Cantabria amplía la depuradora de aguas industriales de Santoña

El presidente visita sus instalaciones e inaugura los avances introducidos por MARE en sus sistemas de tratamiento, tras una inversión de 1 millón de euros


714

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, ha visitado la Estación Depuradora de Aguas Residuales Industriales (EDARI) de Santoña, ubicada en el polígono industrial del municipio, para inaugurar las mejoras introducidas en sus sistemas por parte de la empresa pública MARE, que han supuesto una inversión de 1 millón de euros.

Concretamente, la actuación desarrollada permite ampliar la capacidad de tratamiento de las aguas residuales generadas por el sector conservero local, favorecer su actividad y dar solución a las inundaciones que se producían en la zona, especialmente en época de lluvias abundantes y mareas altas, como consecuencia de los frecuentes atascos en el colector de saneamiento.

Tras recorrer las instalaciones junto a los consejeros de Medio Ambiente, Guillermo Blanco, y de Obras Públicas, José Luis Gochicoa; el alcalde de Santoña, Sergio Abascal, y el director de MARE, José María Díaz, Revilla ha explicado que con la inversión realizada se duplica la capacidad de depuración de una estación que se habían quedado “obsoleta” ante el crecimiento del sector en los últimos años y se adecúa el servicio a la legislación vigente.

Además, se libera el “cuello de botella” que anteriormente generaba esos problemas de inundaciones y la industria conservera de Santoña pasa a estar en una “situación perfecta” para crecer en cuanto se supere la pandemia de la Covid-19.  

“Es una gran noticia para Santoña y para la industria conservera de Cantabria que, cuando pase esta crisis, tiene un extraordinario futuro”, ha concluido.

 

Ampliación y mejoras

Las actuaciones de ampliación y mejora llevadas a cabo por MARE han permitido automatizar toda la estación con un sistema de control que permite la coordinación de toda la operativa y los procesos de la planta. Además, se ha implementado un proceso de gestión energético que permite conocer en tiempo real el consumo de energía que tiene la planta por cada una de sus tareas, y un sistema de alarmas o avisos en el caso de que algunas de las variables que rigen la planta superen los parámetros establecidos.

Ejecutado por Oxital, el proyecto ha permitido que tanto la capacidad de almacenamiento de la planta como el tratamiento de las aguas hayan aumentado de forma notable.

En concreto, la línea de almacenamiento de agua ha incrementado su capacidad en un 130%, mientras que el bombeo por elevación ha pasado de tener una capacidad de 10 metros cúbicos a los 100 actuales. Además, la capacidad de almacenamiento de la línea de fangos ha aumentado en un 233%, pasando de 30 metros cúbicos a los 100 actuales.

También se ha incrementado de manera considerable la capacidad de tratamiento de la EDARI, de tal manera que el bombeo por elevación ha pasado de 60 metros cúbicos por hectárea a los actuales 150, lo que supone un incremento del 133%.

Por otro lado, la línea de fangos, que antes podía llegar a filtrar 30 metros cúbicos diarios, ahora tiene capacidad para tratar 120 metros cúbicos al día, lo que supone un aumento en su capacidad de un 300%.

Además, se ha mejorado de manera considerable la entrada de aguas residuales urbanas a la Estación de Bombeo de Aguas Residuales (EBAR), ubicada en la parcela contigua y perteneciente al Sistema de Saneamiento de las Marismas de Santoña, Victoria y Joyel. En concreto, se ha sustituido la reja manual existente en la estación de bombeo, por la cual entraban a la instalación las aguas de la red de saneamiento municipal, por una de carácter automático el doble de grande, que permite mejorar el acceso del agua a la instalación y la retirada de los sólidos de mayor tamaño presentes en el agua.

Esta medida permitirá evitar los atascos y tapones que generaban los sólidos de mayor tamaño y que traían como consecuencia inundaciones puntuales en las zonas más bajas, especialmente en época de precipitaciones abundantes y pleamares de coeficientes altos.

Para llevar a cabo estas mejoras, MARE ha implantado un plan de seguridad y de autoprotección con un nivel técnico muy complejo que en todo momento ha permitido compaginar el desarrollo de las actuaciones con el funcionamiento de la depuradora, al objeto de no perturbar la actividad de un sector estratégico para la economía regional como es el sector conservero de Santoña.

RRSS


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA