El plástico PET está todavía lejos de la circularidad real en Europa

Un nuevo informe promovido por Zero Waste Europe pone de relieve que la mayoría del plástico de tereftalato de polietileno (PET) recuperado de las botellas en Europa no vuelve a introducirse en el ciclo productivo


1152

Una nueva investigación realizada para Zero Waste Europe por la consultora de sostenibilidad Eunomia Research & Consulting muestra que la mayoría del plástico de tereftalato de polietileno (PET) recuperado de las botellas en Europa no vuelve a convertirse en nuevas botellas de PET. Se necesitarán mejoras significativas en el diseño, la recolección y el reciclaje de PET para mejorar la circularidad.

El informe “How circular is PET?” presenta una imagen del verdadero estado de circularidad de este material en botellas en Europa, incluida la cantidad de material de las botellas que se recolecta para reciclar; cuánto se recicla realmente; y cuánto de PET reciclado se pone en botellas nuevas.

La investigación encuentra que:

  • La mayor parte del PET reciclado que se recupera de las botellas en Europa se utiliza en otras aplicaciones de PET de calidad inferior, como bandejas, películas, flejes o fibras; las nuevas botellas comercializadas contienen una media de solo el 17 % de PET reciclado, a pesar de la tasa de reciclado de alrededor del 50%. 

  • El contenido reciclado para todos los flujos de productos de PET, incluidas bandejas de plástico de un solo uso, fibras textiles, películas y flejes, proviene de botellas, debido a los niveles muy bajos de reciclaje para aplicaciones de PET que no son botellas. De los 1,8 millones de toneladas de escamas recicladas que se obtienen de las botellas, solo el 31 % se convierte en gránulos para botellas, y el resto (69 %) se destina a otros productos de PET.

  • El panorama del reciclaje de botellas de PET varía en todo el continente, con algunos países que logran altas tasas de reciclaje principalmente debido a la presencia de sistemas de devolución de depósitos (SDR), mientras que otros tienen tasas de reciclaje más bajas cuando solo emplean sistemas de recolección por separado. 

Los cambios clave en la política de la UE y los compromisos de las grandes marcas muestran la ambición de aumentar la circularidad del PET. Sin embargo, el informe muestra que se pueden lograr niveles más altos de contenido reciclado con la implementación de recolecciones mejoradas como los sistemas de devolución de depósitos (SDR); pasando de botellas coloreadas y opacas a botellas transparentes; y priorizar el reciclaje de botella a botella para evitar la cascada a otras aplicaciones de PET que no sean botellas. Además del reciclaje mecánico, existe la posibilidad de que las tecnologías de despolimerización química contribuyan a la circularidad general del PET, siempre que alcancen la madurez completa y se evalúe todo su impacto. 

Con esos cambios, es posible alcanzar cifras de entre el 61 % y el 75 % de contenido reciclado en botellas para 2030; pero, en las condiciones actuales del mercado, esto podría llegar a un objetivo mínimo impulsado por políticas del 30 %.

Dorota Napierska, Responsable de Políticas sobre Consumo y Producción Libre de Tóxicos en Zero Waste Europe, afirma que “este estudio muestra que el PET no es muy circular en la actualidad y seguirá siéndolo en el futuro a menos que se introduzcan cambios sustanciales en las políticas; y se eliminan las barreras técnicas y económicas. Podríamos especular que, si el tipo de plástico más reciclable y reciclado lucha por enfrentar los desafíos de volverse más circular, los otros tipos de plástico pueden enfrentar desafíos aún mayores. En consecuencia, la forma más efectiva de aumentar la circularidad de este material no es solo a través del reciclaje, sino a través de su uso en aplicaciones duraderas en lugar de desechables”.

El informe completo se puede leer aquí.

RRSS


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA