Contribución de la pérdida de masa de los glaciares al aumento del nivel del mar

Francisco Navarro analiza el papel que la pérdida de hielo de los glaciares puede jugar en el incremento del nivel del mar que se prevé sea de entre 43 y 84 cm para finales del siglo XXI, dependiendo del escenario de emisiones


405

El nivel del mar ha aumentado a un ritmo acelerado en las últimas décadas y se espera que continúe aumentando considerablemente a lo largo del siglo XXI y más allá, principalmente como resultado del calentamiento antropogénico. Una subida sustancial del nivel del mar puede provocar graves efectos en las zonas costeras, como una mayor erosión del litoral e inundaciones en zonas habitadas, que pueden llegar a afectar incluso a 680 millones de personas. De ahí que una de las cuestiones más estudiadas por los investigadores a nivel mundial sea, precisamente, cuánto puede llegar a aumentar ese nivel del mar y qué factores pueden llevar a que ese incremento sea mayor o se reduzca. Y en ese sentido, los glaciares están en el punto de mira.

El investigador de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) Francisco Navarro ha analizado el papel que estas enormes masas de hielo pueden jugar en el incremento del nivel del mar en los próximos años y sus resultados son claros: la pérdida de masa de los glaciares supondrá en las próximas décadas cerca de la mitad del incremento del nivel del mar.

“Se prevé que el aumento del nivel del mar para finales del siglo XXI esté entre 43 y 84 cm, dependiendo del escenario de emisiones de gases de efecto invernadero considerado. De este aumento, entre el 47 y el 56% provendrá de la pérdida de masa de los glaciares, bien por fusión o por incremento de las tasas de descarga de icebergs”, explica el catedrático del Grupo de Simulación Numérica en Ciencias e Ingeniería de la ETSI de Telecomunicación de la UPM, que añade que “el colapso de las plataformas de hielo incrementa el ritmo de traslado de hielo continental al océano, lo cual contribuye indirectamente al aumento del nivel del mar”.

En los últimos años, el incremento del nivel del mar se sitúa en torno a los 3,6 mm/año, de los cuales, se atribuyen a la pérdida de glaciares y mantos de hielo 1,8 (1,7-1,9) mm/año, mientras que 1,4 (1,1-1,7) mm/año corresponden a la expansión térmica del océano. Y no todos los glaciares contribuyen por igual a este fenómeno. Así, actualmente, el manto de hielo de Groenlandia pierde masa más rápido de lo que lo hace el manto de hielo de la Antártida, llegando a suponer casi el doble de aportación, pese a que el manto de hielo Antártico almacena un volumen de hielo diez veces superior al Groenlandés.

“El manto de hielo de Groenlandia está perdiendo masa aproximadamente el doble de rápido que el de la Antártida, aunque esto podría cambiar en los próximos siglos. La contribución de Groenlandia al aumento en el nivel del mar en el período 2012-2016 fue similar a la de 2002-2011, pero mucho mayor que la de 1992-2001, período en el cual la masa del manto de hielo se mantuvo casi en equilibrio. Sin embargo, la contribución de la Antártida en el período de 2012-2016 casi dobló a la de 2002-2011, y cuadruplicó la de 1992-2001”, explica.

 

Un aumento acelerado de nivel del mar en los próximos años

Si ampliamos las proyecciones más allá del año 2100, llegando incluso hasta el año 2300, el aumento acumulado del nivel del mar proyectado para el año 2300 es de entre 0,6 metros y 1,07 m para el escenario de menor nivel de emisiones y de 2,3  a 5,4 metros para aquellos escenarios en los que el nivel de emisiones es mayor.  

“En cuanto a la contribución de los glaciares frente a la  de los grandes mantos de hielo, todos los estudios coinciden en que los glaciares tendrán una importancia limitada porque, para entonces, habrán perdido gran parte de su masa y muchos habrán desaparecido por completo. En cuanto a la contribución de los mantos de hielo, hay grandes discrepancias entre los resultados de los diferentes estudios, y mucha incertidumbre al respecto”, añade Navarro.

En cualquier caso, a la vista de los datos, para  el investigador de la UPM está claro que el incremento del nivel del mar es una realidad que tendremos que afrontar en las próximas décadas de forma acusada y el papel que puedan jugar los glaciares en este fenómeno variará en función de las actuaciones que sean capaces de desarrollar los diferentes países para afrontar una reducción de las emisiones y la lucha contra el cambio climático y pone de manifiesto la importancia de tomar medidas en este sentido.

“A lo largo del siglo XXI, la expansión térmica del océano y la pérdida de masa de los glaciares y los mantos de hielo seguirán proporcionando los mayores aportes al aumento del nivel del mar. Acabado el siglo, la progresiva absorción de calor por parte del océano contribuirá más al aumento del nivel del mar durante varios siglos. La mayor incertidumbre con respecto a escalas de tiempo largas es el papel de los mantos de hielo. Sobre estos, todos los modelos concuerdan en que solo los escenarios de bajas emisiones podrán evitar una pérdida de hielo sustancial en el futuro”,  concluye Navarro.


F. Navarro (2020). Sea-level rise. Which is the role of glaciers and polar ice sheets? Mètode Science Studies Journal, 11, 173-181. Publ. diciembre 2020. https://doi.org/10.7203/metode.11.16988

RRSS


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA