"El éxito de muchos proyectos de cooperación reside en que las poblaciones lo comprendan y gestionen adecuadamente”

Entrevista a Andreu Pons Castell, ganador del Accésit relacionado con el ODS 6 “Agua” de la primera Edición de los "Premios a los mejores Trabajos Académicos relacionados con los ODS del Eje Planeta"


588

Andreu Pons Castell ha obtenido el Accésit relacionado con el ODS 6 “Agua” de la primera Edición de los “Premios a los mejores Trabajos Académicos relacionados con los ODS del Eje Planeta”, por su Trabajo Final de Máster “Proyecto de mini red híbrida de energías renovables para el desarrollo rural de carbono casi cero. Aplicación a una comunidad aislada en Honduras”, dirigido por  los investigadores del Instituto Universitario de Ingeniería Energética, Tomás Gómez Navarro y David Ribó Pérez,

Andreu estudió el Grado y Máster en Ingeniería Industrial en la UPV, especializándose en la rama de “Sostenibilidad y Medio Ambiente”. Actualmente trabaja como ingeniero en la construcción de Centros de Tratamiento de Residuos Sólidos Urbanos para una empresa concesionaria.

 

En líneas generales, ¿explícanos en qué consiste el trabajo galardonado?

El proyecto trata de dar solución a la problemática del acceso a la electricidad para las comunidades aisladas en países en vías de desarrollo, donde es especialmente difícil obtener el recurso energético por la red eléctrica convencional debido a la compleja infraestructura e inversión para dar servicio a poblaciones pequeñas.

“El estudio propone la instalación de una combinación de energías renovables en función de los recursos disponibles para permitir un abastecimiento sostenible”

En este sentido, el estudio propone la instalación de una combinación de energías renovables en función de los recursos disponibles – en este caso sol y biomasa – para permitir un abastecimiento sostenible y una mejora de las condiciones de calidad de vida asociadas a la disposición de la electricidad, tanto en el ámbito del hogar como en el agroforestal.

 

¿Cómo surge la idea de llevar a cabo este trabajo?

La verdad que tengo que agradecer tanto al Instituto de Ingeniería Energética de la UPV (Universitat Politècnica de València) como a mi tutor, Tomás Gómez, y a mi cotutor, David Ribó, la oportunidad que me dieron de participar en este proyecto. Me encontraba buscando un ámbito en el que poder realizar mi TFM, becado por el Centro de Cooperación al Desarrollo, y me integraron en su equipo para convertirlo en el trabajo presentado e incluso tuve la oportunidad de viajar a Honduras para verlo de primera mano.

 

Tras el estudio, ¿qué conclusiones has obtenido?

La verdad que poder viajar hasta Honduras me sirvió, además de como experiencia personal, para poder materializar y desarrollar las distintas hipótesis formuladas antes del viaje, que me permitieron obtener una mayor fiabilidad de los datos.

Como conclusiones, me llevo sobre todo la importancia que tienen este tipo de proyectos para el desarrollo de muchas comunidades de manera sostenible y renovable, además de entender que la clave del éxito de este tipo de proyectos no reside en el diseño o la ingeniería asociada, que también, sino en el aspecto social, en empoderar a las poblaciones con esta tecnología para que la comprendan y la gestionen de manera adecuada.

 

¿Cuál es el posible impacto social de tu proyecto?

Esto también es uno de los aspectos que pude observar en mi viaje a la Comunidad de El Santuario, objeto del estudio. Meses antes se habían instalado en la mayoría de las casas unos muy pequeños conjuntos de placas con inversores y baterías que permitían tener 4 luces por vivienda y cargar pequeños aparatos como teléfonos móviles.

“Ampliar la capacidad de la red les va a permitir, entre otras cosas poder bombear agua a los depósitos para disponer de ella en los meses de sequía”

De este modo, además de poder tener luz por las noches que les permitía poder realizar tareas cuando se marchaba el sol sin depender de los candiles, disponer de teléfonos móviles les permitía comunicarse con familiares suyos que quizás estaban en la universidad o simplemente vivían lejos de allí y hacía meses que no podían verlos; simplemente esto ya te da una idea del impacto social que tienen este tipo de iniciativas.

Esto es sólo uno de los ejemplos puesto que el ampliar la capacidad de la red les va a permitir, entre otras cosas poder bombear agua a los depósitos para disponer de ella en los meses de sequía, dándoles la posibilidad de cultivar hortalizas y árboles de frutos secos durante todo el año con lo que obtener beneficios con la venta, ayudando así también al desarrollo socio-económico de la población.

 

Bajo tu punto de vista, ¿piensas que en España se están articulando medidas para cumplir los ODS?

Las medidas articuladas son muchas y variadas, aunque la gran mayoría no han resuelto los problemas o incumplimientos de los ODS, quedándose sobre el papel o a la espera de su ulterior aplicación.

En el caso español, la situación es desigual, tanto en lo que se refiere a la situación de los distintos objetivos como en su aplicación territorial, con comunidades autónomas más avanzadas que otras. En general, hay aspectos positivos, como el agua y la energía; y otros rezagados, como la desigualdad, la pobreza, el reciclaje, los ecosistemas, etcétera. Por supuesto, todo depende de los niveles de inversión que España sea capaz de aplicar a estos ítems.

"Es un proyecto con un alto grado de replicabilidad en comunidades con problemáticas similares"

 

¿Cómo reaccionas cuando te enteras que has obtenido el primer premio?

Sinceramente quedé bastante sorprendido con el galardón, estoy muy contento de que el jurado haya valorado positivamente las múltiples ventajas que suponen disponer de energía eléctrica, incluyendo en este caso la gestión de un recurso tan importante como es el agua.

Además, es un proyecto con un alto grado de replicabilidad en comunidades con problemáticas similares y que actualmente está siendo financiado por la Agencia Española para la Cooperación Internacional para el Desarrollo.

 

Por último, ¿qué opinas acerca del futuro de la I+D+i en España?

En un mundo caracterizado por la deslocalización, un país como España no puede competir ofreciendo sueldos bajos y poco cualificados, como antaño.  En ese sentido, la educación en general y la inversión en I+D+i resulta fundamental. Ello por dos razones. Primero, porque la cualificación permite mejor la productividad del trabajo y dotar de valor añadido a los procesos y los productos. Segundo, porque está demostrado que la inversión en I+D+i genera retornos muy superiores al gasto que representa, contribuyendo a generar riqueza y empleo de calidad.

RRSS
Archivado en:
Agua, Entrevistas, España
Tags
IIAMA, UPV


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA