La planta de Vall d’Uixó estrena un robot antropomorfo pionero para la gestión de residuos sanitarios

Mireia Mollá presenta el nuevo robot antropomorfo de última generación para el procesamiento de residuos sanitarios instalado en la planta de tratamiento de la Vall d’Uixó


748

Se ha instalado en la planta de planta de tratamiento de residuos de Vall d’Uixó de Ferrovial Servicios, ubicada en la Comunidad Valenciana, un nuevo robot antropomorfo de última generación, el único a nivel estatal, para el procesamiento de residuos sanitarios. Esta tecnología permitirá reducir el rechazo a vertedero y la recuperación de materias primas de los residuos sanitarios, tras un proceso de esterilización.

Para este proyecto, la consejería de Emergencia Climática y Transición Ecológica de la Generalitat Valenciana ha invertido más de 100.000 euros en esta actuación, que permitirá recuperar el 25% de los contenedores de residuos sanitarios. El nuevo robot antropomorfo, realizará de manera automática el vaciado de los cubos de plástico que contienen los residuos sanitarios con el fin de que, una vez esterilizados y debidamente separados, el material plástico pueda ser reintroducido en el sistema para fabricar nuevos contenedores para los rechazos sanitarios.

La consellera de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica, Mireia Mollà, ha explicado que se trata de una actuación “innovadora y pionera en España, que a la gestión incorpora economía circular, reutilización y un menor impacto”, tras un proceso de esterilización que elimina cualquier riesgo. Este sistema supone una importante reducción en la generación de residuos sanitarios, así como en el uso de materias primas para la fabricación de estos contenedores, en línea con la estrategia de la administración autonómica en materia de Economía Circular.

La instalación del robot hace posible reintroducir en la cadena de fabricación el 25% de los contenedores, en un contexto de crisis sanitaria que ha duplicado los desechos de origen sanitario. El proyecto se enmarca en una línea de “apoyo a que se continúen haciendo los  trabajos de emergencia, esta logística que esta planta nos está sirviendo para ella, para dar abasto a la cantidad de kilos de residuos sanitarios que se han multiplicado”, ha subrayado Mireia Mollá.

La consellera ha apuntado que la puesta en marcha de esta actuación lleva detrás muchos meses de estudios y análisis, “ya que la crisis sanitaria ha revelado que el residuo sanitario existe y hace falta buena gestión compromiso político, iniciativas innovadores y empresas comprometidas”. Mollà ha incidido en las inversiones de futuro orientadas a consolidar la Comunitat como referente en el tratamiento y gestión global de los residuos. Esta iniciativa es una muestra más de las acciones de economía circular que está desarrollando y explorando la Conselleria para reducir no solo la generación de residuos sino también la fabricación de nuevas materias primas, y por consiguiente la huella de carbono.

RRSS


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA