Bizkaia realiza una prueba piloto de informatización en garbigunes

La experiencia piloto se desarrollará durante tres meses en las instalaciones de Durango, Getxo, Markina, Mungia y Santurtzi

Elena Unzueta y el gerente de Garbiker con los dispositivos electrónicos


828


La Diputación Foral de Bizkaia ha iniciado este mes de enero una prueba piloto de informatización en garbigunes con el objetivo último de mejorar el servicio que se presta en estas instalaciones. Esta prueba se desarrollará durante un período de tres meses, de lunes a domingo, en los garbigunes de Durango, Getxo, Markina, Mungia y Santurtzi con la ayuda de un dispositivo electrónico conectado a una plataforma web en el que el personal de estos puntos limpios recogerá diferentes datos sobre las personas usuarias y los residuos que se depositan.

"La evolución y el crecimiento experimentado por los garbigunes desde que se pusiera en marcha el primero de ellos en Basauri en 1997 ha generado la necesidad de implementar nuevas medidas de gestión que actualicen las existentes y sean más acordes con las necesidades actuales de estos 23 garbigunes. Nos debemos a la ciudadanía y tenemos que hacer lo posible para que los servicios que prestamos tengan unos estándares de calidad altos y adecuados a sus necesidades. Esto incluye la incorporación de nuevas tecnologías en los procesos y también la implementación de nuevas maneras de hacer, como en esta iniciativa", ha explicado la diputada de Sostenibilidad y Medio Natural, Elena Unzueta, en la presentación pública de esta prueba piloto, desarrollada de la mano de la empresa pública foral Garbiker.

Tres son los focos de atención de esta iniciativa: las personas usuarias, los residuos y el propio reglamento de funcionamiento de los puntos limpios de Bizkaia. Porque, precisamente, los objetivos más inmediatos son los de:

Recoger información sobre el tipo de personas usuarias que acceden a ellos y los colectivos a los que pertenecen y comprobar así su correspondencia con el público objetivo de estas instalaciones.
• Establecer los horarios más habituales de acceso y la frecuencia de utilización de los garbigunes para determinar su el servicio ofrecido se corresponde con la demanda real.
• Controlar la entrada de los residuos recepcionados.
• Llevar un registro inmediato del tipo de residuos que se llevan a las instalaciones, para establecer si sería necesario ampliar la lista de los que se admiten actualmente.
• Comprobar la idoneidad del reglamento en la situación actual.

Con la puesta en funcionamiento de esta prueba piloto, el personal de los garbigunes solicitará en la entrada a los mismos la identificación del tipo de residuo que se va a depositar y el DNI para identificar a quienes van a utilizar las instalaciones. Además, las y los trabajadores de los puntos limpios también realizarán un registro de las salidas de los garbigunes.

Con toda la información recabada durante estos tres meses, se analizará la posibilidad de extender este sistema al resto de la red de garbigunes del territorio y se definirán las mejoras a aplicar de cara a esa mejora del servicio, que es el objetivo final de esta experiencia piloto.



RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.