Impactos ambientales y económico-sociales de la valorización energética de residuos



11/04/2018
Archivado en: Residuos , Nº 197 Marzo - Abril 2017

En el año 2015, AEVERSU (Asociación de Empresas de Valorización Energética de Residuos Sólidos Urbanos) decidió realizar un estudio en el que se reflejaran los impactos socio-económicos y ambientales de la valorización energética de residuos urbanos, especialmente frente a la alternativa de eliminación de los mismos mediante depósito en vertedero. Para la realización de dicho estudio, AEVERSU contrató los servicios de G-advisory, quien emitió un informe que fue presentado en colaboración con AEVERSU el día 6 de octubre de 2015 (el mencionado informe puede ser descargado en el siguiente link, en la página web de G-advisory: http://www.g-advisory.com).

A grandes rasgos, el objeto de dicho estudio fue hacer una valoración global de dichos impactos asociados al conjunto de las 11 plantas de valorización energética operativas en España y Andorra. Además, en el acto de presentación se dejó abierta la posibilidad de realizar un estudio semejante particularizándolo para instalaciones o regiones de manera individual. Con tal fin, en el año 2016, la Diputación de Guipúzcoa decidió contratar los servicios de G-advisory para la realización de un estudio sobre los impactos socio-económicos y ambientales asociados al CMG I , particularizándolo para la futura planta de valorización energética de residuos de Guipúzcoa, cuya construcción y explotación ha sido recientemente adjudicada en concurso público. Para mantener una coherencia entre los datos incluidos en el primer informe y el presente artículo, los datos mostrados aquí se corresponden con los incluidos en el citado informe. 

Qué es la valorización energética de residuos

La valorización energética consiste en la oxidación total de los residuos en exceso de aire y a temperaturas superiores a 850ºC, según se recoge en la Directiva 2000/76/CE del Parlamento Europeo y del Consejo de 4 de diciembre de 2000, relativa a la valorización energética de residuos. Se realiza en hornos apropiados con aprovechamiento de la energía producida de modo que como resultado del proceso de valorización energética se obtiene energía térmica, residuos sólidos y gases de combustión.

La energía térmica la transmiten los gases a la salida de la cámara de postcombustión y se aprovecha para calentar agua, que se utiliza para calefacción o como generador de vapor para usos industriales o para generar energía eléctrica mediante un conjunto de turbina de vapor y alternador.

Los residuos sólidos son de tres clases: escorias, chatarras y cenizas. Las escorias están clasificadas como residuos no peligrosos y representan el 18-19% en peso de la cantidad de residuos que son valorizados energéticamente. Se reutilizan como material árido en obra civil y pública. Las chatarras férricas suponen el 1,6-2% en peso y se valorizan en empresas siderúrgicas. Por último, las cenizas están catalogadas como residuos peligrosos y están formadas por las cenizas volantes producidas en el proceso de combustión y por los residuos del tratamiento seguido en la depuración de gases. Representan entre el 3-4% del peso de los residuos.

Los gases de combustión están compuestos principalmente por CO2, H2O, O2 no reaccionado, N2 del aire empleado para la combustión y otros compuestos en menores proporciones procedentes de los diferentes elementos que formaban parte de los residuos. Los componentes minoritarios presentes dependerán de la composición de los residuos tratados. Así pues, pueden contener gases ácidos derivados de reacciones de halógenos, azufre, metales volátiles o compuestos orgánicos (como dioxinas y furanos) que no se hayan oxidado. Finalmente los gases de combustión contendrán partículas, que son arrastradas por los gases.

Existen distintas tecnologías de horno de valorización energética (principalmente horno de parrilla y horno de lecho fluido), así como diferentes modelos de gestión previa del residuo y tratamiento posterior de los gases, cenizas y escorias. En líneas generales, las plantas de valorización energética de residuos urbanos (RU) cuentan con un proceso de preparación del residuo (en el que se puede llevar a cabo la separación de materiales reciclables), el proceso de valorización energética y generación de calor/electricidad y un tratamiento posterior de gases de escape y escorias.

La valorización energética como instrumento para la consecución de objetivos en materia de residuos 

En la jerarquía europea de gestión de residuos, la valorización energética ocupa un lugar prioritario frente a la eliminación en vertedero, como se ve en la ilustración 1.

Actualmente tanto la Unión Europea como España tienen implementados varios y rigurosos objetivos en materia de residuos. De dichos objetivos, existen varios cuyo cumplimiento es complicado sin el empleo de la valorización energética de residuos.

Entre los objetivos vigentes, merece la pena destacar la limitación del vertido total de residuos municipales al 35% en 2020. De acuerdo a la información incluida en el PEMAR (Plan Estatal Marco de Gestión de Residuos), en España en el año 2012 el 60% de los RU generados terminó siendo eliminado mediante su disposición en vertedero. De este 60%, el 45% (27% del total) se depositó en vertedero sin ningún tipo de tratamiento previo. Como se recoge en este mismo documento, la eficiencia media de las plantas de tratamiento mecánico biológico de fracción resto instaladas en España es del 30% , lo que significa que solamente con la instalación de este tipo de plantas para evitar que se depositen residuos en vertederos sin pasar por ningún tipo de tratamiento previo, no sería posible alcanzar dicho objetivo. A juicio de   G-advisory es necesario tanto un incremento en la recogida selectiva de residuos como el incremento de la cantidad de residuos de la fracción resto que son destinados a valorización energética para alcanzar dicho objetivo.

Además, en la actualidad se están revisando varias de las normativas comunitarias en materia de residuos en el llamado paquete de economía circular, que revisarán varios de los objetivos vigentes


Puede descargar aquí el artículo completo.

Tags: .

722

RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.