Canal de Isabel II reforzará los sistemas de abastecimiento para Madrid Nuevo Norte

Se actuará sobre seis infraestructuras hidráulicas estratégicas de Canal que abastecen al 60 % de la región


676

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha visitado el depósito del Olivar de Canal de Isabel II, una de las infraestructuras del sistema de abastecimiento de agua que se verá afectada durante la creación de Madrid Nuevo Norte (MNN). De hecho, este depósito, que actualmente presta servicio al barrio de Salamanca, será demolido y se construirá uno nuevo en Valdelatas. Y es que por los terrenos de este gran desarrollo urbano discurren tres de las principales arterias de suministro que abastecen diariamente al 60% de la población de la región, es decir, a más de tres millones de personas. Durante su visita, la presidenta ha estado acompañada de la consejera de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio y Sostenibilidad, Paloma Martín, y del presidente de Distrito Castellana Norte (DCN), Álvaro Aresti.

MNN es la transformación urbana más ambiciosa que se va a realizar en una región europea en los próximos 20 años. Un proyecto urbanístico que afectará a una superficie total de 330 hectáreas y plantea la creación de cerca de 10.500 viviendas, el 20% protegidas y más de 400.000 metros cuadrados de zonas verdes. MNN atraerá 20.000 millones de euros de inversión y la creación durante los próximos años de más de 350.000 empleos directos e indirectos.

Para garantizar precisamente el suministro de agua de todos los madrileños durante la creación de este desarrollo urbano de la capital, Canal de Isabel II y DCN están diseñando y planificando las actuaciones que se llevarán a cabo y que afectarán, entre otras, a seis infraestructuras estratégicas de la empresa pública madrileña como son el Canal del Atazar, el Canal Alto, el Canal de Santillana, el depósito del Olivar y la elevadora de Plaza de Castilla. En total se desplazarán cerca de 12 kilómetros de conducciones con una inversión estimada de 80 millones de euros, que será financiada por DCN.

 

Se consumirán siete piscinas olímpicas

En cuanto a la demanda de agua de los futuros residentes, comercios y trabajadores de MNN (121.000 personas en total), se estima que alcanzará los 25.000 metros cúbicos diarios, más de siete piscinas olímpicas. Para ello, se instalará una arteria de 800 milímetros de diámetro y 5 kilómetros de longitud que atravesará longitudinalmente MNN y de la que saldrán las tuberías que llegarán hasta los hogares y las oficinas de esta zona. Desde esta conducción se alimentarán varios anillos de tuberías de transporte de diámetro 400 mm, a partir de los cuáles se derivará la red de distribución interior del ámbito. El abastecimiento a la zona que se realizará desde la Estación Elevadora de Plaza de Castilla, lo que implicará una ampliación de sus equipos de bombeo.

También será necesario ampliar la capacidad de transporte de agua del Canal de Santillana mediante una tubería de diámetro mínimo de 1800 mm y más de 6 km de longitud. Finalmente se construirá un nuevo depósito en la zona de Valdelatas con una capacidad mínima de almacenamiento de 55.000 metros cúbicos de agua.

Pero si el suministro de agua potable es importante, no lo es menos el saneamiento de las aguas residuales y que, en el caso de MNN, se estiman que alcanzarán un volumen de 22.000 metros cúbicos diarios. En consonancia con la filosofía de la Consejería de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio y Sostenibilidad estas aguas residuales seguirán el modelo de economía circular y serán tratadas para ser reutilizadas para otros usos.

En ese sentido, este desarrollo contará con cerca de 40 hectáreas de zonas verdes y para su riego se realizará una conexión a la red de reutilización existente.

Para ello, será necesario ampliar la capacidad de tratamiento de la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) de Valdebebas y construir un nuevo tanque de tormentas de 20.000 metros cúbicos, en los terrenos cercanos al aeropuerto. Esta infraestructura subterránea almacenará el agua de la lluvia y regulará su paso a las depuradoras para evitar inundaciones. Además, los profesionales de Canal de Isabel II están estudiando la viabilidad de implantar Técnicas de Drenaje Urbano Sostenible (TDUS) que permitan reducir el agua de lluvia que circula libremente por la superficie.

 

Infraestructuras de calidad al servicio de los madrileños

Las seis infraestructuras estratégicas de abastecimiento de Canal de Isabel II, que forman parte del sistema que transporta y almacena el agua desde la sierra de Madrid a sus municipios, y que se encuentran dentro del ámbito de MNN y que deberán ser retranqueadas (es decir, desplazadas serán) son:

  • Canal del Atazar (fecha de entrada en servicio 1966). Afectará a 3,5 kilómetros de dos tuberías de 2 metros de diámetro.

  • Canal Alto (1940). Afectará a aproximadamente 2,6 kilómetros y el desvío se realizará tendiendo otra de un diámetro de 2,5 metros.

  • Canal de Santillana (1912). Este desarrollo supondrá su renovación entre el actual depósito del Olivar y el Depósito de Valdelatas. La longitud del desvío es de aproximadamente 5,8 kilómetros con un diámetro de 1,8 metros.

  • Depósito del Olivar (1919) y depósito de Valdelatas (1915). Este último es la única infraestructura que está fuera de servicio, pero con este proyecto sustituirá al depósito del Olivar volviendo a estar operativo.

  • Elevadora de Plaza de Castilla (1952- reforma 1983). Se ampliará la capacidad de bombeo.

RRSS


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA