La apuesta de Nestlé por la economía circular

Pedro Ruiz, especialista en Sostenibilidad Ambiental en Nestlé España


1010

22/10/2019
Fuente:

Por Pedro Ruiz, especialista en Sostenibilidad Ambiental en Nestlé España


 

Alineado con nuestro Propósito de empresa -que no es otro que el de mejorar la calidad  de vida de las personas y contribuir a un futuro más saludable, basado en el respeto por las personas y familias, por las comunidades y por el planeta- desde Nestlé lanzamos nuestra estrategia en economía circular, dentro del marco global de Sostenibilidad.

Dos de los conceptos que hemos mencionado: Futuro y Planeta, constituyen el eje del Plan Estratégico de Sostenibilidad, en cuyo marco se destacan cinco prioridades: luchar contra el cambio climático, contribuir al modelo de economía circular, llevar a cabo una gestión responsable del agua, comunicar a la sociedad el compromiso medioambiental y realizar programas de formación y sensibilización, tanto para empleados como para consumidores, en materia de Sostenibilidad.

Si nos centramos en la prioridad relativa a nuestra contribución a un modelo de economía circular, desde Nestlé, conscientes de nuestra responsabilidad como primera empresa mundial en el sector, ponemos en marcha nuestro cuaderno de ruta. Dentro del mismo, se minimizan los residuos, y los que permanecen, dejan de serlo para transformarse en recursos.

Como primer exponente de nuestra estrategia está el residuo cero. En Nestlé nos hemos comprometido a que ningún residuo vaya a vertedero en todas nuestras fábricas para 2020. En la actualidad, 6 de las 10 fábricas de la Compañía en España ya son consideradas “cero residuos a vertedero”, como es el caso de las plantas de agua embotellada de Viladrau (Girona) y Herrera del Duque (Badajoz), la fábrica de café tostado de Reus (Tarragona), la de café soluble y bebidas en cápsulas de Girona, la de salsas de tomate de Miajadas (Cáceres) y la de alimentos para mascotas de Castellbisbal (Barcelona). 

Los procesos de fabricación también constituyen una oportunidad para lograr avances en economía circular. Por ello, la Compañía ha iniciado las obras de construcción de una caldera de valorización de posos de café en su fábrica de Girona, dedicada a la elaboración de café soluble y bebidas en cápsulas monodosis. La nueva caldera, que supone una inversión de 17,2 millones de euros, utiliza el poso resultante de la producción de café instantáneo para la obtención de vapor, recurso necesario en el mismo proceso de fabricación.  Con unos 18 meses de plazo de ejecución, el proyecto se pondrá en marcha dentro del próximo año.

 

Envases 100% reciclables o reutilizables en 2025

En otro orden de cosas y siempre basado en este principio de circularidad, en 2018 Nestlé anunció su visión de que ninguno de sus envases, incluidos los plásticos, termine en la naturaleza, particularmente en los ríos y océanos, y tampoco en vertederos o como basura. Para hacer tangible esta visión, se lanzó un compromiso muy concreto, el 100% de nuestros envases serán reciclables o reutilizables en 2025. A lo largo de los próximos años, entre 2020 y 2025, iremos eliminando gradualmente todos los plásticos que no son reciclables o que son difíciles de reciclar. 

Como ejemplo de estos avances, se ha lanzado una nueva variedad de NESQUIK en envase de papel: NESQUIK ALL NATURAL. Asimismo, Nestlé acaba de innovar y ha sacado al mercado YES!, una nueva gama de snacks saludables envasados únicamente en papel. 

Al mismo tiempo, NESTLÉ AQUAREL acaba de lanzar, en colaboración con Mr. Wonderful, una nueva botella realizada con un 25% de plástico PET reciclado, y se ha comprometido a que todas sus botellas incorporen al menos un 35% de PET reciclado en 2025. 

Nestlé cuenta también con un sistema de recogida selectiva y reciclaje integral de cápsulas de café, tanto de plástico como de aluminio, que da una cobertura a una población de más de 21 millones de personas y está implantado en 21 provincias españolas. Mediante este sistema, ejemplo de modelo de economía circular, el poso de café se utiliza como compost en sustrato de alta calidad, mientras que el aluminio de las cápsulas de NESPRESSO tiene su mercado de reciclaje y el plástico de las cápsulas de NESCAFÉ DOLCE GUSTO tiene una segunda vida como mobiliario urbano o cajas de fruta.

 

Materiales alternativos

Abordar el tema de la contaminación plástica requiere una visión holística y un esfuerzo bien orquestado. Para realizar este objetivo, se requieren acciones específicas. En línea con este enfoque, Nestlé investiga y da pasos tangibles para promover materiales alternativos, dar forma a un futuro sin desperdicios y generar cambios en el comportamiento.

Así, el Instituto Nestlé de Ciencias del Embalaje está explorando nuevos materiales a base de papel y polímeros biodegradables/compostables que también son reciclables, entre otras alternativas. 

La Compañía también está colaborando con partners externos. De esta manera, Nestlé formó una sociedad global con Danimer Scientific para desarrollar una botella marina biodegradable y reciclable para su negocio de agua. Danimer Scientific es pionera en la creación de formas más sostenibles y naturales para fabricar productos de plástico.

Asimismo, la división de aguas de Nestlé se ha comprometido a utilizar también plástico de origen biológico. Para ello, Nestlé se unió a Danone, Pepsico y a la startup californiana Origin Materials para crear la NaturALL Bottle Alliance, que permitirá el lanzamiento de botellas de plástico PET fabricadas a partir de recursos 100% sostenibles y renovables y proyectará otros nuevos materiales de base biológica. 

Además, Nestlé inició una colaboración con PureCycle Technologies para producir Polipropileno (PP) reciclado de grado alimenticio. PureCycle Technologies está comercializando tecnologías de reciclaje innovadoras que pueden eliminar el color, el olor y los contaminantes de la materia prima de residuos plásticos para transformarlo en una resina similar a la virgen. El polipropileno es un polímero comúnmente utilizado para envasar alimentos en bandejas, recipientes, vasos y botellas.

Adicionalmente a los ejemplos mencionados, y con objeto de seguir potenciando la economía circular, Nestlé está comprometida a desempeñar un papel activo en mejorar los sistemas de recolección, clasificación y reciclaje, trabajando con socios de la cadena de valor y asociaciones de la industria para explorar diferentes soluciones de envasado con el fin de facilitar el reciclaje y promover conjuntamente un mercado para plásticos reciclados.

La parte pedagógica, de cara al consumidor, es esencial, y por tanto el compromiso de etiquetar los envases incluyendo información que ayude a los consumidores a reciclarlos de la manera correcta es fundamental y necesaria. Dentro de la cadena de valor, la acción del consumidor es clave.

El camino ya está iniciado y no hay vuelta atrás.


Artículo publicado en el número 216 Julio/Agosto 2019

Tags: Nestlé.


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.