La remodelación de la tercera línea de la desalinizadora de Formentera garantiza el suministro

La capacidad de producción de esta línea se incrementa un 20%


477

El consejero de Medio Ambiente y Territorio, Miquel Mir, y la presidenta del Consell de Formentera, Alejandra Ferrer, han visitado este viernes las obras de remodelación de la tercera línea de producción de la Instalación Desaladora de Agua de Mar (IDAM) de Formentera. En la visita, los han acompañado el director gerente de la Agencia Balear del Agua, Guillem Rosselló; el secretario general, Juan Calvo; y el consejero insular de Medio Ambiente y Servicios de Inspección, Antonio J. Sanz.

El proyecto, financiado con fondos del Impuesto de Turismo Sostenible (ITS) tiene un presupuesto de 330.569,74 € euros y un plazo de ejecución de seis meses. "Estos obras sirven para mejorar la seguridad en el subminsitrament de agua potable en esta isla y cumplen, por tanto, con el objetivo que se marca la conselleria de Medio Ambiente y Territorio de dar un mejor servicio a la ciudadanía en un tema tan sensible como es el del ciclo del agua", señaló Mir. 

Por su parte, Ferrer ha mostrado su satisfacción porque "esta mejora, junto con las mejoras de almacenamiento que se han hecho en los últimos años, permitirá garantizar la producción de agua para responder al incremento de la demanda que se da sobre todo en temporada alta". La presidenta del Consejo insular ha añadido que en el caso de Formentera esta es la única opción de producción de agua dulce y potable en la isla.

La actuación prevé la instalación de un bastidor de ósmosis inversa de capacidad de 2.500 m3/día y la sustitución de las membranas actuales de 400 ft2 por membranas de 440 ft2. Esto, permitirá, por un lado, que los nuevos equipos instalados en la anterior remodelación (finalizada en 2017) operen de manera óptima y mejorar, a la vez, la eficiencia energética de las instalaciones.

De este modo, la capacidad de producción de esta línea se incrementa un 20% pasando de un máximo de 2.000 m3/día a 2.500 m3/día.

Hay que recordar que el agua potable que consume la isla de Formentera es suministrada por la Agencia Balear del Agua a partir de la producción de la IDAM. Esta planta cuenta con tres líneas de producción de agua desalada, que garantizan el suministro urbano y permiten reducir la presión sobre el acuífero de la isla, actualmente en estado de sobreexplotación y salinización.

Estas obras se complementarán con la rehabilitación estructural del depósito de la IDAM. La Agencia Balear del Agua ha adjudicado, recientemente, la redacción del proyecto por un importe de 80.159,13 € (IVA excluido).

El depósito fue construido en 2002 y es donde se almacena el agua resultante del proceso de desalinización. Tiene una capacidad de 17.500 m3 y garantiza el suministro en la isla. Desde que se construyó, no se había realizado ninguna tarea de rehabilitación y, en las últimos meses, se habían detectado algunos signos de empeoramiento de algunas partes de la estructura.

RRSS


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA