SEDIGAS pone de relieve el potencial de España para desarrollar los gases renovables

SEDIGAS ha presentado hoy la planta de gas renovable Elena (propiedad de Naturgy), la primera en inyectar biometano a la red de distribución de gas en España


777

La Asociación Española del Gas, SEDIGAS, ha presentado la planta de gas renovable Elena, perteneciente a Naturgy, la primera instalación en inyectar biometano a la red de distribución de gas en España.

De la mano de los impulsores del proyecto, SEDIGAS ha expuesto en un encuentro online, organizado conjuntamente con Gasnam, los detalles de esta instalación que se puso en marcha en 2021. Con esta planta de gas renovable, situada en el Parc de l’Alba de Cerdanyola del Vallés (Barcelona) junto al vertedero de residuos Elena, Naturgy se ha convertido en la primera empresa en inyectar gas renovable procedente de vertedero en la red de distribución de gas de nuestro país.

Joan Batalla, presidente de SEDIGAS, quien ha inaugurado la sesión, ha subrayado que “los gases de origen renovable, tal y como reconoce el propio Gobierno de España, forman parte de la solución para alcanzar la neutralidad climática en 2050 y contribuyen a la consecución de los objetivos de reducción de emisiones y de penetración de energías renovables propuestos en el 2030”.

Francisco López, presidente de Gasnam, ha apuntado también en su intervención el papel que puede jugar el biometano, en especial en sectores como el transporte, y ha puesto el foco en el potencial que tiene España para desarrollar su producción.

La planta Elena producirá 12 GWh/año de biometano, equivalente al consumo anual de 3.200 hogares, tras una inversión de 2,2 millones de euros, y supondrá evitar la emisión a la atmósfera de 2.400 toneladas de CO2/año. A través de esta instalación, se va a aprovechar energéticamente el biogás producido. Se trata de una apuesta clara por la producción local, de cara a reducir la dependencia energética del exterior, al tiempo que se potencia una gestión sostenible de los residuos generados y una contribución significativa a la descarbonización del sistema energético del país.

En relación precisamente a esta independencia y seguridad energética, Assumpta Farran, directora general de Energía de la Generalitat de Catalunya, ha apuntado durante el encuentro que con relación a la situación actual que vive Europa, “el biogás y el biometano son garantes de esta independencia y seguridad energética”. 

Farran ha dicho que “el biometano es protagonista en el proceso de transición energética” pero ha apuntado también que, aunque España es el tercer país de la Unión Europea con mayor potencial para el desarrollo del biometano, aún nos queda mucho por recorrer si comparamos el número de plantas de biometano que están ya en funcionamiento en Alemania y Francia con España, donde de momento solo tenemos cinco en operación.

Durante el encuentro online se ha celebrado una mesa redonda en la que han participado Naiara Ortiz de Mendíbil, secretaria general de SEDIGAS como moderadora y José Luis Rodrigo e Ignasi Mallol de Naturgy, Ángel Güell de Puigfel, Francisco Torres de Nedgia, distribuidora de gas del grupo Naturgy, y Nuria Pacheco de EQSC como ponentes para explicar el funcionamiento de la planta y el proceso de la obtención de biometano y la importancia y proceso de los certificados de garantía de origen.

Los ponentes han explicado cómo el nuevo proyecto de gas renovable en el depósito Elena realiza un aprovechamiento energético del biogás recuperado como recurso energético para la inyección a red y posterior consumo. Para llevarlo a cabo, Naturgy ha explicado cómo ha ejecutado las infraestructuras necesarias, tales como una planta de depuración y enriquecimiento del biogás para mejorar su calidad y transformarlo en biometano que sea inyectable en la red de gas natural. Además, cuenta con un módulo de control de la inyección del biometano a la red de gas natural para asegurar la calidad de entrada al sistema gasista, regular la presión, medir el caudal y odorizar el gas para su inyección en la red.

 

Gases renovables en España: Contribuyendo a crear modelos basados en una economía descarbonizada y circular

Durante el encuentro portavoces del proyecto han puesto de relieve cómo proyectos como la planta Elena atajan el problema medioambiental de las emisiones contaminantes asociadas a la gestión de residuos, cuyo gas generado se liberaba hasta el momento a la atmósfera, y que ahora, gracias a la tecnología que se ha implantado, se transforma en un recurso energético local.

Asimismo, se ha subrayado cómo este proyecto supone valorizar los residuos de origen urbano, o de explotaciones agrícolas, ganaderas, agroindustriales o de lodos de estaciones depuradoras de aguas residuales. Esta innovación se basa en modelos de economía circular donde el productor de los residuos también se ve beneficiado y, por lo tanto, tiene el potencial de contribuir al desarrollo económico del medio rural y a la cohesión territorial en zonas con retos demográficos además de generar nuevos empleos en áreas rurales.

Otra ventaja del biogás que se ha subrayado durante la sesión es que utiliza la red de distribución existente, minimizando la inversión necesaria para adaptar el biogás a la calidad adecuada para inyección y consumo, contribuyendo de manera significativa a los objetivos de descarbonización de energía fijados.

Para clausurar la sesión, Joan Batalla, ha apuntado que “el biometano nos permitirá ser capaces de convertir un problema en solución” haciendo referencia a la facilidad de adaptarlo a las infraestructuras gasistas existentes y a su contribución para lograr los objetivos de políticas públicas transversales como el desarrollo de la economía circular, el reto demográfico y una transición energética justa e inclusiva.

RRSS
Archivado en:
Energía, Eventos, España
Tags
Sedigas


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA