La Generalitat financiará una planta de tratamiento de fracción resto en el Parque ambiental de Bufalvent

La planta contará con un presupuesto de 10 millones de euros, y acogerá los residuos de los municipios integrados en el Consorcio del Bages

Foto de grupo en el Parque ambiental de Bufalvent


1172


La gestión de residuos que realiza el Consorcio del Bages debe cambiar los próximos años para adaptarse a la ley, que marca que los depósitos controlados (vertederos) sólo se pueden depositar residuos previamente tratados para minimizar al máximo los efectos nocivos que pueden tener sobre el medio ambiente. La normativa obliga a un pretratamiento que, en el Bages, pasará por la construcción de una planta de tratamiento de la fracción resto en la que los residuos pasarán por un proceso de biosecado y bioestabilización que reducirá de forma evidente el volumen de residuos y evitará la posible generación de biogás (uno de los responsables del cambio climático) debido a la descomposición de los residuos orgánicos que no han sido previamente separados en los hogares y que llegan mezclados con otros residuos.

La planta, que se hará en el Parque ambiental de Bufalvent, costará 10 millones de euros que serán íntegramente financiados por la Generalitat, según un acuerdo que se ha aprobado recientemente en el Consejo plenario del Consorcio del Bages por unanimidad de todos los grupos políticos. Mientras tanto, el gobierno ha asignado el Bages el traslado provisional de su fracción resto a la planta del Vallès Occidental, en Vacarisses, para que se haga el tratamiento y vuelva hacia el Bages ya bioestabilitzada. De este modo, el Bages comenzará a cumplir la normativa de forma inminente, sin tener que esperar a tener planta propia. En estos momentos, más del 70% de la población de Cataluña está tratando la basura antes de verterla o incinerarse la (mediante ecoparques o plantas de tratamiento como la que se hará en el Bages). En la comarca, el resto de fracciones que se recogen ya son tratadas y sólo faltaba aplicar un pretratamiento a los residuos que llegan al depósito.

Transporte en el Vallès Occidental

El transporte de residuos en Vacarisses iniciará previsiblemente a principios de 2018 y supondrá unos 6 viajes diarios de ida y vuelta, 6 días a la semana. Los camiones que harán los traslados pasarán por la autopista y tendrán peaje gratuito, según han pactado con el gobierno catalán. Se prevé que anualmente el Bages envíe unas 45.000 toneladas de fracción resto hacia el Vallès Occidental donde, después, del tratamiento, perderán el 30% de su peso y devolverán hacia el depósito de Bufalvent. La reducción de toneladas a través del pretratamiento supondrá un ahorro del precio del canon (que se paga por cada tonelada aportada al vertedero) que servirá para compensar, en parte, los gastos del tratamiento y de los traslados.

Este cambio, que será operativo hasta 2023, cuando el Bages ya disponga de planta de tratamiento de resto propia, no supone ningún cambio en la frecuencia o el horario de recogida en los municipios. Los vehículos de recogida de basuras de los municipios consorciados mantendrán su punto de descarga en el Parque ambiental de Bufalvent, pero en lugar de descargar el depósito lo harán en un lugar habilitado, la planta de transferencia, un cubierto con un muelle de carga donde camiones de gran tonelaje recogerán los residuos para trasladarlos a Vacarisses.

Aunque estos cambios supondrán un aumento provisional del precio de la gestión y tratamiento de residuos mientras dure la construcción de la planta a Bufalvent, se tienen en cuenta 3 factores determinantes:

Parte del coste quedará compensado por el hecho de que los municipios pagarán menos canon, ya que aportarán menos toneladas de residuos al vertedero
• También se ha llegado a un acuerdo con el Barcelona para que lleve parte de sus residuos (también previamente tratados) al vertedero de Bufalvent y que pague por cada tonelada aportada
• El coste provisional de esta gestión está muy por debajo de lo que supondría para el Bages asumir los 10 millones de euros de la construcción de la planta resto

Objetivo: aumentar el reciclaje

Además, este pretratamiento y la consecuente reducción de toneladas de residuos que van a parar al vertedero, serán un factor clave para avanzar hacia el objetivo de reciclar un 60% del total de los desechos en el año 2020. El Bages está en el entorno del 39%, estancado desde hace unos años. Durante el proceso de pretratamiento se recuperan pequeñas cantidades de vidrio, papel y envases que habían sido erróneamente depositadas con la fracción resto, y los residuos orgánicos que hay mezclados pierden una parte importante de volumen y líquidos. Pero en ningún caso este pretratamiento se puede considerar una alternativa o sustitución en la recogida selectiva que se hace a partir de la separación de residuos en cada hogar. El tratamiento tiene como objetivo minimizar el impacto de poner los residuos al depósito y también el cumplimiento normativo, pero la mejor manera de recuperar materiales y aumentar los índices de reciclaje es a través de la recogida selectiva.

Valentí Junyent, alcalde de Manresa y presidente del Consorcio, destacó que este proceso de acuerdo se ha llevado a cabo "con el consenso político de los municipios y de las diferentes fuerzas políticas del territorio" y ha añadido que "la inversión de 10 millones es una buena noticia porque mejoraremos las instalaciones y mantendremos la autonomía de gestión". En los 15 años de historia del Consorcio del Bages para la gestión de residuos, las inversiones globales habían sido de 14 millones de euros. Ahora, habrá una inyección de 10 millones en los próximos 5 años.

Tags: .


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.