Packaging Circular Design (PackCD): Estandarizando la sostenibilidad del envase



06/08/2020
Archivado en: Residuos , Nº 221 Marzo/Abril 2020

El concepto de modelo de consumo lineal, basado en usar y tirar, ha quedado obsoleto, dando lugar a un modelo de economía circular en el que los residuos se convierten en recursos. Esta situación afecta al envase doméstico, haciendo que sean cada vez más sostenibles y siendo ésta una cualidad adicional muy valorada por el consumidor. Un consumidor que ya declara que el impacto final del envase es un criterio que podría llegar a ser decisivo en la elección final de compra

 

¿Qué implica para un envase ser sostenible?

Ecoembes se planteó esta misma pregunta, y no solo Ecoembes, sino todos los actores involucrados a lo largo de la cadena de valor. Se está a la espera de que la Comisión Europea publique las definiciones oficiales”, pero la necesidad de dar soporte técnico y ayudar a todos aquellos que intervienen en la toma de decisiones del diseño de un envase, se ha convertido en la prioridad absoluta de todos los proyectos de ecodiseño que se lideran desde TheCircularLab, el centro de innovación abierta en materia de economía circular de Ecoembes pionero en Europa.

Entrada de TheCircularLab situado en Logroño

 

Ya en la primera guía de ecodiseño publicada por la Comisión Europea1 se referenciaba a la fase diseño como la fase más crítica, ya que el 80% del impacto ambiental que tendrá un producto a lo largo de toda su vida es generado en esta fase.

Uniendo todos estos conceptos, se plantea la necesidad de ser capaces de aportar información técnica y objetiva a todos los agentes que participan en el diseño del envase final puesto en el mercado y, desde TheCircularLab, se inicia la línea de trabajo en Packaging Circular Design (PakCD).

Esta información, vinculada a la sostenibilidad de un envase, ayudará al diseño y a tomar la decisión final sobre cómo será finalmente ese envase dentro de la cadena de valor.

Se busca conseguir que, en la fase de diseño, se disponga de información suficiente, a través de este desarrollo tecnológico sobre el impacto potencial del envase (incluyendo en detalle cuál es su fin de vida esperado) y de esa forma potenciar el diseño sostenible y circular, teniendo en cuenta cuál va a ser su comportamiento al final su vida útil. De esta manera se permitirá a los diseñadores optar desde el principio por alternativas más sostenibles.

Se ha desarrollado una herramienta con un alto componente tecnológico tanto en su definición metodológica como en su materialización y ejecución. Esta se ha traducido en una aplicación web, a través de la cual se permitirá disponer de información objetiva para diferenciar entre las múltiples opciones que evalúen cuál es la solución de envasado que mejor se comporta. PackCD se convierte, por tanto, en la aliada perfecta para todos aquellos agentes del sector del envase que quieran realizar una apuesta real por la economía circular.

En el año 2018 se pusieron en el mercado 1.843.423 tn de toneladas de envases. Son de 12.000 empresas envasadoras y distribución las que, a diario, ponen envases en el mercado. Unos envases que son fruto de una combinatoria de diferentes formatos, elementos y tipos de materiales. PackCD nace con el objetivo de ser capaz de dar respuesta a toda esa multitud de tipos de soluciones de envasado, las cuales varían todos los días. Aparecen nuevos materiales, nuevos formatos de envase e incluso nuevos procesos de fabricación por lo que, para garantizar la viabilidad de la herramienta, la metodología que soporta todo el análisis técnico es una metodología robusta, viva y actualizable.

Todas estas premisas llevan a Ecoembes a la conclusión de que, para poder dar una respuesta adecuada a todas las necesidades planteadas, los resultados del análisis del grado de sostenibilidad de un envase deben ser transmitidos a través de 4 categorías, tal y como y como se muestra a continuación.

Etiqueta de análisis de sostenibilidad. Resultado ofrecido por la herramienta PackCD

 

Las categorías son independientes y no se encuentran priorizadas entre ellas. Todas ellas han sido concebidas con la misma importancia y deben ser consideradas conjuntamente a la hora de tomar la decisión de cuál es la solución más sostenible.

El mayor valor añadido de esta herramienta se centra en su capacidad de complementar y ayudar a los equipos de diseño en la toma de decisiones con información que normalmente no es accesible para ellos, sobre el impacto y el fin de vida del envase.

La definición de las 4 categorías a analizar se planteó de la siguiente manera:

  • Funcionalidad: Evaluación del grado de adecuación entre las exigencias del producto contenido para ser conservado y las prestaciones aportadas por la solución de envasado.

  • Impacto ambiental: Evaluación por medio de un análisis de ciclo de vida (ACV) del impacto medioambiental que tendrá la solución de envasado en todo su ciclo de vida, desde que se extraen o reutilizan materias primas para su fabricación hasta que vuelve a ser reciclado para entrar de nuevo al proceso.

  • Tratamiento: Adecuación de la solución de envasado al proceso de gestión desde que es depositado en el contenedor adecuado, hasta que sale de la planta de selección en la fracción en la que es solicitado, cumpliendo con el estándar vigente de proceso de selección en las plantas de envases ligeros españolas.

  • Segunda vida: Grado de adecuación de la solución de envasada para ser reciclada en el flujo para el que está destinada según los estándares vigentes de la industria de reciclaje, así como la capacidad de volver a ser reintroducida en el mercado como una nueva materia prima secundaria.

Poder llevar a cabo un análisis tan extenso del comportamiento del envase en todo su ciclo de vida, ha sido posible solamente gracias a la colaboración de los principales expertos tanto a nivel nacional como internacional, para cada uno de los campos evaluados.

Todo este desarrollo se ha llevado a cabo bajo el modelo de innovación abierta que Ecoembes lleva a cabo desde TheCircularLab.

 

PackCD. ¿Cómo funciona la herramienta?

A pesar de la complejidad de análisis que conlleva la metodología para poder evaluar todas las variables consideradas (más de 350, cuyos valores se cruzan en más de 1013 combinaciones posibles), la herramienta se ha desarrollado para ser de sencilla utilización.

Resumen numérico del número de variables analizadas por la herramienta

 

El usuario (por ejemplo: experto en packaging) solamente tendrá que describir el envase y esperar a que la herramienta calcule y le devuelva el resultado.

Si bien, para que el análisis sea lo más adecuado posible, es necesario que la descripción de la solución de envasado sea completa y detallada.

Para facilitar esta labor de definición, la herramienta cuenta con un módulo específico de descripción del envase, el preguntador”, que guiará paso a paso al usuario para que vaya describiendo los elementos del envase uno a uno, así como sus propiedades y características.

Una vez realizada la definición del envase, el software, desarrollado en base web, a través de cuatro motores de cálculo independientes, analizará el comportamiento en cada una de las categorías y devolverá el resultado al usuario.

Como PackCD es una herramienta que está concebida para promover la economía circular, el resultado no solamente se limitará a la etiqueta, sino que vendrá soportado por unas recomendaciones de mejora y unos puntos críticos, para cada una de las categorías.  De esta manera, el diseñador podrá evaluar otra posibles soluciones de envasado y tomar la decisión habiendo recibido un análisis semejante para todas ellas, usando el mismo estándar y, por lo tanto, las mismas reglas. La decisión final se podrá tomar sabiendo que todo se ha calculado siguiendo las mismas condiciones.

 

PackCD. ¿Qué puede aportarme? ¿Por qué usarla?

PackCD es la herramienta más completa a la hora de evaluar la sostenibilidad de un envase.

Aúna en un mismo análisis los siguientes aspectos:

  • La adecuación del grado de protección que aporta la solución de envasado al producto.

  • La información sobre la adaptación de la solución de envasado elegida al modelo vigente de gestión de envases, tanto en las fases de recogida y tratamiento como su posterior reciclado.

  • La evaluación de su impacto ambiental (ACV) en su ciclo de vida completo.

El mayor valor añadido de utilizar esta herramienta es el poder conocer, a priori, antes de la fase de fabricación, cuál va a ser el grado de sostenibilidad de la solución de envasado seleccionada. Esta información está fundamentada en los criterios integrados en la metodología y permite, al mismo tiempo, dentro de un mismo proyecto de análisis, evaluar diferentes escenarios y alternativas variando las características fundamentales del envase.


Puedes descargar el artículo completo en PDF aquí.


413

RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.