Desaladora del Campo de Dalías. El Ejido, Almería



03/12/2015
Archivado en: Agua , Nº186 Septiembre-Octubre 2015

La Confederación Hidrográfica del Sur, tras la declaración definitiva de la sobreexplotación del acuífero del Poniente Almeriense en septiembre de 1995, elaboró un Plan de Ordenación del Campo de Dalías con el objetivo de corregir esta situación. En dicho Plan se contempla la reducción de las extracciones en unos 50 Hm3/año, y su sustitución por recursos regulados en el embalse de Benínar, la reutilización de aguas residuales y la desalación de agua de mar. 

Con esta finalidad, en lo referente a las medidas a adoptar para la obtención de agua potable para abastecimiento de poblaciones y riego, nace el proyecto de la Desaladora del Campo de Dalías, cuyo objetivo es la obtención de agua potable mediante el proceso de osmosis inversa de agua de mar. 

El proyecto se enmarca dentro de la Ley 11/2005 del Plan Hidrológico Nacional, siendo el gestor de esta actuación la Sociedad Estatal “Aguas de las Cuencas Mediterráneas, S.A (Acuamed)”.

Ubicada entre las localidades de Balerma y Balanegra, en el término municipal de El Ejido (Almería) la Desaladora del Campo de Dalías cuenta con una capacidad de producción actual de 97.200 m3/día (30 Hm3/año) con infraestructuras ampliables en un futuro si las necesidades así lo requieren hasta los 129.600 m3/día de producción (40 Hm3/año). La producción, destinada tanto a riego como a consumo humano, se distribuye por todo el Poniente Almeriense, desde Balerma hasta el término de Roquetas de Mar.
Adjudicado a la Unión Temporal de Empresas formada por Veolia Water Systems, Sando Construcciones, Inypsa y Montajes Eléctricos Crescencio Pérez, el contrato comprende el diseño y construcción de las infraestructuras, así como la operación y mantenimiento de las mismas durante un periodo de 15 años.

LÍNEA DE TRATAMIENTO

Captación y bombeo de agua de mar

Obra de toma 

En fase actual, la planta está dimensionada para un caudal nominal de producción de 97.200 m3/día. Para ello, re requiere una captación de 217.900 m3/día de agua de mar. La captación de agua de mar se realiza mediante una toma abierta, estando el punto de toma situado a aproximadamente 1.200 metros de la línea de costa.

En el punto de toma se sitúa una torre de captación submarina, que asienta sobre una plataforma rocosa a una profundidad de 14 metros bajo el nivel del mar. La estructura, construida en hormigón y con forma cilíndrica, está diseñada para que la velocidad de entrada de agua de mar, así como la velocidad en el interior de la estructura, sea inferior a 0,3 m/s. 

La torre de captación se conecta con el edificio de captación mediante un inmisario submarino, de 1.800 mm de diámetro nominal, construido en polietileno de alta densidad, con una longitud total de 1.620 metros.

Para minimizar en la medida de lo posible las operaciones de hundimiento, los tubos del inmisario, de la firma Pipelife, se suministraron en tramos de longitudes entre 400 y 500 metros, siendo remolcados directamente desde la fábrica, situada en Noruega, hasta obra.

Edificio de captación y bombeo de agua bruta

El inmisario de captación conduce el agua bruta hasta el edificio de captación, que es un edificio subterráneo situado en la costa, donde el agua es almacenada y bombeada a la desaladora. A la entrada de dicho edificio se dispone de una reja de desbaste así como una válvula de compuerta mural, que impide el paso de agua de mar en el caso de querer realizar tareas de limpieza y mantenimiento.

Dado que la planta está configurada en seis trenes de producción, el bombeo de agua de mar se ha adaptado a esta configuración, de forma que se dispone de seis bombas (más una séptima en reserva) en paralelo. Esta modularidad permite adaptar fácilmente el bombeo de captación a las demandas puntuales manteniendo el máximo rendimiento de los equipos de bombeo. La tipología de las bombas, suministradas por KSB Pumps, es de cámara partida axialmente con motor verticalizado. Cuentan con un caudal unitario de 1.525 m3/h y son capaces de elevar la presión del agua de mar a 7,1 bar. Cada bomba está accionada por un motor eléctrico de 400 kW potencia nominal, alimentado a 6.600V.

Desde el edificio de captación, el agua bruta es impulsada al pretratamiento mediante una conducción de PRFV DN1400 PN10.

Pretratamiento

Dosificación de reactivos

La instalación cuenta con un sistema de desinfección mediante la dosificación de hipoclorito sódico. Dicho sistema se compone de cuatro tanques de almacenamiento, construidos en PRFV, de 100 m3 de capacidad unitaria, así como un bastidor de dosificación compuesto por cuatro bombas dosificadoras (una de reserva) diseñadas tanto para dosificación en continuo como para dosis de choque de 5 mg/l. La dosificación puede realizarse directamente en el punto de captación, como en el edificio de bombeo de agua bruta o bien en línea en la tubería de bombeo de agua bruta.

En el caso de que sea necesario el ajuste de pH del agua bruta, se dispone de un sistema de dosificación de ácido sulfúrico, compuesto por cuatro bombas dosificadoras (una de reserva). La capacidad unitaria de las bombas dosificadoras permite una dosis de hasta 20 mg/l. Dos depósitos de almacenamiento, construidos en acero carbono, de 20 m3 de capacidad unitaria, dotan al sistema de una autonomía de mínima de 15 días. 

Como coagulante, se ha previsto la dosificación de cloruro férrico en línea, previo a la primera etapa de filtración. El sistema de dosificación de coagulante se compone de cuatro bombas dosificadoras (una de reserva) dimensionadas para una dosis máxima de 6,5 mg/l. El producto se almacena en dos depósitos construidos en PRFV, de 45 m3 de capacidad unitaria, que dotan al sistema de una autonomía mínima de 30 días.

Para la eliminación del posible cloro libre residual de la desinfección se dispone, antes de los filtros de cartucho, de una dosificación de producto reductor en forma de bisulfito sódico. El sistema de dosificación está compuesto de dos depósitos de preparación y dosificación, de 3 m3 de capacidad unitaria, equipados con electroagitadores, y cuatro bombas dosificadoras (una en reserva) dimensionadas para reducir una cantidad de cloro libre residual de hasta 2 mg/l.

Previo a la ósmosis inversa, como es habitual en este tipo de instalaciones, se dispone de un sistema de dosificación de anti-incrustante, compuesto de dos depósitos de preparación y dosificación, de 1,5 m3 de capacidad unitaria, equipados con electroagitadores, y cuatro bombas dosificadoras (una en reserva) dimensionadas para una dosis de anti-incrustante de hasta 1 mg/l.

Dado que la instalación cuenta con un segundo paso de ósmosis inversa, se dispone de un sistema de dosificación de anti-incrustante específico para el segundo paso, así como de un sistema de dosificación de hidróxido sódico, para elevar el pH y favorecer la retención de boro en el segundo paso.

Los productos químicos genéricos utilizados en la instalación son suministrados por Barcelonesa de Drogas, mientras que los anti-incrustantes específicos del proceso de ósmosis pertenecen a la división de Producto Químico de Veolia Water Technologies. 
Todas las bombas dosificadoras instaladas son del tipo de membrana hidráulica equipadas con servomotor para el ajuste del caudal de dosificación proporcional al caudal. Tanto estos como el resto de equipos de dosificación de la planta han sido suministradas por la empresa Xylem.

Descargar aquí para seguir leyendo.


3698

RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.