"Es conveniente adaptar los diques de los puertos para aumentar su resiliencia frente al futuro clima"

Entrevista a Alejandro Folch, experto en infraestructuras portuarias y becado por la Cátedra Planeta y Desarrollo Sostenible del IIAMA


573

Alejandro Folch es graduado en Ingeniería Civil por la Universitat Politécnica de Valencia (UPV). Durante ese periodo efectuó una estancia Erasmus en Bélgica, en la Université Libre de Bruxelles (ULB), en el primer cuatrimestre del cuarto curso. Actualmente se encuentra cursando el Máster en “Ingeniería de Caminos, Canales y Puertos” y en el primer cuatrimestre del reciente curso, realizó una estancia Freemover en Suiza, en la École Polytechnique Fédérale de Lausanne (EPFL).

Desde siempre se ha sentido atraído por el medio ambiente, especialmente el litoral, y sus grandes estructuras por lo que decidió elegir estos estudios muy vinculados a dichos ámbitos.

Alejandro ha disfrutado de la beca de la Cátedra Planeta y Desarrollo Sostenible para realizar el “Estudio de las estrategias de mitigación y adaptación al cambio climático de las infraestructuras del sistema portuario de interés general en España”, que ha sido dirigido por M. Esther Gómez Martín del Departamento de Ingeniería e Infraestructura de los Transportes.

 

¿Cuáles han sido los objetivos principales del estudio?

Teniendo en cuenta que el estudio se enmarca en el ODS 13: “Acción por el clima” (cuya finalidad es adoptar medidas urgentes para combatir el cambio climático y sus efectos), los objetivos principales que se han definido son:

  • Identificar los principales riesgos e impactos del cambio climático sobre las infraestructuras portuarias.

  • Establecer las necesidades y estrategias de adaptación de las infraestructuras portuarias al cambio climático.

  • Definir medidas generales en los puertos para la mitigación del cambio climático.

  • ¿Qué trabajo se ha realizado para desarrollar la investigación?

Una vez definidos los objetivos del estudio, en primer lugar, se ha concretado el marco que regula la adaptación al cambio climático en España. Además, se ha precisado la entidad que en la actualidad tiene gran influencia en materia de cambio climático: el Intergovernmental Panel on Climate Change (IPCC).

Posteriormente, se ha examinado la estructura del Sistema Portuario de Interés General en España, formado por 28 Autoridades Portuarias, 46 puertos de titularidad estatal y coordinado por el Organismo Público Puertos del Estado. Estos puertos actúan como nodos esenciales en la red de comercio nacional, permitiendo el flujo de mercancías y apoyando la economía local y regional de nuestro país.

A continuación, se han fijado las variables de cambio climático en España. Así pues, se han identificado las tendencias actuales y las proyecciones futuras, especialmente de las variables que están relacionadas con el clima marítimo: oleaje y nivel del mar.

“En el marco de la Agenda 2030 se han propuesto, por una parte, una serie de medidas de adaptación de los diques para aumentar su resiliencia frente al futuro clima y tratar de evitar impactos negativos en los puertos”

A partir de ahí se han determinado las posibles consecuencias e impactos del cambio climático sobre los puertos españoles de interés general y, a su vez, se han concretado las infraestructuras objeto de análisis: los diques.

Finalmente, en el marco de la Agenda 2030 se han propuesto, por una parte, una serie de medidas de adaptación de los diques para aumentar su resiliencia frente al futuro clima y tratar de evitar impactos negativos en los puertos. Por otra parte, se ha llevado a cabo una propuesta de medidas de mitigación, con la finalidad de que los puertos tengan un papel activo en la disminución de los efectos del cambio climático.

 

¿Qué metodología se ha empleado para realizar el estudio/casos de estudio analizados?

La metodología que se ha empleado en este estudio estaba orientada a identificar los eventos que tienen impactos sobre los diques y sus zonas adyacentes, además de analizar alguno de ellos. El cambio climático afecta al clima marítimo general: oleaje, viento y marea. Sin embargo, en este estudio se ha considerado el aumento del nivel del mar como la variable principal de cambio.

“Se ha elegido el rebase como objeto de estudio porque es susceptible de provocar impactos acentuados por el aumento del nivel del mar y es uno de los principales fenómenos que preocupa a las Autoridades Portuarias”

En ese sentido, se ha elegido el análisis del rebase por varios motivos: depende de los diques, es susceptible de provocar impactos acentuados por el aumento del nivel del mar y el cambio del clima marítimo, y es uno de los principales fenómenos que preocupa a las Autoridades Portuarias porque afecta a la operatividad portuaria.

El rebase se produce especialmente durante eventos extremos de oleaje vinculados a temporales marítimos con marea alta. Por lo tanto, si aumenta el nivel del mar debido al cambio climático, se reduce el francobordo en los diques, se facilita que las olas pasen sobre la estructura y se incrementen los caudales de rebase produciendo impactos negativos.

Así pues, se han seleccionado dos escenarios de cambio climático (RCP4.5 y RCP8.5) para observar la evolución del rebase en las próximas décadas (2030 - 2050) en una serie de diques construidos entre los años 1990 y 2010, que pertenecen a puertos españoles de interés general repartidos por todo el litoral español.

Para poder evaluar los impactos, se han definido unos límites generales de seguridad. Posteriormente, se han empleado datos de modelos de proyección del aumento del nivel del mar en varios puntos de la costa española para calcular de manera aproximada los caudales de rebase por medio de fórmulas empíricas.

Por último, se ha efectuado una correlación de los resultados con los límites de seguridad para determinar los impactos que se podrían producir y, en base a ellos, realizar una propuesta de estrategias de adaptación de las infraestructuras.

“En términos generales, los caudales de rebase estimados asociados a temporales marítimos aumentarán un 10% en 2030 y un 20% en 2050 con respecto a la situación de partida”

 

¿Cuáles han sido los principales resultados y conclusiones alcanzadas?

En términos generales, los caudales de rebase estimados asociados a temporales marítimos aumentarán un 10% en 2030 y un 20% en 2050 con respecto a la situación de partida, sin aumento del nivel del mar. Asimismo, no hay grandes diferencias entre escenarios dada la relativa proximidad del horizonte temporal.

En la mayoría de los puertos analizados los rebases superarán los límites de seguridad definidos, incluso en la situación sin aumento del nivel del mar. Estos resultados han arrojado las siguientes conclusiones respecto a los diques y zonas adyacentes durante los rebases:

  • La circulación de vehículos y la presencia de personas es muy peligrosa.

  • Los edificios existentes, las instalaciones como tuberías o cintas transportadoras, las mercancías y otros equipamientos pueden sufrir daños.

  • El dique puede sufrir daño estructural, especialmente en el espaldón.

  • Las embarcaciones atracadas en el muelle junto al dique también están expuestas y pueden llegar a sufrir daños significantes.

Como consecuencia, la actividad portuaria en la zona afectada deberá ser suspendida durante los temporales y los períodos de hipotética reparación de los daños, siendo necesarios importantes gastos para ejecutar las reparaciones. Además, los puertos dejarán de ser competitivos debido a la pérdida de operatividad y la falta de fiabilidad.

Estas conclusiones ponen de manifiesto la necesidad de actuar porque se pronostica un aumento de la frecuencia y severidad de los temporales marítimos en el futuro. Por lo tanto, Puertos del Estado debe tomar medidas e instar a las Autoridades Portuarias a adaptar sus infraestructuras. En el estudio realizado se han propuesto una serie de medidas de adaptación, destacando las siguientes:

  • Crear un “Plan de Adaptación al Cambio Climático del Sistema Portuario” y de cada Autoridad Portuaria en particular

  • Construir diques sumergidos delante de los diques más afectados por el rebase, para reducir la energía de las olas.

Por otro lado, contribuir a la mitigación del cambio climático también debe ser una obligación de Puertos del Estado para reducir las emisiones a escala global. En relación con este aspecto, se han destacado las siguientes medidas: habilitar conexiones eléctricas para abastecer de energía a los buques mientras estén atracados en los muelles, crear terminales automatizadas o incorporar fuentes de energía renovables.

 

Personalmente, ¿qué has aprendido con la realización de la beca de prácticas?

En primer lugar, la beca proporcionada por la Cátedra Planeta y Desarrollo Sostenible me ha permitido profundizar en el conocimiento de la Agenda 2030 y los ODS, especialmente el 13: “Acción por el clima”. De esta manera, he podido aprender la situación actual de las tendencias del cambio climático en España, así como los escenarios futuros si no se pone fin de manera contundente al principal causante del calentamiento global: las emisiones de gases de efecto invernadero.

En ese sentido, considero que ahora soy mucho más consciente de los desafíos que debe afrontar el planeta en términos ambientales, políticos y económicos para cambiar el rumbo hacia un desarrollo sostenible.

“Gracias al desarrollo de esta beca soy conocedor de la conveniencia de incorporar medidas relativas a la mitigación y adaptación al cambio climático en las políticas, estrategias y planes de las autoridades”

En segundo lugar, debido al carácter del estudio, he conocido la importante labor que desempeñan los puertos españoles de interés general y las consecuencias que puede provocar la pérdida de operatividad y fiabilidad, principalmente sobre la economía del propio puerto y de la región donde se sitúe.

Por lo tanto, gracias a la beca soy conocedor de la conveniencia de incorporar medidas relativas a la mitigación y adaptación al cambio climático en las políticas, estrategias y planes de las autoridades, con la finalidad de proteger los puertos de interés general de nuestro país, que son motores de la economía.

“Las decisiones notables deben ser tomadas por las autoridades y empresas a través de planes y políticas que declaren el compromiso con la Agenda 2030”

 

Por último, ¿qué medidas se deberían articular para mejorar el cumplimiento de los ODS?

Los ODS implican al conjunto de la población mundial y abarcan una gran cantidad de ámbitos: la pobreza, el hambre, la igualdad de género, el cambio climático o la desigualdad, entre otros. Así pues, creo que es indispensable transmitir los ODS a la sociedad y las ventajas que conllevan no sólo para ellos, sino también para el planeta.

Las decisiones notables deben ser tomadas por las autoridades y empresas a través de planes y políticas que declaren el compromiso con la Agenda 2030. Sin embargo, se deben incluir más campañas que fomenten la participación de la ciudadanía, porque cada persona puede colaborar para alcanzar los ODS, cambiando sus costumbres o efectuando pequeños gestos que ayuden a crear un mundo más sostenible.

En relación con el ODS 13, en el Acuerdo de París (2015) se acordó el objetivo a largo plazo de mantener el aumento de la temperatura media mundial por debajo de 2 °C. En ese aspecto, creo que todos debemos tratar de reducir nuestra huella de carbono diaria, evitando medios de transporte que utilicen motores de combustión. En esa misma línea tienen que actuar las autoridades, impulsando medios de transporte sostenibles como el ferrocarril para conectar puertos y ciudades.

En definitiva, la implicación y el compromiso de las autoridades, así como de la ciudadanía, es un factor clave para mejorar el cumplimiento del conjunto de los ODS y materializar todas las estrategias prometedoras que se plasman sobre el papel.

RRSS


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA