Iberdrola y AINIA crean un revolucionario sistema de captura de C02 y bioproducción de microalgas


322

27/02/2014

Iberdrola Ingeniería y Ainia Centro Tecnológico han presentado los resultados de las investigaciones realizadas en el marco del proyecto CENIT VIDA, a través de las que se han creado unos revolucionarios sistemas de captura de CO2 y de bioproducción de microalgas. La nueva técnica desarrollada, presentada en Valencia, se basa en la captura del CO2 procedente de humos contaminantes y su posterior utilización como alimento en los cultivos de microalgas, que ya tienen actualmente múltiples aplicaciones. Estas investigaciones son parte de los estudios clave realizados para el proyecto CENIT VIDA, una iniciativa de I+D+i liderada por la filial de IBERDROLA en la que participan 13 empresas y 25 organismos de investigación.

 

Al evento de presentación, celebrado en las instalaciones de AINIA en Valencia, han asistido el director de Innovación de la citada filial de IBERDROLA, Luis Malumbres; el delegado de IBERDOLA en la Comunidad Valenciana, Julián Bolinches; el director de I+D de AINIA, José García; el director de Seguimiento, Sistemas y Procesos del CDTI, German Rodriguez, y el jefe de la División de Control de Proyectos del CDTI, José Rivillas.

 

En el transcurso del acto se ha llevado a cabo una demostración de la nueva técnica desarrollada, que se basa en la captura del CO2 de humos contaminantes a través de un dispositivo diseñado expresamente para este proyecto y la posterior utilización de este CO2 purificado para alimentar cultivos de microalgas, que ya tienen en la actualidad múltiples aplicaciones. También se ha visto el nuevo sistema de cultivo de microalgas desarrollado en el proyecto.

 

Este proyecto supone un paso muy importante para la investigación en el campo de las microalgas, que son consideradas en estos momentos muy relevantes por su uso energético y por contener gran variedad de compuestos de valor en el mercado: proteínas, espesantes, vitaminas, enzimas, antibióticos, cosméticos, productos farmacéuticos o productos químicos.

 

Además, gracias a esta iniciativa se ha desarrollado un sistema muy avanzado de captura selectiva de CO2, capaz de alcanzar purezas de hasta el 95%, para lo que se han simulado a escala piloto gases de combustión y se han estudiado diferentes opciones de captura y concentración de CO2.

 

Los estudios mostrados se han realizado íntegramente en las instalaciones de AINIA en los últimos tres años y suponen el éxito experimental del proyecto, que ha creado el conocimiento necesario para posibilitar su aplicación a la realidad empresarial.

 

Estas investigaciones son parte de los estudios clave para el proyecto CENIT VIDA, una iniciativa de I+D+i liderada por IBERDROLA INGENIERÍA -con Carlos Padilla como director del proyecto-, y en la que participa un consorcio de 13 empresas y 25 organismos de investigación.

 

CENIT VIDA, que cuenta con el apoyo del Ministerio de Economía y Competitividad y ha sido subvencionado por CDTI, es una iniciativa científica y tecnológica que busca crear un nuevo concepto de Biociudad, Autosuficiente y Sostenible (BioCAS), aplicando al entorno urbano una nueva cultura de aprovechamiento de los recursos naturales, de los residuos y de las sustancias contaminantes.

 

 

La participación en CENIT VIDA se enmarca en la política de IBERDROLA INGENIERÍA de llevar a cabo sus proyectos con un alto grado de innovación. De hecho, esta filial es, por sus capacidades tecnológicas, una de las ingenierías de referencia en el sector energético mundial, con capacidad para competir en los mercados internacionales.

 

IBERDROLA INGENIERÍA es una de las compañías más internacionales de su sector, con presencia en cerca de 40 países. La principal actividad de esta filial es realizar trabajos llave en mano, tanto para otras sociedades del Grupo como para terceros, en las áreas de generación, nuclear, redes y energías renovables.

AINIA CENTRO TECNOLÓGICO es un referente a nivel europeo en I+D+i. Entre otras líneas de trabajo, destaca en el desarrollo de tecnologías que hacen posible el aprovechamiento de subproductos y restos orgánicos para darles nuevos usos, así como en el diseño de procesos industriales altamente innovadores. Con presencia en 17 países, cuenta con más de 800 empresas asociadas y 1.200 clientes, lo que lo convierte en uno de los centros tecnológicos con mayor base social empresarial de España.



RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.