El Complejo Medioambiental de Gipuzkoa tendrá un impacto de más de 912 millones en la economía del territorio

Los salarios y los impuestos abonados en los 32,5 años de la concesión superarán los 500 millones de euros, a los que hay que sumar más de 406 millones de inversión realizada por los concesionarios


454


El diputado de Medio Ambiente, José Ignacio Asensio, ha presentado esta mañana en la jornada sobre gestión sostenible de los residuos urbanos organizada por el Departamento de Medio Ambiente de la Diputación Foral de Gipuzkoa, dos estudios elaborados por la Consultoria especializada en energía, G-advisory del grupo Garrigues, y la ingeniería IDOM. Han participado en el encuentro Rafael Sagarduy, director del área de Medio Ambiente de IDOM y Máximo Martín, socio de G-advisory. Ambos estudios han destacado el impacto positivo tanto socio-económico como medioambiental que va a tener el Complejo Medioambiental de Zubieta en Gipuzkoa.

Asensio ha señalado que “el CMG posicionará a Gipuzkoa dentro de los países y regiones con mejores prácticas medioambientales en materia de residuos urbanos, con 250 puestos de trabajo creados y aportando más de 912 millones de euros a la riqueza del territorio”.

El estudio realizado por IDOM es un análisis de ciclo de vida que compara el sistema de gestión de residuos actual, basado en los vertederos, con el que entrará en funcionamiento este año, con la puesta en marcha del Complejo Medio Ambiental de Gipuzkoa. Esta metodología es considerada por la Comisión Europea como el mejor análisis de los impactos ambientales potenciales de procesos y productos. Los resultados obtenidos confirman que el desempeño ambiental mejorará de manera muy significativa, reduciendo las emisiones, eliminando las aguas residuoales y aumentando el aprovechamiento de los materiales presentes en los residuos. El nuevo sistema de gestión disminuirá un 35% su incidencia frente al cambio climático si se compara con el envío de los residuos a Mutiloa y un 78% frente al envío a Meruelo (Cantabria). Ello es debido a que con la apertura del CMG los impactos relacionados con el transporte se reducirán un 55%. Por lo que respecta a la emisión de gases de efecto invernadero, se emitirán 454 kgs. de CO2 menos por tonelada de residuo, es decir 72.000 Tn. anuales menos de emisiones que con el sistema actual.

Si consideramos el aprovechamiento de los recursos presentes en los residuos, el CMG generará energía para abastecer las necesidades de 45.000 hogares y será la primera fuente renovable del territorio, debido a que la energía obtenida a partir de los residuos tiene esa consideración por el ahorro que implica de combustibles fósiles. Además, los productos potenciales para la producción de compost se incrementarán un 25% y se producirán 20.000 Tn. de áridos reciclados que podrán ser utilizados en obras de consstrucción y asfaltado.

El estudio elaborado por G-advisory pone el foco en los impactos socio-económicos del Complejo Medio Ambiental de Gipuzkoa. El análisis realizado concluye que el CMG ha creado 360 puestos de trabajo durante la fase de construcción; en los 32,5 años del período explotación serán 235 empleos estables, 100 directos y 135 indirectos.

Los retornos económicos serán también muy importantes; considerando únicamente las partidas más significativas se superarán los 912 millones de euros. Solo los retornos fiscales directos serán de 8,6 millones de euros anuales, que totalizan más de 289 millones en el plazo de la concesión. Los salarios de los puestos de trabajo de nueva creación se estiman en 7 millones al año y 228 millones durante el funcionamiento del Complejo; a esta cantidad hay que sumar los 10.58 millones abonados durante la construcción. Todo ello eleva el monto por este capítulo a 238.58 millones de euros. A los retornos fiscales y a los obtenidos por la vía salarial, hay que sumarles la inversión realizada por los adjudicatarios del servicio de unas infraestructuras que quedan al servicio del Gipuzkoa, en total 406,2 millones de euros

Por otra parte, el estudio de G-advisory señala que el CMG será una de las principales fuentes de generación de energía eléctrica dentro de Gipuzkoa y que reducirá significativamente la dependencia energética del territorio que actualmente es del 94%, muy por encima de la media europea y de la nacional. Además, conseguirá un ahorro total de 7,84 millones de euros al generar electricidad mediante fuentes renovables, reduciendo el precio de la energía en el mercado eléctrico, generando menores compras de combustible fósil para generar energía eléctrica y reduciendo la compra de derechos de emisión. En el aspecto ambiental se destaca que el CMG producirá menores impactos ambientales en comparación con el sistema actual, basado en vertederos, ya que las instalaciones de valorización energética tienen una menor ocupación del suelo; además, se reducirá la generación de lixiviados cuyos efectos son de largo plazo y de difícil control y aportará un mayor control sobre las emisiones con sistemas de monitorización en continuo.

José Ignacio Asensio ha destacado que el nuevo sistema de gestión de residuos que hará posible la puesta en marcha del CMG “ofrecerá un servicio avanzado a la ciudadanía y pondrá los recursos invertidos en los residuos al servicio de Gipuzkoa”. Asimismo, el responsable foral ha señalado que “las nuevas infraestructuras contribuyen a fortalecer el sector de la economía circular que tiene un gran potencial para crear empleo y riqueza en Gipuzkoa y luchar contra el cambio climático”.

Tags: .


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.