La planta de Tratamiento Mecánico Biológico de Gipuzkoa comenzará a recibir residuos esta semana

Gracias a la puesta en marcha de la TMB, Gipuzkoa se ahorrará 889.761 euros, evitando costes de vertido y la contaminación medioambiental que supone verter en Bizkaia


746


El Consorcio de Residuos de Gipuzkoa ha aprobado hoy en su Asamblea General la propuesta de modificación del contrato de concesión de obra pública de la primera fase del Complejo Medioambiental de Gipuzkoa, con un 71,4% de votos a favor y 5 votos en contra. El acuerdo implica el adelanto del periodo de puesta en marcha y operación de la planta de Tratamiento Mecánico Biológico. Gracias a esto, se reducirá significativamente la fracción resto a enviar a vertedero, lo que conllevará a la reducción de los impactos medioambientales vinculados al transporte y al no tratamiento de residuos, haciendo innecesario el traslado de residuos a las plantas de tratamiento y vertederos de Bizkaia y suponiendo un ahorro económico de 889.761€. Además, se recuperarán los materiales reciclables aún presentes en la fracción resto, entre un 8% y un 10% del material entrante, y se superará a corto plazo el 60% del reciclaje, situándose al mismo nivel que los países más avanzados de Europa.

El presidente del Consorcio de Residuos de Gipuzkoa y diputado de Medio Ambiente, José Ignacio Asensio, ha subrayado que “esta es una gran noticia para los guipuzcoanos, ya que la puesta en marcha de esta infraestructura supone el fin de esta pesadilla y recuperar por fin la gestión de residuos de forma autónoma en Gipuzkoa”. “Además, conlleva también una mejora medioambiental significativa, un aumento de la tasa de reciclaje y un relevante ahorro económico”.

La puesta en marcha de la TMB reduce igualmente el riesgo de no disponibilidad de instalaciones de tratamiento y el volumen de las toneladas a tratar. En los últimos ejercicios GHK ha tenido extremas dificultades en localizar alternativas de vertido.

De hecho, actualmente solamente existen dos alternativas posibles, el vertedero de Mutiloa y vertido en Bizkaia. Además, se incrementará la tasa de reciclaje entre un 8 y un 10% y se evitará el transporte de 83.600 Km de camiones.

Las obras del resto de infraestructuras que componen el Complejo Medioambiental de Gipuzkoa se están desarrollando según el calendario inicial y la previsión es cumplir con los plazos contemplados en el proyecto y que la instalación al completo esté funcionando, tras el correspondiente periodo de pruebas, en octubre de 2019. Una vez puestas en marcha todas sus instalaciones, se prevé que genere 160.000 MWh al año, lo que serviría para abastecer de energía eléctrica a 45.000 hogares y 130.000 personas aproximadamente.

Con la puesta en marcha del Complejo Medioambiental en otoño de 2019, Gipuzkoa contará con un centro de vanguardia para el tratamiento de sus residuos, con una gestión transparente y con el control público del Consorcio de Residuos.

Tags: .


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.