Cooperación europea para abordar la triple crisis planetaria en América Latina y el Caribe

La Comisión Europea y el PNUMA establecen sus prioridades de cooperación


832

La Dirección General de Asociaciones Internacionales de la Comisión Europea y el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) han anunciado prioridades comunes para la cooperación ambiental en América Latina y el Caribe (ALC) durante los próximos 5 años, encaminadas a abordar la triple crisis planetaria del cambio climático, la pérdida de biodiversidad y la contaminación en el contexto de la recuperación de la pandemia de COVID-19.

La región de ALC es crucial desde el punto de vista ecológico, ya que alberga casi la mitad de la biodiversidad del mundo, incluido el 60% de la vida terrestre a nivel mundial, y es campeona en áreas protegidas marinas y terrestres: 24% de su territorio está protegido y 23% de sus áreas marinas están bajo jurisdicción nacional. Este capital natural es clave para reconstruir de una manera más sostenible.

“América Latina y el Caribe constituye una prioridad geopolítica para hacer avanzar la agenda ambiental global y el Pacto Verde europeo y para maximizar la oportunidad de una recuperación verde”, dijo Marjeta Jager, subdirectora general de Asociaciones Internacionales de la Comisión Europea.

La Unión Europea apoyará iniciativas en la región en torno a tres áreas principales: biodiversidad, cambio climático y contaminación y gestión de residuos y economía circular. Estas prioridades se establecieron como parte de un marco de cooperación global actualizado entre la CE y el PNUMA, anunciado en febrero de 2021.

“En el reciente foro regional de Ministros de Medio Ambiente para la región de América Latina y el Caribe, escuchamos el compromiso rotundo de reconstruir mejor a partir de la pandemia de COVID-19. La Unión Europea y el PNUMA tienen una fructífera historia de colaboración en la región, y esperamos profundizar nuestro compromiso conjunto en apoyo de una recuperación justa y sostenible de la terrible pandemia mundial”, dijo Joyce Msuya, directora ejecutiva adjunta del PNUMA.

Los diálogos entre la CE y el PNUMA en ALC toman como base la XXII reunión del Foro de Ministros de Medio Ambiente de América Latina y el Caribe organizado por Barbados en febrero de 2021, que lanzó el Plan de Acción sobre la Restauración de los Ecosistemas, con 10 acciones para promover la recuperación de los ecosistemas terrestres, marinos y costeros en la próxima década, el primero de su tipo en ser adoptado en el contexto del Decenio de la ONU sobre la Restauración de los Ecosistemas 2021-2030.

El Foro también vio la creación de una Coalición Regional de Economía Circular, cuyo objetivo es fomentar la colaboración entre los gobiernos, las empresas y la sociedad en su conjunto para garantizar que este enfoque de un uso eficiente de los recursos se implemente en toda la región.

Poner la naturaleza en el centro del modelo de desarrollo regional mejorará los esfuerzos de los países para reducir los riesgos de desastres y enfermedades zoonóticas emergentes y proporcionará servicios ecosistémicos que son fundamentales para el sustento de millones de personas.

Algunas de las prioridades acordadas por los socios son:

 

Biodiversidad

Una gestión integrada de los paisajes terrestres y marinos, con especial atención en las áreas protegidas, la sostenibilidad de los sectores productivos en dichos entornos, así como la planificación del uso del suelo y la restauración de los ecosistemas.

La inclusión de la biodiversidad en todas las políticas y herramientas, mediante la implementación de soluciones basadas en la naturaleza, finanzas públicas y privadas ecológicas, justicia ambiental y un desarrollo turístico sostenible.

El mejoramiento de la gestión de los conocimientos y la información y del papel de la ciencia en la formulación de políticas, mediante la promoción de estándares y lineamientos, y el fortalecimiento de los sistemas de monitoreo, verificación e información de la biodiversidad a través de la cooperación científica.

 

Acción climática

El fortalecimiento de la financiación pública y privada para la adaptación y la mitigación, mediante el desarrollo de taxonomías de financiación climática que hagan posible la  divulgación de las finanzas relacionadas con el clima y la incorporación de los riesgos relacionados con el clima en los marcos regulatorios.

La implementación de soluciones basadas en la naturaleza, que son una herramienta crucial para alcanzar los objetivos climáticos, al tiempo que conservan la biodiversidad, en especial en los ecosistemas y ciudades clave.

Una transición acoplada a cero emisiones de carbono en energía, transporte y construcción, así como en el transporte pesado por carretera, la aviación, el transporte marítimo y los procesos industriales, donde la región de ALC debería desarrollar políticas más ambiciosas, aumentar las inversiones y traer al mercado otras tecnologías de cero carbono, como las baterías, el almacenamiento o el hidrógeno de la próxima generación.

 

Contaminación, gestión de residuos y economía circular

Acelerar las políticas y prácticas para promover la circularidad y los patrones de producción y consumo sostenibles mediante la integración de un marco político coherente, el aumento de los conocimientos y habilidades, la identificación de mecanismos para financiar la circularidad y la promoción de un cambio de comportamiento entre los consumidores.

Avanzar hacia la contaminación cero y la gestión racional de los productos químicos y los desechos mediante el cierre de vertederos y políticas y leyes integradas, y enfoques de economía circular como el diseño ecológico y la responsabilidad extendida de los productores.

Abordar la circularidad y la contaminación cero en las cadenas de valor sectoriales clave, como los plásticos, los sistemas alimentarios, la construcción y el turismo.

RRSS


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA