Pistoletazo de salida del Basque Ecodesign Meeting 2020

Iñaki Arriola propone utilizar “herramientas legislativas y fiscales” para que el vertido se convierta en la última opción que utilicen las empresas


814

El consejero de Medio Ambiente, Planificación Territorial y Vivienda del Gobierno Vasco, Iñaki Arriola, ha reivindicado este miércoles, durante la apertura del Basque Ecodesign Meeting (BEM 2020) en el Palacio de Congresos Euskalduna de Bilbao, que Euskadi tiene que “replantear a fondo el modelo de gestión de residuos” para que “no resulte tan cómodo y tan barato optar por el vertido como hasta ahora”, y ha apostado por medidas como la creación de una “tasa ecológica de vertido, una tasa o canon consistente y disuasorio”.

Ante alrededor de 700 personas asistentes al BEM 2020, muchos de ellos del sector empresarial e industrial, Arriola ha resaltado que “el desastre humano y ambiental que se ha producido en el vertedero de Zaldibar, cuyas causas y responsabilidades habrá que determinar, nos tiene que llevar a una profunda reflexión sobre el modelo de economía circular que necesitamos construir en Euskadi”.

El consejero ha señalado que contar con una economía industrial implica elevadas cantidades de residuos: 6,3 millones de toneladas anuales en Euskadi, el 60% de origen industrial y el 21% residuos de construcción y demolición; 19% de residuos urbanos. De ellos, algo más de la mitad (el 58%) se recicla, el 6% se traslada a instalaciones de valorización energética y el 37% se deposita en vertederos. Desde 2010 el reciclaje ha aumentado un 6%, una cantidad que “no es suficiente”, según ha advertido el consejero de Medio Ambiente.

Por esa razón, ha defendido que es “necesario introducir cuanto antes” una tasa ecológica de vertido que sea “disuasoria y que desanime de utilizar el recurso fácil de la eliminación de los residuos cuando hay otras alternativas”, que sea finalista y que “ayude a potenciar las soluciones tecnológicas y la valorización de residuos”. Las instituciones deben utilizar, ha explicado, las “herramientas legislativas y fiscales para que el vertido deje de contemplarse como la primera opción a la hora de gestionar los residuos”.

Entre las medidas para reformular el modelo, el consejero ha apostado por “desarrollar un mercado secundario de materiales” para que la valorización de residuos sea rentable. Y también se inclina por iniciativas de aprovechamiento que, “aunque supongan un mayor coste económico, redunden en un menor impacto ambiental”.

Arriola ha pedido a las empresas integrar de forma “clara y transparente” la gestión de los desechos “como lo que es: un coste de producción”. En este sentido, ha insistido en que “no es aceptable ni sostenible” la tendencia actual y ha señalado que, aunque los vertederos no desaparezcan, tienen que ser “la última salida una vez agotadas las posibilidades” de reciclaje, valorización o reincorporación en el sistema productivo.

 

700 profesionales y una exposición de 130 productos ecodiseñados Made in Euskadi

Arriola ha realizado estas reflexiones en Bilbao durante el Basque Ecodesign Meeting, uno de los principales encuentros de ecodiseño de Europa. “Esta nueva edición del BEM se celebra en un contexto en el que la Unión Europea nos plantea una nueva política medioambiental plasmada en el denominado Pacto Verde, para impulsar el cambio hacia un sistema energético y económico mediante una transición justa y socialmente equitativa”, ha contextualizado Arriola, para insistir en que el BEM 2020 debe “analizar las oportunidades que presenta la política ambiental europea desde la perspectiva de la competitividad empresarial, identificando las oportunidades”.

El consejero ha señalado que la Estrategia de Economía Circular que el Gobierno Vasco aprobó en enero está alineada con dicho pacto de la Comisión Europea, con el ánimo de “impulsar la transición hacia una economía más eficiente en el uso de los recursos a través de la innovación”. Con las medidas de la estrategia vasca, se estima que para 2030 la facturación de las empresas vascas en productos más circulares aumente hasta los 10.000 millones de euros, se creen más de 3.000 puestos de trabajo en economía circular y las emisiones de carbono asociadas al consumo se reduzcan un 26%.

El BEM 2020 ha acercado a Bilbao a profesionales de empresas de sectores como la maquinaria, el sector eléctrico, las renovables, el transporte y la movilidad, el envase y embalaje, la alimentación, las TIC, los materiales de construcción o el mobiliario, desde cargos con responsabilidad en las decisiones estratégicas de las empresas hasta profesionales del ámbito técnico y del mundo académico. Todos ellos acuden a este encuentro cada dos años para conocer las principales tendencias y las novedades normativas en ecodiseño y economía circular.

En el marco del encuentro, este miércoles ha abierto sus puertas en el propio Euskalduna la exposición ‘20 años de ecodiseño Made in Euskadi’, que mostrará durante los próximos cinco días a la ciudadanía cómo el País Vasco se ha convertido en uno de los principales referentes en ecodiseño desde que hace 20 años surgieran los primeros proyectos.

La muestra, con más de 130 productos ecodiseñados y fabricados íntegramente en el País Vasco por 98 empresas, es la primera de estas dimensiones en Europa. La exposición, que alberga desde un autobús hasta prendas de vestir, así como eslabones de cadenas de grandes dimensiones, lámparas o botellas, estará abierta al público en el Euskalduna desde este miércoles hasta el domingo. El viernes (16-20h), sábado (10-20h) y domingo (10-14h) la exposición estará abierta al público de forma gratuita.

El consejero Arriola ha subrayado que la exposición es una muestra que refleja la “excelencia alcanzada por el tejido industrial vasco en economía circular” y de la “madurez ambiental de Euskadi”. Arriola ha aplaudido la posición de liderazgo de Euskadi en materia de ecodiseño, con 55 empresas certificadas en ecodiseño y 43 productos con declaración ambiental (el 31% de las declaraciones en España, según los últimos datos).

 

La humanidad en tiempos de robots

En su primera sesión de este miércoles, bajo el lema ‘A punto para la nueva economía’, los profesionales han abordado los nuevos retos y tendencias del ecodiseño y han explicado los avances de las empresas vascas.

Asimismo, se ha materializado la rúbrica del acuerdo entre ONU Medio Ambiente y el Gobierno Vasco para impulsar la Iniciativa Ciclo de Vida, una estrategia impulsada por el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente que busca que el ciclo de vida de los productos y servicios sea sostenible. Euskadi apoyará en este sentido a países en desarrollo en el camino hacia la economía circular y el ecodiseño.

Entre los ponentes, el reconocido analista y consultor para la digitalización de empresas y de industria 4.0 Marc Vidal, uno de los principales conferenciantes del BEM, ha destacado que muchas de las tareas que en la actualidad hacen personas las realizarán máquinas en un futuro no muy lejano y ha apelado a analizar las acciones no automatizables, las que seguirán haciendo las personas, para conocer dónde estas tendrán el verdadero valor añadido. El futuro pasa por robots que complementen a las personas, ha defendido.

 

Estrategias de sostenibilidad

La segunda jornada del BEM 2020, mañana jueves, contará con la directora de Responsabilidad Social Corporativa de Coca-Cola European Partners Iberia, Carmen Gómez-Acebo, como principal ponente. La directiva explicará el valor de la creación de estrategias de sostenibilidad en el seno de las empresas.

La sesión del jueves, bajo el título ‘20 años de ecodiseño made in Euskadi’ contará, además, con varias mesas redondas en las que se reflexionará sobre estas dos últimas décadas de la mano de empresas vascas que han sido artífices de la innovación en ecodiseño. Con ellas, se abordarán las mejores prácticas y los retos a futuro en esta materia.

RRSS
Tags
Ihobe


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA