Jordi Agustí visita la desalinizadora móvil del Port de la Selva

Esta instalación garantiza el abastecimiento en períodos en los que la población del municipio se incrementa considerablemente


237

11/09/2018
Archivado en: Agua , Otros , Cataluña

El director de la Agencia Catalana del Agua (ACA), Jordi Agustí, acompañado por el alcalde del Puerto de la Selva, Josep Maria Cervera, y por el director de los Servicios Territoriales de Territorio y Sostenibilidad en Girona, Pere Saló, ha visitado la desalinizadora móvil que está garantizando el uso de agua de boca durante este verano en el Port de la Selva (Alt Empordà).

El Port de la Selva está viviendo el peor episodio de sequía de los últimos 20 años. Hay que tener en cuenta que este es uno de los pocos municipios de la costa Mediterránea que a comienzos del siglo XXI todavía se abastece sólo del agua de su propio acuífero.

Este hecho es un indicador de la sostenibilidad del municipio que ha tenido un crecimiento proporcional a sus recursos hídricos. Además, también ha puesto en marcha iniciativas pioneras como la recarga del acuífero con agua regenerada.

Lluvias por debajo de la media

En estos momentos vivimos una situación excepcional porque la media de lluvia de los últimos tres años ha quedado por debajo de los 500mm (495mm en 2015, 476mm en 2016 y 411mm en 2017). "La prioridad es poder suministrar agua apta para los usos de boca en estas semanas de máxima afluencia", ha asegurado el alcalde de Puerto de la Selva.

En situaciones de pluviometría considerada normal (la media de las últimas décadas se sitúa en torno a los 650 mm/año) no hay problemas graves de suministro.

Ante la sequía acumulada, el agua obtenida del acuífero, ha aumentado el nivel de sal (cloruros). Desde el Ayuntamiento del Port de la Selva con el apoyo de la ACA y del Consorci de la Costa Brava (CCB) se ha tenido que optar por la única solución viable a corto plazo, el alquiler de una desalinizadora móvil para tratar el agua del acuífero y garantizar durante la temporada de verano los usos de boca.

Así desde el pasado 4 de agosto se conectó el depósito de agua municipal a una desalinizadora móvil. El agua que se extrae del acuífero es tratada por este equipamiento y distribuida con un índice de salinización de entre 400 y 500 mg/l, por debajo de los 800 mg/l que no la harían apta para el consumo, pero por encima de los 250 mg/l que se considera dentro de la normalidad. La desalinizadora sólo es una medida puntual para garantizar la calidad del suministro estas semanas de verano en que coincide la máxima frecuentación turística.

Soluciones estructurales

Hace meses que se trabaja para poder conectarse a la red de la Costa Brava Norte y poder afrontar con las mejores garantías posibles el suministro de agua. La complejidad del proyecto es importante y requiere de actuaciones más allá del municipio pero se trabaja con todos los agentes implicados para que sea una realidad lo antes posible.

Tags: .


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.