El Consorcio Europeo ECO-GATE inicia la inyección y distribución de gas renovable en la red

El biometano inyectado se genera a partir del biogás procedente de la valorización de los residuos de la estación depuradora de aguas residuales del Canal de Isabel II en Butarque (Madrid)


399


El Consorcio Europeo ECO-GATE, co-financiado por la Unión Europea y liderado por NEDGIA, la distribuidora de gas del grupo Naturgy, ha iniciado la inyección y distribución en pruebas del gas renovable generado en la estación depuradora de aguas residuales (EDAR) de Butarque, a la red de distribución de NEDGIA. El proyecto de gas renovable de Butarque cuenta con la colaboración de Enagás, Canal de Isabel II, Naturgy y la Comunidad de Madrid.

Se trata de un hito en la distribución de gas natural en nuestro país, ya que será la primera vez que se inyecte gas renovable en la red de distribución que servirá para desarrollar el sistema de certificados de origen para gas renovable en España para avanzar en el cumplimiento de los objetivos medioambientales de descarbonización propuestos por Europa en el 2030.

En la EDAR de Butarque, que está gestionada por el Canal de Isabel II, NEDGIA ha instalado un módulo de producción de biometano (gas renovable) que purifica el biogás procedente de la valorización de los residuos de la estación depuradora de aguas residuales (proceso de upgrading) y otro para inyectar el biometano producido en su red de distribución de gas natural. Además, alimentado por la red de distribución de NEDGIA en ese punto el proyecto también incluye un surtidor de repostaje de gas natural comprimido (GNC) para vehículos, gestionado por Naturgy. Por su parte, Enagás analizará la calidad de gas de esta experiencia de uso del biometano para movilidad.

Para el director del Consorcio Europeo ECO-GATE, David Fernández, “el biometano es el vector energético que más contribuye a la economía circular y puede solucionar el problema del almacenamiento de la producción intermitente de otras energías renovables”, pero añade que “es necesario contar con el apoyo de la Administración para desarrollar el mercado del biometano con mecanismos de soporte económico/financieros y el impulso de los certificados de origen para gas renovable que ya existen en otros países”.

Con el desarrollo de este innovador proyecto en la EDAR de Butarque, el consorcio europeo ECO-GATE tiene cuatro objetivos:

1)  La producción de biometano a partir de un biogás generado por la valorización de un residuo.

2)  La inyección del biometano producido en la red de distribución de gas natural propiedad de NEDGIA, para su distribución hasta el punto de consumo final.

3)  Desarrollo del mercado de certificados de origen de gas renovable en España.

4)  Demostración de uso eficiente y ecológico del gas renovable en aplicaciones de movilidad terrestre.

 

Mismas aplicaciones que el gas natural

El biometano, como gas renovable, es un combustible neutro en emisiones de CO2 que se genera a través de los procesos de degradación de la materia orgánica. De esta forma, residuos urbanos, agrícolas, ganaderos o forestales, aguas residuales, etc., una vez son tratados, se transforman en un gas verde, una energía totalmente intercambiable por el gas natural, por lo que puede distribuirse a través de los más de 87.000 kilómetros de la infraestructura gasista que existe en nuestro país y emplearse con las mismas aplicaciones energéticas en hogares, industrias, comercios, así como para ser combustible en el sector transporte. Todo ello sin necesidad de realizar inversiones (ni públicas ni privadas) para transformar infraestructuras de redes ni tampoco equipamientos de consumo de los usuarios



RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.