El nuevo Plan de gestión de residuos no peligrosos de Menorca, listo para su aprobación definitiva

El nuevo plan director de residuos incluye la obligación de separar en origen los residuos domésticos y la mejora de las infraestructuras de recogida y tratamiento en la isla de Menorca


316

El Pleno del Consejo Insular de Menorca del próximo 15 de junio de 2020 es la fecha prevista para la aprobación definitiva del Plan director sectorial de prevención y gestión de residuos no peligrosos de Menorca, una vez superados los últimos trámites internos, como son la Comisión Técnica Asesora en materia de Urbanismo y Ordenación del Territorio y la Comisión Informativa de Economía, Territorio y Servicios Generales.

Tras su aprobación inicial día 20 de mayo de 2019, se llevó a cabo la tramitación ambiental que culminó día 3 de marzo de 2020, cuando el Pleno de la Comisión de Medio Ambiente de las Islas Baleares formuló la declaración ambiental estratégica favorable , con el establecimiento de una serie de condiciones relativas a la conservación de hábitats de interés comunitario en el entorno de las diversas instalaciones de tratamiento, con auditorías ambientales y seguimientos anuales, aspectos relativos a la protección de los recursos hídricos, tanto subterráneos como superficiales, o medidas de protección acústica y lumínica, entre otros.

Posteriormente, día 21 de abril de 2020, el plan director obtuvo informe favorable de la Dirección General de Residuos y Educación Ambiental, en virtud del artículo 17.3 de la Ley 8/2019, de 19 de febrero, de residuos y suelos contaminados de las Islas Baleares, por la particularidad de contemplar instalaciones mixtas , es decir, que pueden tratar residuos peligrosos y no peligrosos.

Más recientemente, también se superó el último trámite externo, con la obtención del informe favorable de la Comisión de Coordinación de Política Territorial, el pasado 8 de mayo de 2020, requisito previo a la aprobación definitiva.

El nuevo plan director de residuos no peligrosos es un documento que establece nuevos mecanismos de gestión y tratamiento, así como la previsión de las infraestructuras y de los equipamientos necesarios para la isla. Tiene una vigencia prevista de 6 años, y sustituye al anterior plan de residuos aprobado en 2006, adaptando el nuevo marco de gestión de residuos en la Ley 8/2019 de residuos y suelos contaminados de las Islas Baleares y en la Directiva (UE ) 2018/851 de residuos.

 

Separación en origen, recogida puerta a puerta y compostaje doméstico

El documento pone la mirada en la mejora de la cantidad y calidad de la recogida separada estableciendo objetivos para el incremento de esta recogida en los municipios y proponiendo objetivos específicos para cada fracción de residuos. Por ello, el plan implementa la obligatoriedad de la recogida separada tanto a particulares como actividades comerciales y empresariales. Además, también será obligatoria la separación en origen de los residuos, como mínimo papel y cartón, metal, plásticos, vidrio, materia orgánica compostable, podas, textiles y aceites vegetales.

Durante la presentación del plan que se ha llevado a cabo hoy pocos días antes de su aprobación definitiva, Maite Salord, presidenta del Consorcio de Residuos y Energía de Menorca, ha querido destacar "la importancia que tiene la gestión de residuos en una isla como Menorca que es Reserva de Biosfera. Esta gestión ha sido una prioridad para este Gobierno ya desde el pasado mandato. Muy pronto, tendremos unas instalaciones modernas y que deben ser un modelo a seguir por otros territorios; ahora, también, haremos una gestión de los residuos que insistirá en las tres R (reducir, reciclar, reutilizar) pero no podemos olvidar que el mejor residuo es el que no se produce y, aquí, cada persona tiene un papel determinante ".

El plan propone dos sistemas de recogida separada: la recogida puerta a puerta, mediante el establecimiento de un calendario semanal de recogida para cada fracción y la recogida en áreas de aportación , grupos de contenedores para cada una de las cinco fracciones (papel y cartón, envases ligeros, vidrio, materia orgánica y rechazo). Ambos sistemas deberán vincular a modelos de pago por generación , de forma que los usuarios tendrán que pagar en función de las cantidades de residuos generados y su participación en la recogida separada. De este modo, se bonificará a los particulares y empresas que colaboren con la separación, respecto de los que no lo hagan, que podrán ser penalizados.

En el ámbito de la prevención y gestión de residuos, el plan prevé aplicar medidas como el impulso del compostaje doméstico y comunitario y la implementación de circuitos de aprovechamiento de alimentos a centros educativos, mercados y supermercados, restaurantes, hoteles, centros hospitalarios, etc. Además, se pretende incrementar la valorización mediante la incorporación en Milán de la recuperación de Combustible Sólido Recuperado de los Residuos (CSR), que permitirá reducir considerablemente la fracción de residuos destinada al vertedero. Otra novedad en este sentido, es que el plan prevé la generación de biogás a partir de residuos con potencial de biodegradabilidad, como es el caso de los lodos de depuradora, los residuos de matadero, o los residuos de industrias alimentarias, entre otros.

En cuanto a las actuaciones en las infraestructuras de residuos , el documento incluye mejoras en las instalaciones de tratamiento del Área de gestión de residuos de Milán , como la reforma integral de la planta de tratamiento mecánico-biológico, que duplica su capacidad de compostaje e incluye un equipo para la elaboración de combustible sólido recuperado (CSR), un horno incinerador de animales de compañía con un sistema de retorno de cenizas, una planta de generación de biogás, mediante la digestión anaeróbica de residuos orgánicos biodegradables (que constituye una nueva fuente de energía renovable para Menorca) y finalmente, prevé que las superficies de los vertederos clausurados de Milán I y Milán II se aprovechen para la instalación de dos plantas de generación fotovoltaica.

Por otra parte, prevé la mejora de las instalaciones de la Red de Centros de recogida de Menorca , con algunas mejoras actualmente en curso y la ampliación futura de las de Ciutadella y Maó, y la construcción de la planta de residuos voluminosos . También se prevé la futura construcción de una estación de transferencia para residuos domésticos en Ciutadella con el objetivo de optimizar el transporte de diferentes fracciones de residuos desde Ciutadella, con la incorporación de sistemas de compactación.

La inversión total del Plan Director Sectorial de Prevención y Gestión Residuos no peligrosos de Menorca (2019-2025) es de 34.549.748,59 € (IVA incluido). De estos, un 57,20% (19.743.648,96 €) son inversiones que actualmente ya se están ejecutando, y que no generan un incremento de la inversión actual.

Con la aprobación definitiva de este plan, se culmina un proceso de aproximadamente un año, que permitirá disponer de este instrumento de planificación territorial relativa a la gestión de los residuos en Menorca, adaptado a las normativas más recientes y exigentes.

RRSS
Archivado en:
Residuos, Otros, Baleares
Tags


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.