EIT Climate-KIC crea su primera antena en Galicia

Tiene como objetivo integrar la formación, el emprendimiento y la innovación para transformar ideas y conocimiento que ayuden a mitigar el calentamiento global

Beatriz Mato Otero avanzó que Galicia será antena del Centro de Formación de Innovación y Cambio Climático


219

19/12/2017

La conselleira de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Beatriz Mato Otero, avanzó esta mañana que Galicia será antena del Centro de Formación de Innovación y Cambio Climático, Climate-KIC Spain. Gracias a esta iniciativa se integrará la formación, el emprendimiento y la innovación para transformar las ideas y el conocimiento en productos o servicios que ayuden en la mitigación del calentamiento global y en la adaptación al cambio climático y para hacerlos viables económicamente.

Así lo puso de manifiesto esta mañana a conselleira de Medio Ambiente durante la firma del documento de adhesión de Galicia al proyecto europeo Climate-KIC. Se trata de una iniciativa, que tiene por objeto social a innovación para la mitigación del cambio climático y la adaptación al mismo. En ese sentido, se trabajará en tres líneas básicas: ofrecer apoyo a las start-up; se reunirán a socios en proyectos de innovación y se formarán a los estudiantes. El objetivo es fomentar el intercambio de conocimiento para crear productos y servicios que contribuyan a mitigar el cambio climático o que ayuden a adaptarse al mismo; por lo que se invitará a las universidades y centros de investigación, a las empresas y a las entidades públicas a sumarse la este proyecto.

Mato Otero definió el Climate-KIC como la iniciativa principal de la Unión Europea sobre el cambio climático, impulsada por el Instituto Europeo de Innovación y Tecnología (EIT) de la propia Unión Europea. Está formado por más de 250 organizaciones, empresas e instituciones académicas-científicas y organismos públicos, con sede central en Londres y está presente en en once países europeos, a través de su red de oficinas. España es uno dieras países, por lo que con este paso Galicia avanza en la senda de convertirse en una región referente en esta materia a nivel europeo, matizó Mato Otero. Reconoció que esta iniciativa brinda una oportunidad de gran importancia para establecer contactos con instancias nacionales y europeas involucradas en el desarrollo e implementación de políticas activas frente al cambio climático.

Cambio climático, eje esencial del presente y futuro

La conselleira de Medio Ambiente recordó que para lo actual Gobierno el cambio climático es un eje esencial de presente y de futuro, y lleva años trabajando para convertirse en un referente medioambiental y sostenible dentro de la Unión Europea.

Como muestra de este compromiso recordó la creación de una dirección general (Dirección General de la Calidad Ambiental y Cambio Climático) que en 2018 contará con un presupuesto de más de 20 millones de euros; y es el departamento que marcó la hoja de ruta para mitigar este fenómeno, con la Estrategia de Cambio Climático y Energía, que ya tiene en marcha seis mesas de expertos y cuyo borrador se presentará en la mediados de 2018.

Destacó el trabajo llevado a cabo en la Comunidad a lo largo de 2017, año en el que Galicia participó por primera vez en el Climathon y en el que se consiguió el reconocimiento como coordinadora de la Oficina Técnica para la promoción y coordinación del Pacto de los Alcaldes por el Clima y la Energía, cuyo objetivo será que la finales de 2020 los 313 ayuntamientos de Galicia estén adheridos al Pacto.

El otoño de 2017, una consecuencia del cambio climático

La conselleira de Medio Ambiente señaló que la sociedad actual es la primera generación que está palpando las consecuencias del cambio climático y una prueba fue el otoño cálido, tal y como recoge el informe climatológico del otoño realizado por Meteogalicia, hecho público hoy mismo.

El otoño de 2017 se considera una estación cálida, porque registró una anomalía media de 0,34 º C de temperatura, con el septiembre más frío de los últimos 21 años, un octubre extremadamente cálido, con una anomalía de 2,43 º C lo que lo sitúa como el más cálido de la serie sólo superado por el del año 2014, y en noviembre volvió la normalidad a la temperatura.

También se consideró muy seco, ya que las precipitaciones estuvieron un 64% por debajo del normal, lo que nos permite afirmar que es el tercero otoño más seco de la serie histórica, precedido por el de 1978 y 2007. El análisis por mes, indica que septiembre fue seco y estuvo un 67% por debajo del normal, octubre fue muy seco, con una precipitación un 79% por debajo del habitual, por lo que hay que remontarse a 2007 para encontrar un octubre más seco que lo de este año, y noviembre tuvo un comportamiento similar (también muy seco) ya que las cantidades de lluvia representaron aproximadamente la mitad de las propias de un noviembre normal.



RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.