Zaragoza acogerá el proyecto CIRCULAR BIOCARBON para crear la primera biorrefinería urbana a escala industrial

El proyecto CIRCULAR BIOCARBON tiene un presupuesto total de 23 millones de euros de los cuales la Comisión Europea financiará un total de 15 millones


1450

Zaragoza será la sede de la primera biorrefinería urbana a escala industrial par la obtención de productos finales de alto valor añadido a partir de los residuos orgánicos generados en la ciudad. Este proyecto, liderado por Urbaser y pionero en Europa, cuenta con financiación de la Comisión Europea y supone un importante paso adelante de la ciudad en el ámbito de la sostenibilidad medioambiental y la economía circular.

CIRCULAR BIOCARBON ha sido presentado en rueda de prensa por el alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, y el consejero delegado de Urbaser, José María López Piñol. En el transcurso del acto se ha rubricado el acuerdo por el cual esta empresa construirá la biorrefinería junto al Centro de Tratamiento de Residuos Urbanos de Zaragoza, que actualmente gestiona.

El proyecto, denominado CIRCULAR BIOCARBON, supondrá la construcción de la primera biorrefinería de residuos sólidos urbanos y lodos de depuradora de Europa. Urbaser, junto con Socamex, su filial de gestión de aguas, liderarán y gestionarán el consorcio europeo que llevará a cabo este proyecto, que cuenta con la participación de 11 socios de 5 países europeos: España, Italia, Dinamarca, Francia y Alemania.

CIRCULAR BIOCARBON está en línea con el compromiso de la UE de promover la economía circular y una bioeconomía sostenible. Será, asimismo, el primero y único que busca abrir nuevos marcos empresariales y de negocio basados en una nueva visión circular del tratamiento conjunto de la fracción orgánica de residuos sólidos urbanos y lodos de depuradora. Supone un hito para toda Europa, tanto por su escala de implementación (nivel industrial) como por su capacidad de replicación.

La biorrefinería comenzará a construirse en 2022 en las instalaciones del Centro de I+D+i de Urbaser "Alfonso Maíllo" y en el Complejo para Tratamiento de Residuos Urbanos de Zaragoza (CTRUZ) del Ayuntamiento de Zaragoza en el Parque Tecnológico de Reciclado (PTR). El proyecto tendrá una duración de 5 años y contará con un presupuesto global de 23 millones de euros, de los cuales la Comisión Europea financiará un total de 15 millones en forma de subvención.


Productos de alto valor añadido a partir de residuos

El objetivo fundamental del proyecto CIRCULAR BIOCARBON es abrir nuevos marcos empresariales y de negocio, basados en una nueva visión circular del tratamiento de residuos orgánicos y lodos de la EDAR con la misión de alcanzar una bioeconomía sostenible y optimizar la gestión de esos residuos que pasan a ser recursos, obteniendo a partir de ellos productos finales de alto valor añadido.

Algunos de los productos finales que se podrán obtener gracias a la valorización de estos residuos serán: herramientas recubiertas y partes móviles mecánicas de mayor durabilidad, cámaras de visión nocturna, dispositivos para telecomunicaciones en tecnología 5G, bolsas biodegradables y compostables para la recogida de residuos, films para mulching biodegradables en el suelo, bioestimulantes microalgales con propiedades fertilizantes, o biofertilizantes hechos a medida.

 

Zaragoza, en el mapa europeo de la sostenibilidad

El alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, ha resaltado "la importancia que tiene para Zaragoza esta apuesta tecnológica, que refuerza la presencia de nuestra ciudad en el mapa europeo de las ciudades que apuestan por la economía circular, por el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible y por el fomento de la investigación, el desarrollo y la innovación".

Azcón ha recordado que este proyecto pionero "encaja perfectamente en nuestro objetivo de que Zaragoza sea, en unos años, una ciudad climáticamente neutra gracias a la reducción de emisiones y su capacidad para la recuperación de materiales de sus residuos y a proyectos como El Bosque de los Zaragozanos, también muy ligado a estas instalaciones puesto que de los residuos orgánicos de Zaragoza obtendremos compost que enriquecerán nuestros terrenos de plantación".

Por su parte, el consejero delegado de Urbaser, José María López Piñol, ha puesto de manifiesto su satisfacción "porque nuestra planta de Zaragoza sea el escenario para la puesta en marcha de este proyecto" y ha agradecido la colaboración y el impulso que  el Ayuntamiento ha ofrecido para que CIRCULAR BIOCARBON pueda ser una realidad

"Urbaser -ha dicho López Piñol- es una de las referencias a nivel mundial en innovación aplicada al sector medioambiental, especializados en la prestación de servicios urbanos y la gestión de residuos. Esta continua dedicación por la investigación, el desarrollo y la innovación es uno de los motores que hace que seamos líderes y referentes a nivel mundial. Es parte de nuestro ADN en todas nuestras áreas de negocio" .

 

Centro de I+D Alfonso Maíllo

Este proyecto de tratamiento de residuos no sería posible sin una infraestructura como el CIAM, Centro de Innovación Tecnológica de Residuos de Urbaser "Alfonso Maíllo", un referente internacional en innovación y en proyectos de economía circular asociada a residuos, como CIRCULAR BIOCARBON. En el CIAM se reproducen a escala piloto las etapas críticas del tratamiento de residuos. Un equipo multidisciplinar de técnicos en procesos térmicos y biológicos trabaja en un laboratorio realizando pruebas en sólido, líquido y gas. Cuenta con más de 5.000 metros cuadrados de laboratorio específico para dar forma a los proyectos de I+D+i que luego se incorporan a los servicios de Urbaser.

 

Zaragoza recicla más del 50% de los residuos generados en la ciudad

El Complejo para Tratamiento de Residuos Urbanos de Zaragoza está en funcionamiento desde febrero de 2009 y tiene capacidad para procesar de forma separada más de 450.000 t/año de fracción todo uno y hasta 15.000 t/año de la fracción envases ligeros procedentes de la recogida selectiva. La instalación presta servicio a más de 750.000 ciudadanos del municipio de Zaragoza y de 61 municipios de la denominada Agrupación no 6, de acuerdo con la planificación autonómica sobre residuos urbanos.

El Complejo cuenta con la última tecnología para el tratamiento de residuos y cumple con todas las normativas aplicables materia de gestión de residuos, ambiental, etc. Ha supuesto una inversión de más de 100 millones de euros, financiados por los Fondos de Cohesión de la Unión Europea y, vía certificaciones mensuales, por el Ayuntamiento de Zaragoza. Su construcción fue adjudicada a la UTE Ebro, integrada por las empresas Urbaser y Vertresa.

Zaragoza consiguió reciclar, en el año 2020, más del 50% de todos los residuos generados en la ciudad. Es la primera vez que la capital aragonesa alcanza ese porcentaje de recuperación.

Según los últimos datos disponibles de Eurostat, hoy en día la tasa global de reciclaje de los residuos municipales en España es del 33,9%, una cifra muy distante del 55% que exige la UE para 2025 y de la media europea, situada en el 45%.

RRSS
Tags
Urbaser


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA