9 de los 14 estuarios y las 4 aguas costeras de País Vasco han alcanzado el buen estado ecológico


138

9 de los 14 estuarios y las 4 masas de agua catalogadas como aguas costeras de la CAPV han alcanzado el buen estado o potencial ecológico. Se trata de los estuarios del Nervión interior y exterior, Butroe, Oka exterior, Deba, Urola, Oria, Urumea, Bidasoa, y de las aguas costeras de Cantabria-Matxitxako, Matxitxako-Getaria, Getaria-Higer y Mompás-Pasaia.

Son masas que o bien no han tenido problemas importantes en el pasado (las masas de agua costeras) o se ha ido completando el saneamiento y se ha dado una mejoría en ellas (Nervión exterior, por ejemplo).

Así se constata en el informe sobre la campaña 2019 de la red de seguimiento del estado ecológico de las aguas de transición y costeras de la CAPV.

Asimismo, en 2019 se ha diagnosticado que 5 de las 18 masas de agua objeto de este trabajo no han logrado el buen estado ecológico (En el Oka interior el estado es malo, y moderado en el Barbadun, Lea, Artibai y Oiartzun). Son masas en las que no hay saneamiento completo (Oka) o han estado degradadas y están experimentando una recuperación que aún no ha alcanzado el buen estado (Oiartzun, Artibai, etc.). Respecto a 2018 la masa de Nervión Exterior ha pasado de moderado a buen estado.

El estado ecológico de las aguas expresa la calidad de la estructura y el funcionamiento de los ecosistemas acuáticos de las aguas superficiales (ríos, estuarios, humedales). La red de seguimiento del estado ecológico de las aguas de transición y costeras de la CAPV se integra en el programa de seguimiento del estado de las masas de agua, que incluye el análisis de las aguas superficiales (ríos, aguas de transición, aguas costeras, lagos y zonas húmedas), de las aguas subterráneas y de las zonas protegidas de la CAPV. Su objetivo consiste en ofrecer una visión general coherente y completa del estado de las masas de agua, determinar cuál es el grado de cumplimiento de los objetivos medioambientales para cada masa de agua y determinar el grado de eficacia de las medidas establecidas en los Planes Hidrológicos para su mejora ambiental.

Las masas de agua costeras y de transición del País Vasco han experimentado una gran mejoría entre 1995 y 2019, como se demuestra a partir de múltiples variables y elementos biológicos y químicos estudiados. Esto ha resultado a partir de las medidas de saneamiento en las cuencas, estuarios y zonas costeras. Sin embargo, aún existen masas con presiones significativas derivadas de un saneamiento y depuración aún no completado que conducen a situaciones en las que no se ha alcanzado el objetivo del buen estado. En el resto, cuando no se alcanza el buen estado, se debe principalmente a una situación crónica de contaminación (como en el Nervión o el Oiartzun).

RRSS


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.