11,6 millones de euros para la reforma de la planta depuradora de Orihuela-Casco

La actuación permitirá el tratamiento de 8.000 m3 de agua al día además de reducir las molestias para los núcleos de viviendas próximos a la planta


483

La Conselleria de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica destina 11,6 millones de euros a la remodelación integral de la planta depuradora de Orihuela-Casco.

El Pleno del Consell autorizó la inversión de 9,6 millones de euros -presupuesto de ejecución sin IVA- que gestionará la Entidad Pública de Saneamiento de Aguas Residuales (EPSAR), dependiente de la conselleria, con el fin de renovar las instalaciones que explota y mantiene el Ayuntamiento oriolano.

El proyecto tiene por objeto la modernización integral de las instalaciones de tratamiento. A tal efecto, se van a incorporar distintos avances tecnológicos en los distintos procesos de tratamiento, adecuando el vertido de agua tratada a las condiciones impuestas por la Confederación Hidrográfica del Segura.

El proyecto va a permitir aumentar considerablemente la disponibilidad de agua recuperada para su reutilización, al dotar a la instalación de un nuevo tratamiento terciario con capacidad para 8.000 m3 diarios de agua. 

Asimismo, la actuación reducirá significativamente las molestias para los núcleos de viviendas próximos a la instalación en materia de olores, ruidos e impacto visual.

La reforma de Orihuela-Casco, prevista en el plan de obras trianual de la EPSAR, se suma a la de Orihuela-Costa que cuenta con un presupuesto de 6.663.111 euros para la renovación y mejora del sistema de saneamiento.

Este mes de diciembre el bipartito de Orihuela dio luz verde al proyecto remitido por la EPSAR para Orihuela-Costa hace ahora tres años cuya mejora aumentará la fiabilidad del sistema de saneamiento y repercutirá, asimismo, en la mejora de la calidad de agua para las comunidades de regantes de la zona, quedando pendiente que el consistorio ponga a disposición los terrenos para la ejecución de las obras, lo cual no impedirá la pronta licitación de las mismas.

En el caso de Orihuela-Casco, la Corporación local debe dar conformidad al proyecto, certificar la compatibilidad urbanística así como poner a disposición los terrenos para la ejecución de las obras.

RRSS


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA