Mares Circulares volverá a recorrer España para impulsar la economía circular

Se ha desarrollado el primer prototipo de botella apta para uso alimentario fabricada con plástico recogido de playas, fondos marinos y entornos acuáticos


758

Este martes se han presentado en Madrid los resultados de la segunda edición de Mares Circulares, un programa cofinanciado por The Coca-Cola Foundation, que destaca por su carácter integral y circular.

Mares Circulares se puso en marcha en 2018 y en su segunda edición, en 2019, ha seguido contando con el apoyo del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA), a través de la Secretaría General de Pesca, y con la colaboración de las asociaciones Chelonia y Vertidos Cero, y Fundación Ecomar en España, y Liga para a Protecção da Natureza (LPN) en Portugal. Unas alianzas que volverán a ser clave este 2020, cuando el programa recorrerá de nuevo España y Portugal.

Mares Circulares es un proyecto con vocación de continuidad que tiene como principales objetivos buscar soluciones al problema de las basuras marinas impulsando la investigación científica y el apoyo a nuevos modelos económicos sobre la base de la economía circular. Asimismo, persigue fomentar una cultura de reciclaje mediante jornadas de sensibilización y formación entre los ciudadanos y además limpiar residuos de playas, mares y entornos acuáticos en España y Portugal.

En la actualidad, la contaminación marina con residuos plásticos es una de las principales amenazas para los ecosistemas acuáticos. Por eso, uno de los principales pilares de Mares Circulares, además de la limpieza de residuos y la formación e investigación en materia de reciclaje y economía circular, es la importante labor de monitorización y recogida periódica de datos. Una información que sirve posteriormente como fuente para estudios científicos que ayuden a identi?car las fuentes de los residuos presentes en los entornos naturales, y así poder buscar soluciones más efectivas a la problemática de las basuras marinas.

Durante el evento de presentación, tanto Coca-Cola como las asociaciones e instituciones colaboradoras han compartido los resultados de la II edición del proyecto. Unos datos que han superado las expectativas y que han puesto en valor el crecimiento del programa, que en tan solo dos años ha conseguido ser un referente en materia de sensibilización y formación sobre reciclaje y economía circular.

Ana Gascón, directora de Responsabilidad Corporativa de Coca-Cola Iberia, ha señalado: “Mares Circulares está alineado con nuestra estrategia global ‘World Without Waste’ (‘Un mundo sin residuos’) que en Europa se traslada a “Avanzamos”, y que además contribuye a los Objetivos de Desarrollo Sostenible ODS 12- producción y consumo responsable-, ODS 14 – vida submarina- y ODS 17 – generación de alianzas para el desarrollo sostenible. En Coca-Cola asumimos nuestro rol de liderazgo para avanzar en primera fila por el camino de la economía circular. Sabemos que aún nos queda mucho por hacer y que no vamos a parar hasta conseguirlo, y también sabemos que no podremos hacerlo solos. Por eso, queremos dar las gracias a todas y cada una de las más de 40.000 personas que, de una u otra forma, han participado en esta edición de Mares Circulares”.

Por su parte, Carmen Gómez-Acebo, directora de Responsabilidad Corporativa de Coca-Cola European Partners Iberia, ha destacado: “Mares Circulares’ es un proyecto integral que nos trasciende gracias a los miles de voluntarios y los más de 400 organismos públicos y privados que lo han hecho posible, más del doble que en la primera edición. Una red de alianzas que nos permitirá, un año más, recorrer España con nuestros objetivos de concienciación y formación en materia de reciclaje, limpieza de residuos e investigación en nuevas soluciones sostenibles en un camino claro hacia la economía circular”.

Estos objetivos han sido los que han definido las líneas de actuación de Mares Circulares:

  • Lo urgente: intervención y voluntariado

  • Lo importante: sensibilización y formación

  • Hacia el futuro: economía circular y estudios científicos

 

El doble de voluntarios y más de 300 toneladas de residuos recogidos

Tras la enorme acogida que tuvo la primera edición, Mares Circulares ha duplicado en su segundo año el número de voluntarios, hasta alcanzar las 11.660 personas. Gracias a su trabajo, en 2019 se han recogido 313 toneladas de residuos, incluidas 5 toneladas de plástico (PET) que serán reintegradas en la cadena de valor de Coca-Cola o utilizadas para otros proyectos de investigación.

Esta labor de recogida ha sido llevada a cabo en 100 playas y otros entornos acuáticos de España y Portugal gracias a Asociación Chelonia, Fundación Ecomar y otras ONG locales además de la ONG portuguesa Liga para a Protecção da Natureza (LPN). Asimismo, se han realizado actividades de formación y colaboración en la conservación de 21 Reservas Marinas y otras áreas protegidas.

Con la colaboración de Asociación Vertidos Cero y los 89 barcos pertenecientes a varias cofradías pesqueras que faenan en los caladeros de 15 puertos de ambos países, se han recogido residuos directamente del fondo marino, creando así una red transnacional ejemplo en este tipo de prácticas en Europa.

 

Más de 30.000 personas reciben sensibilización y formación sobre reciclaje y economía circular

Porque limpiar las playas y el mar es lo urgente, pero lo importante es la concienciación para que en el futuro no sea necesario realizar esas intervenciones. Por eso, en su segunda línea de actuación Mares Circulares -a través de Asociación Chelonia- lleva a cabo formaciones sobre la necesidad del reciclaje y la reutilización de los residuos. En 2019, un total de 30.912 personas tuvieron acceso a estas distintas acciones de formación y sensibilización. De ellas, 19.100 personas -más de 11.500 jóvenes y más de 7.500 adultos- recibieron formaciones directas gracias a la colaboración de colegios y ayuntamientos de 45 municipios y a la implicación de 6 fábricas de Coca-Cola European Partners en España.

Además, una de las actuaciones llevadas a cabo durante 2019 consistió en la instalación de Jaimas Sostenibles en 6 playas con alta afluencia del litoral español y portugués. En ellas, más de 11.800 turistas de diferentes nacionalidades pudieron disfrutar de las actividades de concienciación y acceder a los materiales formativos en español, inglés y portugués. Tras su experiencia, participaron en una encuesta de la que se desprende que el 93% aumentó su conocimiento sobre la correcta gestión de envases.

 

Primer prototipo mundial de botella hecha con plástico marino

Para cerrar el ciclo de la economía circular, la tercera línea de actuación de Mares Circulares mira hacia el futuro impulsando la investigación, el desarrollo y la ecoinnovación, consiguiendo reciclar lo que antes era irreciclable. De este modo, tanto Coca-Cola como las entidades colaboradoras del proyecto han puesto especial foco en segregar adecuadamente los residuos recogidos para su posterior gestión y valorización, además de promover la trazabilidad de todo el PET recogido para reintegrarlo en la cadena de valor de Coca-Cola.

Como muestra de todo lo que se puede hacer en materia de ecoinnovación con esos residuos de PET, Coca-Cola presentaba en 2019 el primer prototipo de botella apta para uso alimentario hecha con plástico reciclado procedente del plástico PET recogido en las actuaciones de Mares Circulares. Gracias al trabajo conjunto llevado a cabo por Ioniqa Technologies, Indorama Ventures, Mares Circulares y Coca-Cola, se han fabricado alrededor de 300 botellas aptas para su uso en alimentación y bebidas utilizando un 25% de este plástico reciclado procedente de basura marina.

Además, a través de la Asociación Chelonia, el programa volvió a apoyar estudios científicos e iniciativas empresariales que aportan innovaciones en este campo a través del Concurso Mares Circulares. En esta segunda edición, se han premiado a tres estudios científicos pertenecientes a Madrid Internet of Things Institute, el departamento de Educación e Investigación del Acuario de Zaragoza y el departamento de Química Inorgánica e Ingeniería Química de la Universidad de Córdoba, con 5.400 euros a cada uno.

Por su parte, se ha dotado de un premio de 5.000 euros de capital semilla a la start-up Anxo Vidal Abal con el proyecto Biomares, una spin-off de la empresa ECOPLAS BARBANZA, que pretende sustituir la utilización de materiales plásticos derivados del petróleo por materiales biodegradables y compostables en la fabricación de envases que se utilicen en el medio marino.

 

Un proyecto de futuro

Mares Circulares es un proyecto de continuidad que, desde su lanzamiento en 2018, nace con vocación de futuro. Por eso, tras el éxito de su segunda edición, este 2020 volverá a recorrer España y Portugal de la mano de sus colaboradores para impulsar la economía circular a través de sus tres ejes principales de actuación: fomento de la investigación científica y nuevos modelos económicos basados en la economía circular, fomento del reciclaje y recogida de residuos marinos.

RRSS


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.