La Escuela de Ingeniería Forestal de Pontevedra conoce el proyecto de ampliación de Sogama

Alumnos del centro, acompañados por el profesor Luis Ortiz, visitaron esta semana el complejo medioambiental de Cerceda para comprobar su operativa


648


Un año más, y como viene siendo habitual, los alumnos de la Escuela de Ingeniería Forestal de Pontevedra, acompañados por el profesor Luis Ortiz, visitaron el complejo medioambiental de Sogama en Cerceda para conocer in situ las principales novedades vinculadas a su gestión.

En este caso, y más allá de las explicaciones habituales sobre la operativa que se lleva a cabo en estas instalaciones, donde se centraliza el tratamiento de la mayor parte de los residuos urbanos producidos en Galicia, técnicos al servicio de la entidad pública explicaron el proceso de ampliación del complejo, mejora a través de la cual podrá incrementar su capacidad de tratamiento en un 81%, pasando de las 550.000 toneladas anuales a 1 millón. Esto significa que, en breve, la compañía estará preparada para gestionar, en condiciones óptimas, todos los desechos domiciliarios producidos en la comunidad.

Ello será posible gracias a la puesta en marcha de una nueva planta de clasificación, en la que separarán los materiales reciclables contenidos en la basura convencional, esto es, plásticos, vidrio, papel/cartón, acero y aluminio, entre otros, así como a la remodelación de la actual nave de reciclaje, tratamiento y elaboración de combustible.

La culminación del proceso será una realidad en el año 2019, momento en el que la empresa, no sólo consolidará su liderazgo en España, sino que también será un referente en Europa y en el mundo, posicionándose entre las compañías de su sector más grandes y eficientes.

De esta forma, Sogama conseguirá multiplicar por cuatro sus cifras de reciclaje y reducir el uso del vertedero a mínimos, pretendiendo llegar al vertido técnico cero, relegado únicamente para aquella fracción de los residuos que no pueda reciclarse ni valorizarse material o energéticamente.

Compostaje integral

Paralelamente, la entidad ha construido una planta de compostaje industrial, ubicada en el vertedero de residuos no peligrosos de Areosa (Cerceda), en la que se procesará la fracción orgánica procedente de la recogida selectiva municipal a fin de convertirla en compost de calidad. Con una capacidad para 15.000 toneladas anuales, la instalación dará servicio a los municipios más cercanos. Esta modalidad de compostaje se complementa con el doméstico, que la empresa ha conseguido llevar también a 80 entidades de la provincia de Pontevedra (37 ayuntamientos, 39 centros educativos y 4 colectivos sociales), habiendo distribuido entre las mismas más de 2.900 compostadores. La dotación de medios materiales, en el marco de un estudiado protocolo de actuación, se complementa con la formación de los usuarios y la edición de recursos didácticos y divulgativos.

Más recientemente, la empresa pública ha puesto en marcha, de forma experimental, un programa de vermicompostaje al que se han adscrito 3 ayuntamientos, 2 centros educativos y 1 colectivo social, y entre los que ha distribuido más de 80 vermicompostadores para comprobar la efectividad de esta modalidad, toda vez que el humus obtenido a partir del trabajo de las lombrices de tierra puede llegar a superar, según los expertos, las bondades del compost doméstico.

Los estudiantes de Ingeniería Forestal quisieron aprovechar la ocasión para realizar un recorrido guiado por las instalaciones que conforman el complejo industrial de Cerceda a fin de conocer la situación del residuo en cada momento y su destino final: reciclaje, en el que caso de la parte susceptible de ser recuperada por esta vía, y recuperación energética, en el caso de la no reciclable.

Tags: Sogama.


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.