Autorizada la licitación del nuevo contrato de mantenimiento de las plantas de transferencia de Sogama

Esta red está conformada por 20 instalaciones situadas en lugares estratégicos de la comunidad gallega, 5 en la provincia de Pontevedra, 7 en la de Lugo, 6 en la de a Coruña y 2 en la de Ourense


187


La Xunta de Galicia, a través de la Sociedade Galega do Medio Ambiente, licitará, por un importe de 24.308.100 euros (+ IVE), el servicio de operación y mantenimiento de su red de plantas de transferencia, conformada por 20 instalaciones distribuidas estratégicamente por el conjunto del territorio gallego para dar servicio a los municipios limítrofes.

El Consello de la Xunta, en su reunión de ayer, autorizó el acuerdo por el que la entidad puede avanzar en el concurso de este servicio, estipulado inicialmente para un período de 3 años, que podrá ser prorrogado de forma expresa incluso un máximo de 5, con una posible prórroga excepcional de otro año más.

En este nuevo contrato se establecen una serie de mejoras que redundarán en un óptimo funcionamiento de estas instalaciones, como es la actualización de los sistemas y equipos informáticos, la sustitución, en los supuestos designados, de las depuradoras existentes o bien su ampliación o modificación, obras menores de acondicionamiento, así como diversas acciones de índole medioambiental.

El objetivo último de este concurso es que Sogama siga prestando, en igualdad de condiciones y en el marco de los principios de equidad y solidaridad, un servicio de calidad a los ayuntamientos adheridos a su modelo, evitando de esta forma que las distancias que, en algunos casos, pueda haber entre estos y su centro de tratamiento de Cerceda (A Coruña), representen algún tipo de limitación.

En este sentido, cabe recordar que precisamente la empresa pública apostó en su momento por poner en marcha una red de plantas de transferencia para solucionar la dificultad logística que suponía la elevada dispersión de la población gallega, posibilitando que todos los municipios de la comunidad, con independencia de sus características y situación geográfica, recibieran las mismas prestaciones y que no vieran incrementados los costes derivados de la necesidad de recorrer en algunos casos largas distancias para dar un correcto tratamiento a sus desechos.

La labor de las plantas de transferencia es precisamente la de trasvasar  los residuos urbanos desde los camiones de recogida municipal a contenedores de gran capacidad (40-43 metros cúbicos) aptos para ser transportados, por tren o carretera, a largas distancias y en las mejores condiciones de seguridad, higiénicas y ambientales.

Por tanto, en este tipo de instalaciones no hay almacenamiento, manipulación o tratamiento de desechos, contando, aun así, con las medidas de protección ambiental más exigentes. Habitualmente se encuentran situadas en polígonos industriales y están conformadas por una nave cerrada que impide la emisión de ruidos hacia el exterior de la instalación, equipos de aspiración y filtrado de aire en las tolvas de descarga, lo que evita la emisión de polvo y malos olores, y sistemas de depuración de aguas.

MAPA

La primera planta de transferencia en ponerse en funcionamiento fue la de Vigo (Guixar), en el año 1995, incorporándose progresivamente las 19 restantes a la infraestructura industrial de Sogama: Corcubión, Boiro, Narón, Santa Comba, Santiago de Compostela y Ortigueira, en la provincia de la Coruña; Lugo, Viveiro, Barreiros, Monforte de Lemos, Chantada, Sarria y Becerreá, en la de Lugo; Vigo, O Porriño, Ribadumia, O Rosal y Silleda, en la de Pontevedra; y Ourense (San Cibrao das Viñas) y a Rúa, en la provincia de Ourense.

Tags: Sogama.


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.