Investigadores del ITQ participan en un proyecto que genera energía de hidrógeno a partir de residuos de alcohol

El proyecto Ecoelectricity desarrolla un sistema para utilizar los residuos de la destilación alcohólica como fuente energética de una pila de hidrógeno


581


El objetivo principal del proyecto LIFE 15CCM/ES/000080 Ecolectricity en el que participan investigadores del ITQ,
Dr. Antonio Chica, Científico Titular y Dr. Javier Da Costa, es producir hidrógeno con residuos alcohólicos y generar con él electricidad, alimentando una pila de combustible.

Este proyecto demostrativo de Investigación y Desarrollo (I+D) ha permitido que una empresa alcoholera vinícola de Cariñena, Destilerías San Valero, se haya convertido –aseguran los impulsores de la iniciativa– en la primera que genera energía de hidrógeno a partir de residuos de alcohol. El proyecto tiene el nombre técnico de LIFE 15 CCM/ES/00008 Electrocity, se puso en marcha en 2016 y debe finalizarse en diciembre de este año, si bien las instalaciones fueron revisadas hace dos semanas por una delegación europea.

Desde la presentación del proyecto, sus promotores han sumado sus conocimientos y equipo para clasificar y tratar las fracciones alcohólicas disponibles para el uso que se quería darles, construir una planta piloto basada en tecnologías catalíticas de reformado, patentadas por el ITQ,  para producir corrientes gaseosas ricas en hidrógeno, integrar el proceso con una pila de combustible para la producción de energía eléctrica y calor y evaluar el funcionamiento del prototipo.

Este proyecto experimental que arrancó hace tres años cuenta con un presupuesto de un millón y medio de euros, financiado al 60% por el programa Life de la UE. El objetivo es establecer un sistema técnica y económicamente viable para utilizar los residuos de la destilación alcohólica como fuente de energía. La materia prima esencial son las denominadas «purgas», los residuos alcohólicos de baja calidad que se producen en el proceso de destilación de alcoholes procedentes de la industria vitivinícola. Además de vino, esta industria genera también alcoholes de baja calidad, que son los que se aprovechan para producir hidrógeno que posteriormente se transforma en energía eléctrica mediante una pila de combustible.

Tags: ITQ.


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.