Calordom, Gebio y Erbi, primeras empresas que obtienen el sello de calidad 'Instalador de Biomasa Certificado'

Avebiom defiende la idea de diferenciar en el mercado a las empresas que apuestan por ofrecer al cliente garantías de calidad y control de las instalaciones

De izquierda a derecha: Felipe Romero (ICCL), Javier Díaz (presidente de Avebiom), Primitivo Málaga (Gebio), Juan Cabello (Calordom), Luis Silva Lamelas (Erbi) y Javier Vielba (ICCL)


426


El presidente de Asociación Española de Valorización Energética de la Biomasa (Avebiom), Javier Díaz, ha hecho entrega esta mañana a los representantes de CALORDOM, GEBIO y ERBI del sello de ‘Instalador de Biomasa Certificado’ (IBC), lo que las convierte en las tres primeras empresas españolas en obtener esta certificación.

“Una marca que avala la calidad y la especialización en la instalación, operación, mantenimiento y reparación de instalaciones térmicas de biomasa”, según ha indicado Díaz en un acto que ha tenido lugar en la sede de la Confederación Nacional de Asociaciones de Empresas de Fontanería, Gas, Calefacción, Climatización, Protección contra Incendios, Electricidad y Afines (Conaif).

El presidente de Avebiom ha destacado la importancia de “apostar por ofrecer al cliente garantías de calidad y control de las instalaciones y poder diferenciar en el mercado a las empresas que ejecutan de forma profesional su trabajo”.

Según datos del Ministerio de Industria, en España hay más de 30.000 empresas capacitadas para realizar instalaciones térmicas en edificios (RITE). Según estimaciones del Observatorio Nacional de Biomasa, que gestiona Avebiom desde 2009, un 27% de esas empresas ha operado con equipos de biomasa al menos en una ocasión.

A finales de 2018 funcionaban en España casi 300.000 instalaciones de biomasa para uso térmico. La mayor parte son equipos de pequeña potencia, estufas y calderas de menos de 50 kW para el sector de la calefacción doméstica.

Certificación

Este sello se ha puesto en marcha en colaboración con el Instituto de la Construcción de Castilla y León (ICCL), que actúa como entidad de certificación en todo el territorio nacional. ICCL, como entidad de certificación externa, aporta al modelo desarrollado por Avebiom la garantía de imparcialidad, competencia técnica, transparencia y confidencialidad necesarias a lo largo de todo el proceso de certificación. El alcance de la certificación se extiende a toda la cadena de valor, incluyendo el diseño, montaje, operación, mantenimiento y reparación de instalaciones.

El director técnico de ICCL, Felipe Romero, y el responsable de certificación de esta entidad, Javier Vielba, pusieron de manifiesto que esta certificación “nace con vocación nacional, de manera que muy pronto va a permitir ofrecer garantías de calidad a través de empresas de toda España”. De hecho, dijeron, las tres primeras certificaciones “ya reflejan esa tendencia, dado que se trata de empresas de Andalucía, Madrid y Castilla y León”.

Para obtener el sello, los instaladores tienen que cumplir una serie de requisitos definidos en la ‘Carta de Calidad’ en cuanto a su organización, el grado de especialización, la experiencia demostrada, las condiciones de prestación del servicio, la respuesta ante el cliente, la disponibilidad de personal técnico cualificado y los recursos materiales disponibles.

Esta ‘Carta de Calidad’ recoge, entre otras exigencias, el compromiso de informar al cliente de las condiciones idóneas en las que debe realizarse la instalación y el mantenimiento, así como el de asesorar para elegir la solución técnica más eficiente; y la obligación de entregar una factura detallada conforme al presupuesto aprobado.

Para acceder a la certificación, la empresa tiene que contar en plantilla con personal técnico de experiencia contrastada y estar inscrita en el registro autonómico de empresas instaladoras.

El técnico, por su parte, tiene que cumplir los requisitos de formación, experiencia y especialización establecidos en el Perfil Profesional aplicable a su especialidad. La organización certificada dispondrá de un procedimiento de atención de quejas y reclamaciones de sus clientes.

Empresas certificadas

Calor Erbi. Empresa de Servicios Energéticos (ESE) acreditada por el IDAE. Tiene su sede en Ponferrada (León) y opera en Castilla y León, Asturias, Galicia, Castilla-La Mancha, Extremadura y Madrid. Es una compañía comprometida con la calidad de las instalaciones, mediante la formación de sus equipos de instaladores y de la elección de los mejores proveedores de equipos y componentes, y siempre con especial atención a la calidad del biocombustible. De hecho, es una compañía distribuidora de pellet con la certificación ENplus. En la actualidad, Erbi da cobertura a más de 300 instalaciones, principalmente de medios y grandes usuarios.

Gebio. Una empresa ESE integrada verticalmente, con lo que dispone de medios propios para la producción, distribución, ingeniería, instalación y el mantenimiento de sus instalaciones con las que realiza los servicios de venta de energía. Habilitada en el Programa Biomcasa del IDAE, en la actualidad gestiona más de 80 instalaciones de España y Portugal, con servicio propio de telegestión y mantenimiento.

Calordom. Grupo empresarial de origen familiar, con más de 80 años de experiencia como proveedores de servicios energéticos orientados al mantenimiento de salas de calderas, placas solares o suministros de gasóleo y gas, entre otros. Lleva 30 años trabajando en materia ambiental y es pionera en la implantación de energías renovables en toda España y especialmente en la Comunidad de Madrid. De su actividad cabe destacar el suministro de hueso de aceituna como fuente de energía térmica, combustible que da calor a más de 20.000 familias madrileñas, lo que supone más del 80% de los usuarios finales de la compañía.

Tags: Avebiom.


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.