El AMB asume la gestión directa de la planta de tratamiento de residuos voluminosos de Gavà

La planta de Gavà-Viladecans, primera de su tipo en Cataluña, trató, durante el 2018, 62.877,57 toneladas de residuos voluminosos, el 100% de esta fracción recogida selectivamente en el territorio metropolitano


473


A partir del 14 de enero el AMB ha asumido la gestión directa de la planta de tratamiento de residuos voluminosos, incorporando en su plantilla interna los trabajadores encargados del tratamiento de residuos de gran volumen (muebles, madera y aparatos eléctricos y electrónicos), que hasta ahora estaba adjudicado a una empresa subcontratada.

El objetivo de esta medida es optimizar aún más la calidad del servicio, ya que la selección de residuos voluminosos es una actividad muy específica y no existen empresas especializadas dedicadas al sector. A la vez, se quiere evitar las subcontrataciones, manteniendo los altos estándares de calidad, sostenibilidad y seguridad que, tanto el AMB como SEMESA la empresa metropolitana 100% pública que se encarga de la gestión de la planta garantizan en este servicio creando una plantilla especializada en esta tarea.

Este proceso ha supuesto la incorporación de 23 empleados que trabajaban en la empresa externa, que desde ese momento pasan a formar parte del personal de la instalación. Además, esta decisión implica la creación de nuevos puestos de trabajo, ya que se ha ampliado el equipo profesional con 10 nuevas contrataciones y se ha optimizado el sistema de turnos del personal.

Instalación de referencia

Esta planta de recuperación de madera y voluminosos trató, durante el 2018, 62.877,57 toneladas de residuos procedentes de centros de recogida o de servicios municipales de recogida, lo que supone la totalidad de los residuos voluminosos recogidos en el territorio metropolitano.

La instalación gestiona diferentes tipos de voluminosos de manera diferente:

• Madera y sus derivados: se trituran y se envían a fábricas para hacer tableros de aglomerado. Esto evita la tala de árboles para fabricar muebles o azulejos, y supone un importante beneficio ambiental a cambio de menor gasto energético. Durante el 2018, se obtuvieron 47.153,84 toneladas de material (astilla de madera) destinadas a estos usos. Una parte del triturado también puede aprovecharse como combustible para la producción de energía.
• Residuos de aparatos eléctricos y electrónicos: se almacenan y se entregan a los sistemas integrados de gestión (SIG). Esto permite la descontaminación de sus componentes y la clasificación para materiales, consiguiendo materias que se pueden reintroducir en el ciclo de producción. La recogida de RAEE de gran volumen ?especialment neveres? también evita que metales pesados ??y los gases con impacto en la capa de ozono lleguen al medio ambiente.
• Otros: se separan otros residuos voluminosos que llegan a la instalación (colchones, chatarra etc ...) que se reciclan mediante gestores autorizados.

La planta de tratamiento de residuos voluminosos de Gavà-Viladecans forma parte del Centro de Tratamiento de Residuos Municipales (CTRM) y fue la primera de su tipo puesto en marcha en Cataluña. En una gran remodelación en el año 2015 se aumentó la capacidad de procesamiento de la instalación y se automatizó la práctica totalidad del proceso, minimizando al mismo tiempo las posibles emisiones de polvo resultante de la trituración de madera, así como la contaminación acústica.

La otra gran actividad del CTRM consiste en la elección de la fracción de envases ligeros, usualmente depositados en el contenedor amarillo. Con respecto a esta fracción, la instalación gestiona 24.000 toneladas cada año, un 55% del total recogido en el área metropolitana de Barcelona; el resto de envases recogidos se gestionan en la planta de selección de envases de Moncada.

Tags: AMB.


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.