe recordar que la construcción de la depuradora de Os Praceres ha sido declarada de interés general por la Comunidad Autónoma, siendo Pontevedra la única gran ciudad en la que el Ayuntamiento no gestiona la depuradora municipal.

El Ayuntamiento de Pontevedra trasladó a Aguas de Galicia en 2007 el servicio de mantenimiento de la depuradora de Os Praceres, que recibe y trata las aguas residuales de los municipios de Pontevedra, Marín y Poio. En ese momento, las instalaciones se limitaban a ofrecer un tratamiento físico-químico y posteriormente se ampliaron para completar la depuración con tratamiento secundario y desodorización, entre otras mejoras.

Desde el pasado otoño, los nuevos sistemas de tratamiento se encuentran en fase de prueba en el marco del contrato de las obras de mejora que lleva a cabo la Xunta. Tras una inversión autonómica de 16,5 millones de euros, la reforma tecnológica implantada mejorará a corto plazo el tratamiento de aguas residuales en los municipios de Marín, Poio y Pontevedra, y cumplirá con los límites de vertido marcados por la directiva europea.

La prestación de servicios de saneamiento y abastecimiento es una responsabilidad municipal. Sin embargo, la Xunta de Galicia viene brindando apoyo técnico y financiero a los municipios que lo necesitan.

Actualmente, el cuerpo hidráulico de la Xunta es el encargado de brindar estos servicios de tratamiento en 29 plantas de tratamiento de aguas residuales.
En esta línea, el departamento que preside Ethel Vázquez, continúa trabajando con el objetivo de intensificar el apoyo a los municipios, a través de la Ley para mejorar la gestión del ciclo integral del agua, que gestionará los servicios de agua de forma profesional en aquellos municipios que así lo soliciten de forma voluntaria.

 

Plan de saneamiento local

La cooperación de la Xunta con la comarca de Pontevedra permite la mejora de la calidad de vida de las poblaciones asentadas en torno a la ría, el aumento de la competitividad económica y la promoción del turismo, así como la mejora de la productividad en el marisco. sector.

En esta zona, la Xunta está implementando el nuevo emisario submarino de los Placeres, que permitirá un mejor retorno de agua limpia a la ría, cumpliendo los compromisos adquiridos con la UE. Estas obras suponen una inversión autonómica de 12 millones de euros.

Tanto la mejora de la depuradora como la construcción del nuevo emisario submarino forman parte del plan de saneamiento local elaborado por la Xunta tras un minucioso análisis del sistema actual que se ha dialogado con los ayuntamientos y mariscadores de la ría y que prevé un total Inversión de 47 millones de euros.

Las intervenciones de saneamiento de la ría de Pontevedra se financian con fondos europeos del programa operativo Feder Galicia 2014-2020.

RRSS


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA