Buenas perspectivas para la gestión de residuos industriales y peligrosos

Luis Palomino, Secretario General de ASEGRE


1017

24/02/2020

Entidad

ASEGRE


24/02/2020
Archivado en:
Residuos
Opinión
España

Por Luis Palomino, Secretario General de ASEGRE


 

El continente europeo vive momentos de incertidumbre muy condicionados por el escenario internacional, donde la economía global muestra signos de estancamiento. La industria manufacturera está en contracción y Alemania está ya en su punto más bajo desde la Gran Recesión. Asimismo, los últimos resultados electorales en Reino Unido facilitan la puesta en marcha del Brexit acordado con Bruselas mientras Estados Unidos y China continúan su guerra comercial con un trasfondo sobre quién será la potencia líder en los próximos años.

Sin embargo, pese a la incertidumbre actual, la Unión Europea ha conseguido sacar adelante una nueva Comisión Europea con dos cabezas visibles en materia ambiental: el vicepresidente, Frans Timmermans, que coordinará el Pacto Verde Europeo, y Virginijus Sinkevicius que es el nuevo comisario de Medio Ambiente y Océanos. El primero tendrá una orientación más política y transversal y el segundo abordará cuestiones más sectoriales.

Precisamente, el Pacto Verde Europeo se presentó a mediados del pasado mes de diciembre y supone una gran oportunidad para el sector medioambiental. La nueva presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, calificó este pacto como “el hombre en la Luna” de los europeos e incorpora una hoja de ruta con acciones para impulsar el uso eficiente de los recursos para dar paso a una economía circular, detener el cambio climático, revertir la pérdida de biodiversidad y reducir la contaminación. Además, describe las inversiones necesarias y los instrumentos de financiación disponibles y explica cómo garantizar una transición justa e integradora.

No cabe duda de que 2020 va a ser un año crucial gracias a esta potente iniciativa política, de la que queremos destacar algunas de las acciones legislativas que tendrán mayor impacto en el sector de la gestión de los residuos industriales y peligrosos. Una de las principales es el hecho de que la estrategia industrial de la UE para los próximos diez años estará centrada en la transformación verde y digital para cumplir con los objetivos en materia de clima y energía. Para ello, la Comisión presentará a principios de 2020 el Plan de Inversiones para una Europa Sostenible con el fin de contribuir a alcanzar las necesidades de inversión. Al menos el 25 % del presupuesto de la UE a largo plazo deberá dedicarse a la acción por el clima y el Banco Europeo de Inversiones ofrecerá apoyo adicional. Estas medidas irán incluidas en la Estrategia de Financiación Ecológica en el año 2020.

Asimismo, se presentará un nuevo Plan de Acción de Economía Circular para todos los sectores. En particular, nos gustaría destacar que se va a implantar un modelo a escala europea para la recogida separada de los residuos. Además, se frenará la exportación de residuos fuera de la UE y se revisará la normativa relacionada para evitar las exportaciones ilegales.

También va a continuar avanzando la estrategia sobre plásticos que se estableció en 2018 y se impulsará una nueva legislación relativa a las baterías partiendo del informe de evaluación que encargado por la Comisión Europea en 2019. La evaluación incluye puntos como el manejo de sustancias peligrosas en las baterías, la recolección y el reciclaje de las baterías usadas. 

Al ser uno de los principales agentes nacionales y europeos que fomentan la economía circular y empleos verdes reales, ASEGRE considera que los planteamientos del pacto verde europeo serán realidad en la medida que se puedan crear mercados fuertes de materias primas recuperadas, basados en una elevada demanda. Para ello, se debe garantizar un tratamiento adecuado de los residuos, homogéneo y riguroso. Otro aspecto fundamental es el reconocimiento de la aportación del sector de los residuos en la lucha contra el cambio climático, por su capacidad de evitar emisiones a través de la recuperación de materias y energía de los residuos. 

En el ámbito español vemos el año 2020 con optimismo y con la esperanza de que consigamos también un cambio de modelo en nuestro país hacia un régimen de responsabilidad compartida en la gestión de los residuos industriales y peligrosos, como ya tienen en Alemania, Francia y Polonia, que otorgue a todos los operadores de la cadena una responsabilidad equivalente a su relevancia en la gestión del residuo. 


Artículo publicado en el número 219 Noviembre/Diciembre 2019.

Tags: ASEGRE.


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.