Atlantic Copper sigue avanzando hacia un modelo productivo sostenible y en línea con la economía circular

La Compañía onubense ha puesto en marcha un proyecto de recuperación de aguas y ha cerrado un acuerdo de suministro de energías procedentes de fuentes renovables


318


La compañía onubense Atlantic Copper sigue avanzando hacia un modelo productivo sostenible y alineado con la economía circular. Es por ello que, en el último año, ha puesto en marcha varias iniciativas enfocadas a una nueva reducción en el consumo energético, al reaprovechamiento de los recursos disponibles y a la utilización de fuentes de energía renovables. En este sentido, los datos reflejan que este nuevo modelo no está reñido con los buenos resultados económicos y de producción, pues el Complejo Metalúrgico de Huelva ha batido su récord de fusión de concentrado de cobre, con 1.104.000 toneladas, y ha incrementado su facturación en un 9%, hasta los 1.950 millones de euros, con el menor consumo unitario de energía de toda la serie histórica, más bajo aún que el de años anteriores con los que se situó como líder mundial de eficiencia energética. Así lo han explicado esta su directora General Económica Financiera, Macarena Gutiérrez, y su director general de Metalurgia, Miguel Palacios, en un encuentro con periodistas celebrado en la Sede Santa María de La Rábida de la Universidad Internacional de Andalucía (UNIA), en Huelva.

La preocupación de Atlantic Copper por llevar a cabo un proceso productivo responsable es una constante en sus casi cincuenta años de historia, en línea con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) planteados en 2015 por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en su Agenda 2030.

Por ello, en su ámbito de actuación, la compañía onubense desarrolla su actividad utilizando siempre las tecnologías calificadas por la Unión Europea como Mejores Técnicas Disponibles (BAT, en sus siglas en inglés) y mantiene numerosos acuerdos de colaboración con las mejores universidades y centros tecnológicos para el desarrollo de la I+D+i, un área en el que invierte en torno a los 10 millones de euros anuales. Entre los principales proyectos de innovación, destacan aquellos dirigidos a la recuperación del calor del proceso productivo de sus instalaciones, de manera que se genere un mayor autoabastecimiento de energía.

Asimismo, Atlantic Copper ha estado trabajando en dos vías fundamentales que redundan en la sostenibilidad de su modelo de producción. Por un lado, un proyecto que tiene como objetivo maximizar la recuperación de agua utilizada en el proceso productivo, de manera que puedan ser reutilizadas, reduciendo, por consiguiente, su huella hídrica.

Por otro durante 2018 la empresa ha estado trabajando en un acuerdo que ha terminado de cerrar en el primer mes del presente año: su primer contrato de compra de energía a largo plazo (PPA), a través de Fortia Energía, primera comercializadora independiente de energía de España para grandes consumidores industriales. Dicho contrato es el primer paso encaminado hacia el objetivo de alcanzar que la electricidad consumida en la planta de Huelva, proceda mayoritariamente de fuentes renovables. El contrato global de Fortia tendrá un impacto medioambiental importante, ya que permitirá una reducción de más de 1 millón de toneladas de CO2 emitidas a lo largo de los diez años, si sustituyen a una central de ciclo combinado, o unos 2,7 millones, si sustituyen a una central de carbón.

Récord de fusión de concentrado

La actividad principal del Complejo Metalúrgico de Huelva está muy relacionada en sí misma con los principios de la economía circular, ya que está orientada al aprovechamiento integral de materias primas con contenido de elementos valiosos, con el objetivo de recuperarlos y ponerlos en el mercado. Más de las tres cuartas partes de su principal producto, el cobre, son consumidas por los sectores de la construcción, electricidad, transporte y electrónica.

En este sentido, durante 2018 la compañía batió su récord de fusión de mineral concentrado de cobre, al alcanzar las 1.104.000 toneladas. En total, se han obtenido 283.000 toneladas de cátodos de cobre. La producción y venta de ácido sulfúrico también ha sido muy destacada, 1.097.000 toneladas de este producto que tiene aplicación en numerosos sectores industriales para la fabricación de abonos y fertilizantes, pigmentos o detergentes, entre otros muchos. Asimismo, en 2018, Atlantic Copper comercializó 608.000 toneladas de silicatos, 85 toneladas de plata y 7 toneladas de oro.



RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.