La planta de compostaje de Sogama tratará los residuos orgánicos de A Laracha y Carballo en 2020

Estos dos ayuntamientos coruñeses serán los primeros en empezar a entregar sus biorresiduos en las nuevas instalaciones de Cerceda


270

05/11/2019

La planta de compostaje de biorresiduos domésticos de Sogama empezará a funcionar a comienzos del próximo año. Así lo anunció la conselleira de Medio Ambiente, Territorio y Vivienda, Ángeles Vázquez, quien participó junto a los alcaldes de A Laracha, Manuel López, y de Carballo, Evencio Ferrero, en la presentación del programa de recogida selectiva de la fracción orgánica en ambos municipios, un paso previo imprescindible para poder enviar sus biorresiduos a estas instalaciones.

De hecho, estos dos ayuntamientos serán los primeros en empezar a depositar la fracción orgánica de sus residuos urbanos en la planta de compostaje del complejo de Cerceda. Estas instalaciones, en las que la Xunta invirtió más de tres millones de euros, tienen capacidad para tratar 15.000 toneladas al año de este tipo de material y gracias a ellas se contribuirá a que los ayuntamientos puedan conseguir el objetivo fijado por Europa de reciclar el 50% de los residuos urbanos en el año 2020, una competencia municipal, recordó Ángeles Vázquez, pero para la que cuentan con el apoyo y ayuda del Gobierno gallego.

La implantación en estos dos ayuntamientos coruñeses del quinto contenedor para facilitar la recogida de la fracción orgánica nos sus núcleos urbanos, dijo la conselleira, reforzará y vendrá a complementar el Programa de Compostaje Doméstico de Sogama, a lo que ambos están adheridos desde hace años y que centra su atención sobre todo en el ámbito rural.

Así, recordó que los ayuntamientos de Carballo y A Laracha disponen ya, respectivamente, de 300 y 105 composteros instalados, y que, además, ambos se beneficiaron este año del reparto de contenedores específicos para depositar la fracción orgánica. En este sentido, felicitó a ambos regidores por el trabajo hecho hasta ahora e incidió en que "están dando pasos decisivos para llegar a conseguir la gestión integral” de los biorresiduos con su adhesión a la nueva planta de compostaje de Sogama, un ejemplo que confía en que seguirán otros ayuntamientos de la comarca que, como indicó, ya mostraron interés por su funcionamiento.

Hace falta recordar que más del 40% de la bolsa negra de los hogares está compuesta por materia orgánica, de ahí la importancia tanto de reducir la producción de estos residuos, como de incrementar su separación y tratamiento idóneos. La fabricación de compost comporta un triple beneficio ya que contribuye a la mejora del medio ambiente al reducir las emisiones de CO2; garantiza un fertilizante de calidad con la recuperación de una práctica tradicional del rural gallego; y también se reducen los costes de los servicios municipales de recogida de la basura.

De hecho, la responsable de Medio Ambiente apuntó que a los ayuntamientos también les saldrá más rentable apostar por una correcta gestión de los biorresiduos, ya que el canon de Sogama por tratar esta fracción en la planta de compostaje es más barato que el de la bolsa negra.

 

Programa de compostaje doméstico

Desde la puesta en marcha del programa de Compostaje Doméstico, Sogama ya distribuyó gratuitamente 10.900 composteros entre 314 entidades, mayoritariamente ayuntamientos (188), colegios (108) y colectivos y entidades sociales (18). Cada uno de estos dispositivos para hacer compost tienen entre 360 y 400 litros de capacidad y están realizados a partir de materiales reciclados, lo que permite que, al final de su vida útil, sean totalmente recuperables.

Ángeles Vázquez explicó también que su departamento seguirá apostando el año que viene por este programa de éxito, ya que Sogama ha previsto repartir en toda la comunidad un total de 3.000 nuevos dispositivos para transformar residuos orgánicos en compost.

Asimismo, se refirió a otros proyectos e iniciativas impulsados por la Consellería en los últimos meses con el objetivo de fomentar el compostaje y la educación alrededor del tratamiento de la fracción orgánica y sus beneficios medioambientales. En este sentido, recordó el programa escolar puesto en marcha este curso y del que se beneficiarán alrededor de 10.000 alumnos de 30 centros de Infantil y Primaria con huerta y comedor; a los proyectos demostrativos que se están desarrollando en Mondoñedo y As Nogais -en el primer caso, centrado en el compostaje comunitario y en el segundo, a nivel doméstico-; o a la iniciativa RES2VALHUM de cooperación transfronteriza entre Galicia y el norte de Portugal, para poner en valor la materia orgánica y evitar su depósito en escombreras.

 

Presupuestos 2020

Por otra parte, también recordó que la Xunta seguirá manteniendo otras iniciativas y ayudas a disposición de los ayuntamientos, responsables últimos de la gestión de los residuos urbanos, con el fin de ayudarlos a llegar a los objetivos fijados por Europa en esta materia. Así, avanzó que en las cuentas de 2020 de su departamento se reservarán casi seis millones de euros para mejorar la gestión de la fracción orgánica de la basura y avanzar hacia su valorización.

En concreto, cinco millones se destinarán a iniciar la puesta en marcha de tres plantas públicas de tratamiento de biorresiduos domésticos (una por provincia, que se sumarían a la de Cerceda) y a una nueva orden de ayudas, con 700.000 euros, para desarrollar instalaciones para tratar la fracción orgánica, tanto de iniciativa municipal como de empresas privadas. Además, Vázquez Mejuto también explicó que su departamento volverá a convocar el próximo año una línea de subvenciones destinada a colaborar con los municipios en la gestión de los residuos urbanos, destacando que la orden contará con un presupuesto “histórico” de 2,6 millones.

Tags: Sogama.


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.