Nestlé logra reducir en un 64% el uso de agua en sus fábricas

Este descenso responde al compromiso de la Compañía con el planeta en temas de sostenibilidad y medioambiente


1350


Fiel a su propósito de mejorar la calidad de vida y contribuir a un futuro más saludable, a partir de preservar los recursos para generaciones futuras, Nestlé ha conseguido reducir en un 64% el uso de agua en sus diez fábricas españolas en el período comprendido entre 2010 y 2017. De esta manera, y como respuesta a su compromiso con el planeta en temas de sostenibilidad y medioambiente, la Compañía ha conseguido su objetivo marcado para 2020 en materia de ahorro de agua.

Así, mientras que al inicio de la década actual el uso de agua en las fábricas de Nestlé era de 11,02 m3 por tonelada de producto, el año pasado se registró un uso de 3,96 m3 por tonelada de producto, lo que ha supuesto un ahorro de más de 5 millones de m3 de agua, equivalente al consumo diario de agua de los españoles.

“En Nestlé estamos comprometidos con el planeta y el medioambiente. Así, la Compañía, siguiendo una política de responsabilidad social corporativa que responde a su propósito de mejorar la calidad de vida y contribuir a un futuro más saludable, ha trabajado año tras año para reducir el impacto medioambiental. En la actualidad, podemos mostrarnos orgullosos de haber conseguido ya nuestro objetivo marcado para 2020 en política de agua”, ha destacado Laurent Dereux, director general de Nestlé España.

Reducción en fábricas

Las plantas de Nestlé en La Penilla de Cayón (Cantabria) y en Pontecesures (Pontevedra) son las que han registrado un destacado descenso en el uso de agua por tonelada de producto fabricado en este período, con una reducción de un 83% y un 80%, respectivamente. Así, mientras que en 2010 el uso de agua en la fábrica cántabra era de casi 70 m3 por tonelada de producto, en 2017 esta cantidad se redujo a poco más de 11 m3 por tonelada elaborada. Por su parte, el centro de producción gallego ha pasado de los 16 m3 por tonelada de producto del principio de la década a los poco más de 3 m3 por tonelada registrados el pasado año.

La implementación de circuitos cerrados con torres de refrigeración, que sustituyen a los circuitos de refrigeración de un solo paso en algunos de los centros productivos, ha propiciado estos descensos. Así, gracias a este sistema de refrigeración, el agua permanece en un circuito cerrado que, mediante aerorefrigeradores, permite su reutilización constante sin necesidad de utilizar el agua del río y contribuyendo a mantener el caudal ecológico del mismo.

A estas medidas, también hay que sumar el desarrollo de acciones preventivas de mantenimiento de las instalaciones, así como la realización de programas de sensibilización y formación que se han llevado a cabo entre los empleados.

Precisamente, la fábrica de Nestlé en Pontecesures, que se dedica a la producción de leche condensada, instaló a finales de 2016 este sistema de circuito cerrado con torre de refrigeración. Como consecuencia, esta planta redujo durante el pasado año un 62,4% el uso de agua por tonelada de producto fabricada. En concreto la utilización de este sistema más eficiente ha comportado un ahorro de cerca de 200.000 m3 de agua en 2017, equivalente al consumo diario de agua de los barceloneses.

Por su parte, la fábrica de Nestlé en La Penilla, que produce chocolates y productos de confitería, cacao soluble, harinas y cereales infantiles, leche en polvo y masas y obleas refrigeradas, cuenta con este sistema instalado desde el año 2011. En este período ha pasado de los más de 5,3 millones de m3 de agua al poco más de 1 millón de m3 utilizados el pasado año en su actividad industrial.

Por último, la fábrica de Nestlé en Sebares (Asturias), dedicada a la elaboración de leches líquidas y tarritos infantiles, también cuenta con este sistema que instaló en 2014. Desde entonces, ha conseguido reducir el uso de agua en más de 200.000 m3.

Compromisos de Nestlé con el agua

Los compromisos de Nestlé en la gestión sostenible de los recursos hídricos están recogidos en su Informe sobre Gestión del Agua. En ellos, la Compañía se compromete a reducir la cantidad de agua utilizada por cada kilo de alimentos y bebidas producidos, garantizar que las actividades de Nestlé respetan los recursos hídricos locales, velar porque el agua que se devuelve al medio natural está en óptimas condiciones, trabajar con los proveedores de materias primas agrícolas para promover la conservación de este recurso entre los agricultores y colaborar con otros actores de la sociedad para asegurar la conservación y el acceso al agua.

Tags: Nestlé.


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.