El sector cárnico español prevé invertir más de 3.500 millones de euros en sostenibilidad

Nace MEAT2030 como respuesta técnica para la captación y gestión de los fondos Next Generation de la UE


623

La industria cárnica española tiene su propia agenda medioambiental para poner en práctica durante los próximos años, marcados por los retos sostenibles con los que afrontar la tercera década del siglo.

Estos pasan, entre otros, por reducir un 25% la utilización de plásticos de un solo uso; apostar por la mejora continua en materia de bienestar animal; incrementar el uso de energías renovables hasta que supongan el 70% del total; reducir las emisiones GEI (gases de efecto invernadero) y el consumo de agua así como incrementar el carbono retenido en el suelo.

Asimismo, existe un compromiso por parte de toda la cadena cárnica para la creación de empleo más verde y tecnológico; la de contribuir a la vertebración social y económica (despoblación, desarrollo rural, emprendimiento e igualdad de oportunidades hasta alcanzar el 50% de empleo femenino); o la de favorecer la economía circular a través de valoración de los subproductos de la industria o la aplicación de estrategias  de ecodiseño y mejora en el uso de recursos.

 

Sobre MEAT2030

Coincidiendo con los retos marcados por los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y la disposición de los fondos Next Generation para la reconstrucción europea en el contexto de la covid-19, las empresas de toda la cadena disponen desde hoy del apoyo técnico para marcar su hoja de ruta sostenible, medioambiental y responsable de cara al Horizonte 2030.

MEAT2030 es la solución creada por Estrategias Alimentarias y el Instituto Mediterráneo para el Desarrollo Sostenible (Imedes) para brindar la asistencia técnica y divulgativa de los esfuerzos de las mercantiles cárnicas por ser sostenibles, respetuosas con el medio ambiente y favorecedoras del bienestar animal.

El servicio ha aglutinado a un equipo técnico formado por educadores ambientales, ingenieros agrónomos e industriales, biólogos, geógrafos, arqueólogos, economistas o ambientólogos. Que trabaja de forma conjunta con periodistas, publicistas, green marketers, diseñadores, creativos y productores audiovisuales que ayudan a dinamizar el conocimiento especializado de los primeros en la consultoría, planes estratégicos de comunicación responsable, campañas especiales, lanzamientos y trabajos sostenibles que realizan para empresas e instituciones.

Así, desde la vertiente técnica se brinda la consultoría sostenible y ambiental, con servicios claramente definidos, como el cálculo y compensación de la huella de carbono de la empresa y de su producto para la neutralidad climática; el diagnóstico y el plan de acción de Responsabilidad Social Empresarial (RSE); la memoria de sostenibilidad de Responsabilidad Social Corporativa (RSC); gestión y tramitación de expedientes de gestión de residuos; planes de igualdad; sistemas de gestión ambiental (ISO 14001); redacción de planes de prevención o minimización de residuos, huella hídrica o dinámicas de educación ambiental para grupos de trabajo y stakeholders.

Como característica adicional, las empresas reciben el servicio adicional de la consultoría de comunicación responsable, sostenible y estratégica para rentabilizar con proyección y responsabilidad sociales sus apuestas sostenibles.

 

Sobre la industria cárnica en España

La industria cárnica española está compuesta por 3.500 empresas, según los últimos datos ofrecidos por el Instituto Nacional de Estadística. Su facturación roza los 28.000 millones de euros y supone el 26,5% del conjunto de la industria alimentaria nacional. Destaca por su fuerte capacidad de inversión ya que en 2018 invirtió cerca de 935 millones de euros en activos materiales (instalaciones, equipos, nuevas tecnologías…).

La producción cárnica total supera los 7,6 millones de toneladas, siendo mayoritaria la de porcino. Además, se producen en torno a 1,4 millones de toneladas de elaborados cárnicos.

Además, da empleo a cerca de 105.000 personas, la mayoría en pequeñas poblaciones donde se encuentran los mataderos, salas de despiece e industrias elaboradoras, permitiendo así el desarrollo rural y la fijación de población en estas zonas.

 

Auge de las exportaciones

El sector ha destacado en los últimos años por el auge de las exportaciones cárnicas. Estas han crecido en un 80% desde 2015, superando en la actualidad los 9.145 millones de euros para un total de 3,5 millones de toneladas de carne y derivados cárnicos, un 19,2% más que en 2019.

La profesionalización e internacionalización de la industria cárnica española ha llevado a que hoy en día sea el principal exportador europeo al mercado chino en cuanto a carne de cerdo, obteniendo de las ventas en el país asiático un total de 3.133 millones de euros en 2020.

 

Instalaciones cárnicas

En cuanto a instalaciones cárnicas, en nuestro país hay casi 500 mataderos dedicados al sacrificio de vacuno y porcino además de otros 183 especializados en aves y conejos. También hay más de 5.000 salas de despiece y establecimientos dedicados a la elaboración de derivados cárnicos. Destacan en este aspecto provincias como Barcelona, con 475; Salamanca, con 386; o Girona y Badajoz, con algo más de 200. Se distribuyen sobre todo en zonas rurales y también en el ámbito de las grandes ciudades.

Se dan particularidades como el caso de la localidad salmantina de Guijuelo que cuenta con cerca de 220 establecimientos cárnicos entre centros de sacrificio e industrias elaboradoras.

RRSS
Archivado en:
Sostenibilidad, Entidades, España
Tags
MEAT2030


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA