La nueva planta de recuperación de materiales de Sogama entra en producción

La instalación, con huella 100% gallega, construida y operada por la empresa ourensana Valtalia, constituye un paradigma en el ámbito de la innovación tecnológica ambiental


506


Tras su construcción y equipamiento en un tiempo récord de 8 meses, el pasado verano arrancaba en el complejo industrial de Sogama, y en período de pruebas, la nueva planta de recuperación de materiales contenidos en la bolsa negra (basura convencional). Una obra realizada íntegramente con ingeniería gallega, a cargo de la firma ourensana Valtalia, y que ya constituye, tras su entrada en producción, un paradigma en el ámbito de la  innovación tecnológica ambiental, toda vez que ha sido concebida y pensada en línea con la industria 4.0.

Un total de 8 equipos abre-bolsas, 18 trómeles de triaje y 35 separadores ópticos son sólo algunos de los elementos que integran una instalación que permitirá recuperar hasta 11 tipologías de materiales de una forma totalmente automatizada (PET, PEAD, film, polipropileno, poliestireno, plástico mixto, papel/cartón, acero, aluminio y vidrio).

Con la incorporación de esta planta, la capacidad del complejo cercedense se verá incrementada en un 81%, alcanzando 1 millón de toneladas anuales. El proceso gana en eficiencia y en garantías, permitiendo que Sogama remita a los centros recicladores cuatro veces más material que hasta ahora y reduzca el vertido a mínimos. De hecho, la previsión es que en el año 2020 tan solo deposite en vertedero el 10% de los desechos, es decir, aquéllos que no se puedan reciclar ni valorizar energéticamente, alcanzando de esta forma el denominado vertido técnico cero. Con 15 años de antelación, Sogama cumplirá uno de los grandes objetivos del Consejo de la Unión Europea en materia de residuos para 2035: que los Estados miembros depositen en vertedero un máximo del 10% de su basura.

Tal y como señaló el presidente de Sogama, Javier Domínguez Lino, “reorientamos el modelo para contribuir a dar cumplimiento a los nuevos objetivos europeos y reforzamos la gestión jerarquizada de residuos, primando la reducción, la reutilización y el reciclaje, que complementamos con la valorización energética de la parte no reciclable para que el vertido quede relegado a mínimos”.

La nueva planta supone un paso de gigante para la Sociedad pública, que actualmente gestiona los residuos urbanos producidos por 295 ayuntamientos o, lo que es lo mismo, por más de 2.240.000 habitantes.

Pero el proyecto de ampliación del complejo cercedense proseguirá su andadura el próximo año. Tras la entrada en funcionamiento de la nueva planta, en enero comenzará el proceso de remodelación de la antigua planta de reciclaje, tratamiento y elaboración de combustible, que rematará a mediados de 2019, momento en el que Sogama habrá culminado su plan estrella, el de mayor envergadura después de la puesta en marcha del complejo industrial, en el año 2000.

De imitadores a imitados

Domínguez se muestra convencido de que esta iniciativa definirá el futuro de la gestión sostenible de los residuos urbanos en Galicia, cuyo marco de referencia es la economía circular. Su satisfacción con el trabajo realizado es plena, habiendo hecho posible que Sogama se convierta en punto de referencia a nivel europeo y mundial. “Si hasta ahora nuestro espejo eran los Estados del norte de Europa, a los que hemos querido imitar y parecernos durante todos estos años, ahora es Sogama la planta a la que mira el resto de Europa”, subrayó.


Lee aquí el reportaje sobre la planta publicado en el número Julio/Agosto 2018 de RETEMA

Tags: Sogama.


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.