La OCDE selecciona un proyecto presentado por la Cátedra AQUAE como ejemplo de gobernanza del agua

Esta Cátedra, fruto de la colaboración entre Fundación Aquae y la UNED, impulsa la investigación, divulgación y formación sobre la economía del agua


486


La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) ha seleccionado el proyecto del Parque Urbano Inundable 'La Marjal' (Alicante), documentado y presentado por la Cátedra AQUAE de Economía del Agua, como ejemplo de buena gobernanza en las ciudades para solucionar los retos del agua y el cambio climático, en concreto, el problema de las inundaciones.  

Este proyecto ha sido seleccionado dentro de la convocatoria global ‘¿Cuál es tu experiencia de gobernanza del agua?’, que organiza la Iniciativa Gobernanza del Agua de la OCDE, una red internacional creada en 2013 y compuesta por más de 100 actores de los sectores público y privado que se reúne cada seis meses para intercambiar buenas prácticas.

«El 22 de marzo celebramos el Día Mundial del Agua bajo el lema ‘Naturaleza para el Agua’, un marco ideal para explicar este proyecto, que representa un excelente ejemplo de solución integral basada fundamentalmente en la Naturaleza para la gestión de inundaciones», destaca Amelia Pérez Zabaleta, directora de la Cátedra AQUAE de Economía del Agua. Fruto de la colaboración entre Fundación Aquae y la UNED, esta Cátedra impulsa actividades de investigación, divulgación, formación e innovación sobre la economía del agua.

'La Marjal' es un espacio verde multifuncional construido en 2015 para proteger a la ciudad de Alicante de las inundaciones ocasionadas por las lluvias torrenciales. Una infraestructura verde destinada a aumentar la resiliencia al cambio climático en la ciudad que, además, pone a disposición de sus habitantes una zona verde para su disfrute, inspirada en los marjales (humedales típicos de la región mediterránea que, además de amortiguar los efectos de las inundaciones, también sirven de refugio para especies de vegetación y avifauna de la región).

Objetivo: frenar las inundaciones

«Las inundaciones han sido uno de los grandes problemas que han venido acuciando históricamente a la ciudad de Alicante y, en este caso concreto, a las urbanizaciones próximas a la Playa de San Juan. Además, a este hecho hay que sumarle la previsión de aumento en la frecuencia e intensidad de las lluvias extremas (y las sequías) en la región mediterránea, como consecuencia del cambio climático», explica Pérez Zabaleta.

Para hacer frente a estos episodios de crecidas, el parque ‘La Marjal’ cuenta con 3,6 hectáreas de superficie inundable, con capacidad para recoger hasta 45.000 m3, y dos colectores (ubicados en las avenidas con tendencia a inundarse) que recogen el agua de las crecidas y la canalizan hasta los dos estanques del parque. Además, el agua almacenada puede canalizarse para su depuración y posterior reutilización, principalmente para riego de zonas verdes o llenado de lagos.

El parque, resultado de la colaboración público-privada entre el Ayuntamiento de Alicante y la empresa Aguas de Alicante, suministradora de agua en la ciudad, ya ha frenado varias inundaciones. La de mayor magnitud se produjo en marzo de 2017 con 140 litros por m2, concentrados prácticamente en dos horas, lo que supuso el tercer evento de lluvias más copiosas desde 1934 (tras las lluvias de 1982 y1997). El sistema de frenado de avenidas del parque recogió 15.000 m3 (un tercio de su capacidad). «Esta actuación evitó el anegamiento de la zona turística de la Playa de San Juan», subraya Amelia Pérez Zabaleta.

Desde el punto de vista medioambiental, destaca el desarrollo de la flora y avifauna típicas de los marjales en la región mediterránea, entre las que se encuentra, incluso, alguna especia protegida como el Martín Pescador.

En la actualidad, Aguas de Alicante ofrece visitas guiadas gratuitas a grupos, colectivos y asociaciones para enseñar de cerca el funcionamiento del parque y mostrar cómo pueden afrontarse los problemas de inundaciones en la ciudad, a partir de soluciones integradoras, sostenibles y multifuncionales.

Actualmente, la OCDE trabaja en la elaboración de una base de datos de la gestión del agua, recopilando casos reales de éxito y también proyectos fallidos que aportan lecciones aprendidas que puedan inspirar a los gobiernos y a las partes interesadas para pasar de la visión a la acción. Esta base de datos con todas las experiencias participantes (incluida la de ‘La Marjal’) se presentará, en forma de mapa interactivo, dentro de un portal online durante el 8º Foro Mundial del Agua, que se celebra en Brasilia desde ayer y hasta el día 23.

Tras revisar las 69 propuestas recibidas para la convocatoria ‘¿Cuál es tu experiencia de gobernanza del agua?’, la OCDE seleccionó la del Parque Urbano La Marjal, junto a otras cuatro experiencias, para participar en octubre en un webinar centrado en el papel de las ciudades en la gobernanza del agua, organizado por el Flanders Knowledge Centre (Bélgica). A raíz de este seminario, se elaboró un informe con las principales conclusiones que también se presentó en noviembre durante la 10ª Reunión de la Iniciativa de Gobernanza del Agua de la OCDE, celebrada en Viena (Austria).

En 2013, Fundación Aquae y la UNED crearon la Cátedra AQUAE de Economía del Agua con el objetivo de realizar actividades de investigación, transferencia, divulgación, docencia e innovación sobre la Economía del Agua. Sus esfuerzos se centran en avanzar en la investigación sobre la gestión sostenible del agua, a través de la publicación de artículos, la participación en proyectos de investigación nacionales y europeos y la visualización de investigaciones en congresos. 



RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.